¡Suscríbete gratis a Tacómetro!

El vehículo contará con un motor V12 de 6.6 litros

Por Tacómetro

La marca Rolls-Royce ha lanzado el nuevo Black Badge un vehículo, con una gran mezcla de estilo y refinamiento.

El Black Badge dará nuevos niveles de intensidad al color negro. Las múltiples capas de pintura y laca que se emplean para crear el negro Black Badge se pulen a mano repetidamente: el proceso de aplicación y pulido más arduo que nunca se haya usado en una pintura de color liso. El negro obtenido así es el más profundo, más oscuro y más intenso que se haya visto en el acabado de un coche de serie.

Junto con la rejilla Partenón, el famoso logotipo de la R doble y el Espíritu del Éxtasis son la personificación de la marca Rolls-Royce. Sin embargo, estos valiosos símbolos han cambiado su identidad en las circunstancias adecuadas con anterioridad

“Rolls-Royce Motor Cars va a crear una serie Bespoke permanente de vehículos para un grupo de jóvenes hechos a sí mismos y decididos, que desean hacer una declaración atrevida y arriesgada sobre sus vidas”, afirmó Torsten Müller-Ötvös, presidente y director ejecutivo de Rolls-Royce Motor Cars. “En una colaboración sin precedentes con estos nuevos clientes, Rolls-Royce ha creado Black Badge, lo máximo en estilo de lujo puro y en ingeniería con esencia. Desde el punto de vista técnico y estético, Black Badge es el alter ego de los Rolls-Royce Wraith y Ghost: más misterioso, enérgico, confiado y poderoso, y más exigente. Con Black Badge hemos creado la presencia más poderosa en el panorama del superlujo. Es un momento realmente transformador para nuestra gran marca”, añadió.

Giles Taylor, director de diseño de Rolls-Royce Motor Cars, explicó que “al crear Black Badge, somos conscientes de satisfacer los diferentes deseos de estos nuevos clientes. No solo pidieron una imagen distinta para ellos mismos, también que viniera avalada por la genuina esencia de la ingeniería de Rolls-Royce. El resultado es que el espíritu Black Badge se plasma en una serie de elementos de cuidado diseño que transmiten una sofisticación opulenta y enigmática. Las mezclas de materiales y tonalidades se adecuan al gusto de clientes vertiginosos que adoptan posturas disonantes ante los desafíos más sutiles de la vida”.

La potencia de Black Badge se traslada al suelo a través de unas nuevas llantas compuestas de aleación ligera y fibra de carbono, exclusivas para cada Ghost Black Badge y cada Wraith Black Badge que se encargue. Desarrolladas por Rolls-Royce durante cuatro años, están hechas con 22 capas de fibra de carbono dispuestas en tres ejes y replegadas sobre sí mismas en los bordes externos de la llanta para que sean 44 las capas que aporten robustez. La resistencia se acrecienta con el cubo de aluminio de calidad aeronáutica y forjado en 3D que se une a la llanta por medio de piezas del titanio que se usa en proyectos aeroespaciales.

En el Ghost Black Badge importa el confort de los pasajeros en los asientos traseros, que disfruten de la sensación de ir en una alfombra mágica que ha hecho famosos a los Rolls-Royce. Los ingenieros de RollsRoyce aprovecharon la flexibilidad del motor V12 de 6.6 litros para que el Ghost Black Badge resultara un poco más intimidante.

Loading...
Revisa el siguiente artículo