Soledad: Una Epidemia Urgente de Atender

Lee la columna de opinión de la psicóloga Marta Michelle Colón

Por Marta Michelle Colón

Cuando el año 2021 comenzó, muchos sintieron que los efectos de la pandemia, el distanciamiento físico y el racionamiento social se disiparían. Sin embargo, nuevamente hemos llegado a la época de festividades, el recibimiento del año nuevo y muchos continúan sintiendo la misma soledad que antes – y en muchos casos simplemente las circunstancias actuales han exacerbado sus sentimientos de soledad.

Para algunos, las festividades significan pasar tiempo con familiares y amigos, para otros, especialmente aquellos que se sienten emocionalmente distantes o aislados, es una época del año desafiante que les deja particularmente vulnerables ante los sentimientos de soledad. De hecho, una encuesta en el 2020 encontró que el 70% de las personas en los Estados Unidos informaron sentir varios grados de soledad de cara a la temporada festiva, y más del 10% informó soledad extrema. En Puerto Rico no es diferente, particularmente cuando un porciento significativo de la población son los adultos mayores.

Aunque la soledad puede percibirse como algo común, recordemos que el cómo y por qué las personas la experimentan varía ampliamente. Algunas personas pueden vivir una vida feliz y saludable con una interacción social mínima, mientras que otras pueden tener contacto con familiares y amigos y aún así sentirse solas. Muchos factores, como el aislamiento ocasionado por la pandemia, la pérdida de un ser querido, la localización del hogar, la situación económica e incluso la composición familiar pueden aumentar los sentimientos de soledad.

Los sentimientos de soledad afectan negativamente el bienestar físico y mental, además, crea un riesgo incalculable ya que puede acelerar el desarrollo de hábitos poco saludables. La soledad es tan peligrosa que diversos estudios validan que puede ser tan perjudicial para la salud física como fumar 15 cigarrillos al día. Es vital entender nuestra dinámica y la de familiares, amigos, vecinos y hasta compañeros de trabajo, para que se puedan tomar pequeños pasos con el fin de proteger el bienestar emocional. Algunos consejos útiles para sobrellevar la soledad de una manera saludable incluyen:

  • Recordar que hay formas de relacionarse y comunicarse con otros – conocidos y desconocidos. Hablar con otras personas, compartir sentimientos (ya sea a través de Internet o en persona) puede ayudar a examinar de dónde provienen las emociones y sentir menos soledad. Sin embargo, si la incomodidad y el agobio es demasiado, haciendo imposible lidiar con la soledad, es crucial hablar con un profesional de la salud.
  • Comunicarse con las personas que nos rodean puede ayudar. Intercambiar palabras amistosas con vecinos o compañeros de trabajo, llamar por teléfono o video a conocidos, hasta asistir a un evento festivo con el distanciamiento requerido crea un cambio. Conectarse con otros nos fortalece y puede ayudar a reducir los sentimientos de soledad. Participar en actividades divertidas sencillas distrae los pensamientos negativos y permite concentrarse en construir una red de apoyo.
  • Practicar el autocuidado e implementar hábitos saludables como hacer ejercicio, dormir y comer nutritivamente hacen la diferencia. Además, hacer actividades de disfrute como leer, jugar cartas, aprender algo nuevo o dedicar tiempo a un pasatiempo favorito son hábitos que nos mantienen entretenidos y mejoran nuestro estado de ánimo.
  • Redefinir expectativas ya que muchas personas tienen anhelos inalcanzables para esta época del año inducidas por la sociedad. La cultura popular retrata la temporada como sinónimo de mucho disfrute y pasar tiempo con familiares, amigos y parejas románticas. Olvidemos lo que la sociedad nos dicta, pues la realidad de cada persona es distinta y no hay nada de malo con eso. Queremos evitar a toda costa compararnos con otros.
  • Retribuir a la comunidad y ofrecerse como voluntario para apoyar una causa es una excelente manera de sentir menos soledad. Apoyar a otros que son menos afortunados siempre brinda satisfacción infinita y emociones positivas.

 

No hay duda de que esta época puede ser desafiante para muchos al exacerbar los sentimientos de soledad. Ya sea por la pérdida de un ser querido, por el aislamiento por la pandemia o simplemente por falta de cercanía con familiares y amigos, hay prácticas que se pueden emplear para lidiar con los sentimientos de soledad y cuidar del bienestar emocional. Sin embargo, más allá de nuestra soledad, pensemos en todos aquellos que están en riesgo o la están experimentando y no tienen la oportunidad de recibir una llamada, disfrutar de la compañía de otros o la posibilidad de llevar a cabo acciones para sentirse mejor. ¿Podemos llamarle, escribirle, visitarle? Son acciones sencillas que hacen la diferencia para quién la lleva a cabo y quién la recibe.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo