Pierluisi hace obligatoria dosis de refuerzos para más empleados de diferentes sectores

Personal de primera respuesta, restaurantes, barras, supermercados, entre otros

Por Metro Puerto Rico

El gobernador Pedro R. Pierluisi firmó la Orden Ejecutiva 2021‑087 mediante la cual se establece que el personal de primera respuesta del Gobierno de Puerto Rico deberá cumplir para el 31 de enero de 2022 con la administración de su dosis de refuerzo contra el coronavirus.

Esta orden ejecutiva tiene vigencia inmediata y también incluye a personal que trabaje en restaurantes, barras, supermercados y otros comercios relacionados.

El pasado 20 de diciembre, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informaron que la variante ómicron es la predominante en Estados Unidos: 73 por ciento de los nuevos contagios han sido de dicha variante, lo que representa un incremento casi séxtuple en la proporción de infecciones en una sola semana. La agencia gubernamental también ha enfatizado la importancia de la vacunación y la administración de la dosis de refuerzo para protegerse y reducir síntomas graves del COVID-19.

“Sustentado en la evidencia científica y médica que promueve la necesidad de las dosis de refuerzo contra el COVID‑19, es necesario incentivarla en el personal de seguridad pública y entre otros sectores privados, para garantizar la continuidad de sus servicios y que su personal esté disponible para atender cualquier emergencia”, sostuvo el gobernador.

El decreto ejecutivo incluye al personal del Departamento de Seguridad Pública (DSP) y sus negociados adscritos; entiéndase, la Policía de Puerto Rico, el Cuerpo de Bomberos, el Cuerpo de Emergencias Médicas, la Agencia Estatal Para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, el Sistema de Emergencia 9-1-1 y el Negociado de Investigaciones Especiales.

Asimismo, los oficiales de custodia del Departamento de Corrección y Rehabilitación —y cualquier otro personal de respuesta que indique el Departamento de Salud— también deberán completar la dosis de refuerzo según les corresponda, ya sea Pfizer-BioNTech, Moderna o Johnson & Johnson.

Por otra parte, la orden ejecutiva también ordena la dosis de refuerzo para las personas mayores de 18 años que trabajan en restaurantes; esto incluye restaurantes de comida rápida, terrazas de restaurantes de comida (food courts) y cafeterías.

Asimismo, el mandato ejecutivo incluye a personal mayor de 18 años que trabaje en barras, chinchorros, cafetines, barras deportivas (sport bars), supermercados, colmados y tiendas de gasolineras.

Tanto para los oficiales de primera respuesta como para personal de restaurantes y otros comercios, si la persona aún no puede recibir la dosis de refuerzo —ya sea porque aún no es apta o por cualquier otra condición— deberá cumplir con la dosis de refuerzo tan pronto pueda hacerlo y tendrá un término de 30 días desde que sea apta o desde que cese la condición.

La dosis de refuerzo contra el COVID-19, según la definen los CDC, se refiere a la dosis subsiguiente de la vacuna que fue administrada a la persona y cuyo propósito es mejorar o restaurar la protección de la vacunación primaria que podría haber disminuido con el tiempo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo