#DebatePonce entre críticas y protesta

Por Sarah Vázquez Pérez y Karixia Ortiz Serrano

Los seis candidatos a la gobernación se trasladaron ayer a la zona sur para debatir por espacio de dos horas sobre la crisis fiscal, el desarrollo económico, educación, ambiente, transparencia gubernamental y estatus político en el #DebatePonce.

Durante el encuentro, que fue moderado por las periodistas Carmen Jovet, de NotiUno, Mardelis Jusino, de Sistema TV, y Aiola Virella, de Metro, los candidatos no perdieron la oportunidad para lanzar ataques contra sus opositores y presentarse como la mejor opción de cara a las elecciones. De hecho, en ocasiones, las periodistas solicitaron a los políticos que contestaran las preguntas cuando se iban por la tangente.

La candidata independiente Alexandra Lúgaro indicó que  “me niego a pensar que mi país quiere estar representado por los menos competentes”, en clara referencia a los candidatos de los partidos principales. Lúgaro, quien administró una empresa dedicada a tutorías, estableció que la educación debe ser uno de los pilares y que el periodo de educación extendido debe ser regido por la propia agencia.

Además, propone que se extienda el tiempo de gobernación a seis años, mientras que la Legislatura pase por unas elecciones cada dos años. La licenciada aseguró que ser una candidata independiente la favorece para trabajar con la Legislatura.

Mientras, el candidato por el Partido Popular Democrático (PPD), David Bernier, sentenció que el fanatismo político era peligroso para Puerto Rico y dijo que era necesario que se hablara “más de propuestas y menos de política”.

En un momento dado se le cuestionó cómo garantizaría la transparencia en el gobierno cuando en su papeleta figura Jaime Perelló, quien fue salpicado por problemas administrativos en la Cámara de Representantes. Este indicó que, en ese caso, tomó la decisión que tenía a su alcance y recalcó que el representante no cuenta con su voto para la reelección.

Por otra parte, reiteró que con un buen plan fiscal no se hace necesario reducir la nómina gubernamental.

El candidato por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Ricardo Rosselló, aseguró que, de resultar electo, trabajará en un proyecto de admisión para que Puerto Rico sea estado, pero no permitiría que los boricuas en la diáspora participen en el proceso.

“Yo no quiero recibir menos para nuestra gente. Yo no quiero participar de una manera inferior. Yo no quiero que esto se quede en la ambivalencia que nos ha traído a este problema”, dijo Rosselló, al tiempo que expuso que “los que viven aquí son los que tienen que participar en ese proceso. Los que viven afuera no, a menos que se muden, porque los que viven allá ya están viviendo la estadidad. Los que viven allá ya tomaron una decisión comprando un pasaje en Jet Blue o en otra línea área  para gozar de los derechos”.

Rosselló expuso, además, que las personas que ocuparían los 10 mil puestos de confianza en su administración pasarían por el escrutinio público, ya que el proceso será abierto. Además, garantizó que, aunque reducirá el gasto gubernamental, no despediría a empleados públicos. Rosselló mencionó a su hija Claudia en varias ocasiones para decir que es su motivación para trabajar por Puerto Rico.

Por su parte, María de Lourdes Santiago, candidata del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), recalcó su oposición a la Junta de Control Fiscal y, a su juicio, la necesidad de que el país sea independiente para superar la crisis fiscal. “Yo nunca defendería la estadidad. Para eso están Bernier y Rosselló”, sentenció.

Cuando se le preguntó si apoyaría una aplicación de exención de las leyes de cabotaje para Ponce, esta expuso que “Ponce es Ponce, pero el ‘parking’ también necesita. Si es bueno para Ponce, es bueno para Puerto Rico. Les gusta conformarse con migajas. Nos molestan las leyes de cabotaje porque es la realidad impuesta por la colonia”.

El candidato independiente a la gobernación Manuel Cidre expuso que el único patrono en el país en el que no hay consecuencias por faltas administrativas es el gobierno y que las arcas gubernamentales son demasiado grandes.

“En Puerto Rico no hay razón para que existan más de 70 agencias. Vamos a hablar de transformación de agencias. Vamos a buscar la forma de consolidar”, dijo el empresario, quien propuso la creación de unas ocho regiones. Cidre dijo que había que recortar “grasa”, pero no precisó en qué áreas.

Rafael Bernabe, candidato por el Partido del Pueblo Trabajador (PPT), recalcó que los educadores del país necesitan justicia salarial y que para los jefes de agencias había que establecer un tope de sueldo.

El debate se celebró en el Complejo Ferial de Puerto Rico, en donde se dieron cita poco más de 200 personas para escuchar las propuestas de los candidatos. En más de una ocasión los presentes aplaudieron a algunos candidatos y abuchearon las propuestas que no les resultaban simpáticas. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo