Influencer que vendía sus flatulencias en frascos, puso fin a su particular negocio tras enfermarse

En el hospital, tras realizarle diferentes exámenes, le informaron que la razón de su dolor era causado por la cantidad de gases que tenía en el estómago.

Por Publimetro

Stephanie Matto es una influencer estadounidense que saltó a la fama mundial hace unas semanas tras iniciar un particular negocio: vendía sus flatulencias en frascos.

Según informa NY Post consignando a JAM Press, la mujer de 31 años decidió poner fin a este hecho tras sufrir un gran susto durante los últimos días.

Esto luego que fuera trasladada de urgencia a un centro asistencial tras sufrir un fuerte dolor en el pecho. “Pensé que me estaba dando un infarto y que eran mis últimos momentos”, expresó la joven.

En ese sentido, relató que “me di cuenta de que algo no estaba bien esa noche cuando estaba acostada en la cama y pude sentir una presión en mi estómago, que se movía hacia arriba. Era bastante difícil respirar y cada vez que intentaba inhalar, sentía una sensación de pellizco alrededor de mi corazón”.

Ante esto, llamó por teléfono a un amigo para que la acompañara y fueron hacia un hospital. Y allí, tras realizarle diferentes exámenes, le informaron la razón de su dolor: era causado por la cantidad de gases que tenía en el estómago.

Esto se debía a la dieta que mantenía Matto, la cual el día que sufrió las molestias, había consumido tres batidos proteicos y un plato enorme de sopa de frijoles. Todo esto para que le ayudara a tener flatulencias.

“Me aconsejaron que cambiara mi dieta y que tomara un medicamento supresor de gases, lo que efectivamente terminó con mi negocio”, relató.

De esta manera, tras recaudar según ella cerca de 200 mil dólares por su particular negocio, decidió ponerle fin a su iniciativa para cuidar su salud.

“Creo que mi familia está aliviada (por mi retiro) y, sinceramente, mi colon también”, admitió.

Cabe mencionar que la mujer, quien se hizo conocida tras su participación en el reality 90 Day Fiancé, dio a conocer su negocio hace unas semanas, apareciendo en medios de diversos rincones del mundo.

Sobre su negocio, señaló que tomó la decisión de comenzar a venderlos luego de recibir solicitudes de personas que le pedían que los comercializara.

“Quiso la suerte que una vez que puse los frascos a la venta, comenzaron a venderse como pan caliente”, argumentó.

“Sinceramente, no podía creer la demanda. Creo que mucha gente tiene este fetiche en secreto. Comencé esta aventura comiendo principalmente magdalenas proteicas, batidos y también huevos duros”, expresó.

Finalmente, ante el éxito de su negocio, Matto señaló que ha recibido mensajes tanto de felicitaciones, como de críticas.

“Tengo a mucha gente elogiándome, llamándome jefa, diciéndome que las inspiro a que no se avergüencen de quiénes son y de lo que hacen”, afirmó. Por el otro lado, indicó que también “he recibido un montón de negatividad. Incluso he recibido amenazas de muerte”.

Loading...
Revisa el siguiente artículo