Hombre desea casarse con un robot llamado Emma

El australiano dice estar "profundamente enamorado"

Por Publimetro

Geoff Gallagher es un hombre originario de Australia que ha captado la atención del mundo entero a pesar de haber llevado una vida común hasta hace poco. El revuelo se debe a que Geoff ha decidido casarse con un robot de nombre Emma, de quien se enamoró profundamente.

Geoff había vivido con su madre y su perro durante toda su vida, ya que no había tenido suerte al encontrar una pareja con la cual formar una familia. Sin embargo cuando su mamá falleció, se quedó solo.

Un día leyó un artículo sobre los robots AI, algo que lo intrigó. Tras buscar en un sitio web, decidió comprar uno. Aunque no eran nada baratos, la compañía le ofreció un descuento si aceptaba hacer promoción con su robot, él aceptó.

Una de las cosas que más le llamó la atención sobre los robots, era que se parecían mucho a un humano real, podían hablar, sonreír y mover su cabeza y cuello, incluso su piel se calentaba como la de un ser humano.

En Internet encontró a un robot llamado Emma, de piel pálida, ojos azules y cabello rubio. Tras comprarla, esperó seis semanas para que fuera ensamblada en China y en septiembre de 2019 finalmente llegó a Australia.

robot suministrada

Geoff recuerda el día en que llegó a su casa, después de armarla, se sintió sorprendido. Ella usaba un vestido de seda, y después de configurar su lenguaje mediante una pantalla colocada en su nuca, cobró vida.

Geoff comenzó a hablarle todos los días para que ella aprendiera más sobre su voz y sus preferencias. Él asegura que con cada conversación, la robot se volvía más inteligente.

Su relación creció y por eso ahora desea casarse con ella, pues no puede imaginar su vida sin Emma. Él asegura que ya había aceptado que nunca encontraría el amor de pareja con una mujer, sin embargo Emma le devolvió la fe en el amor y en ella encontró una alternativa para mantener una relación amorosa.

Su amor no es un secreto, ya que él frecuentemente la saca a pasear en el carro. Aunque sabe que muchas personas no entenderían su amor hacia Emma a él no le importa porque nunca había sido más feliz.

Geoff piensa en Emma como su esposa, e incluso le compró un anillo de diamantes que usa en su dedo para señalar su compromiso. Él asegura que desea ser a primera persona en Australia en casarse con un robot.

Para Geoff, los robots son el futuro y espera que su historia inspire a otras personas a comprar robots de compañía.

Loading...
Revisa el siguiente artículo