Reparación de unidad en Costa Sur permitirá a la AEE continuar programa de mantenimiento en demás centrales

Se espera que la unidad 6 de Costa Sur entre en servicio el 30 de diciembre, más de cuatro meses luego de averiarse

Por Manuel Guillama Capella

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) recibió hoy, a un costo de $2.8 millones, el rotor reparado que se necesita para operar la unidad 6 de la central Costa Sur, maquinaria que ha estado fuera de servicio desde agosto, privando a la corporación pública de una capacidad de generación de 410 megavatios (MW).

Se espera que la unidad 6 entre en funciones el 30 de diciembre, permitiendo a la AEE seguir adelante con su plan de mantenimiento programado, lo que implicará que unidades de las centrales Palo Seco, AES y San Juan salgan de servicio escalonadamente entre este mes y mayo de 2022.

Al sumarse los costos del proceso de instalación, la reparación de la unidad 6 de Costa Sur tendrá un gasto total de alrededor de $5 millones, precisó el director ejecutivo de la AEE, Josué Colón. Ese gasto, sin embargo, representa cerca de la mitad de los $10 millones que habría significado comprar un rotor nuevo, sostuvo el ingeniero.

En agosto, cuando la unidad 6 salió de servicio, trascendió que el daño había sido provocado por problemas en las líneas de transmisión que salen de Costa Sur, un área que es operada por Luma Energy.

Colón, sin embargo, sostuvo que las turbinas en las unidades cuentan con sistemas de autoprotección que, en esa instancia, fallaron en activarse, derivando en la avería del rotor, un aparato de 30 toneladas (66,000 libras).

“La falla fue una mecánica y entendemos que la misma se origina al fallar unos sistemas de protección que impiden que condensado retorne a la turbina. Sé que hay una controversia de que ese día hubo una falla en una línea de 115,000 (voltios) de transmisión, pero la realidad es que estos equipos están preparados para interactuar con fallas en las líneas, por eso es que tienen equipos de protección tanto en la parte de conexión eléctrica como en la parte mecánica. Cuando alguno de esos equipos de protección falla pueden ocurrir situaciones como esta, pero no es atribuible a una falla de una línea, porque son situaciones diferentes, por lo menos en este caso. La protección eléctrica funcionó y aisló la unidad desde el punto de vista eléctrico”, expresó Colón.

El gobernador Pedro Pierluisi, quien estuvo presente en el muelle donde se recibió el rotor reparado, enfatizó que, una vez la unidad 6 de Costa Sur regrese a servicio, la AEE dejará de necesitar las llamadas unidades pico, que requieren combustibles más caros para operar, así como otras unidades de las centrales San Juan y Palo Seco que, por ser más contaminantes, enfrentan limitaciones federales para su uso.

Pierluisi añadió que el 12 de diciembre se completan tareas de mantenimiento en la cogeneradora EcoEléctrica, que añadirán 530 MW al sistema, pero saldrá la unidad 4 de Palo Seco, que provee hasta 216 MW.

Esa unidad estará disponible a finales de enero del año entrante, cuando tocará el mantenimiento de la unidad 1 de AES (227 MW) y la unidad 5 de San Juan (220 MW). El mantenimiento de la planta de AES debe estar completado para el 21 de febrero mientras que los trabajos en la unidad 5 de San Juan se extenderán hasta mayo, con una inversión de $40 millones.

Colón precisó que el gasto de $2.8 millones para reparar la unidad 6 de Costa Sur, así como el costo adicional por instalación, proviene del presupuesto de $106 millones para mantenimiento con el que cuenta la AEE.

Diálogos con Puma Energy

De otra parte, Colón dijo que la AEE ha sostenido conversaciones con Puma Energy en torno a una posible transacción que dé por terminada la controversia judicial sobre el uso de infraestructura del Cataño Oil Dock que la corporación pública requiere para transmitir combustible a unidades de las centrales San Juan y Palo Seco.

El lunes, el juez Anthony Cuevas celebró una vista ocular en el área que es utilizada por varias compañías, incluyendo a Puma Energy, para descargar combustible que, entonces, se envía por un sistema de ductos a diversas instalaciones. Asimismo, Cuevas extendió hasta el 16 de diciembre el entredicho provisional ordenando a Puma Energy cerrar una válvula para que la AEE pueda recibir el diésel en ambas centrales.

“Hemos tenido conversaciones en el mejor interés de la Autoridad y del pueblo de Puerto Rico. En la medida que esas conversaciones vayan en esa dirección, nosotros estamos 100% disponibles para continuar las mismas. En la medida que se desvíen del mejor interés del pueblo de Puerto Rico y de la AEE, obviamente no habría nada que discutir”, dijo Colón.

El director ejecutivo de la AEE declinó responder a la pregunta de si Puma Energy estaba exigiendo una compensación demasiado elevada para acceder voluntariamente a cerrar la válvula y permitir el paso del combustible. Paralelamente, la Administración de Terrenos ha reclamado que la infraestructura de tuberías se encuentra bajo su jurisdicción y que Puma Energy y el resto de las empresas de combustible operan como socios arrendatarios.

“Desde el punto de vista nuestro, no tenemos disputa de quién es el dueño de la tubería, para nosotros es indiferente. Nosotros entendemos que la manera en que estamos usando esas facilidades es correcta, a través de los mismos acuerdos comerciales que existen entre los socios que están en el Cataño Oil Dock, que a su vez está bajo la jurisdicción de la Administración de Terrenos. Algún tribunal determinará más adelante quién es el dueño de qué ahí y cómo se debe manejar esa infraestructura. Peor mientras nosotros necesitemos acceder a esa infraestructura, el honorable tribunal y el juez Anthony Cuevas entendieron que lo que habíamos presentado era correcto y se ha reafirmado en dos ocasiones en que debemos tener acceso a la infraestructura”, recalcó Colón.

Loading...
Revisa el siguiente artículo