Rusia reporta sus primeros casos de la variante ómicron

El país europeo restringió la entrada a todos los extranjeros llegados de países en el sur de África

Por AP

Moscú – Rusia ha confirmado los dos primeros casos de la variante ómicron del coronavirus en el país en viajeros regresados de Sudáfrica, según dijeron las autoridades el lunes.

El Rospotrebnadzor, que monitorea la salud pública en Rusia, dijo que 10 personas regresadas de Sudáfrica habían dado positivo en COVID-19, pero por el momento sólo se había confirmado la presencia de la nueva variante en dos casos. Aún quedaban otras muestras por analizar.

Todas las personas llegadas de Sudáfrica en los últimos días han hecho cuarentena en centros de observación, según reportes en medios. Todos los viajeros que dieron positivo en el virus fueron hospitalizados, según Rospotrebnadzor. En un primer momento no estaba claro si estaban ingresados como precaución o porque estaban enfermos de gravedad.

Rusia restringió la entrada a todos los extranjeros llegados de países en el sur de África y requirió que todos los ciudadanos rusos que volvieran de Sudáfrica o los países vecinos a partir del jueves hicieran 14 días de cuarentena debido a la variante ómicron, detectada por primera vez por científicos en Sudáfrica.

Aún quedan muchas incógnitas sobre la nueva variante, como si es más contagiosa, como sospechan algunos responsables de salud, si provoca más enfermedad grave y si puede eludir el efecto de las vacunas contra el COVID-19.

El desarrollador de la vacuna rusa Sputnik V dijo la semana pasada que comenzaría a trabajar para adaptar su vacuna para combatir la variante ómicron.

El Centro Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa que financiaron la Sputnik V y su versión monodosis, Sputnik Light, indicaron en un comunicado conjunto que la vacuna actual debería ser efectiva contra la nueva variante, pero no presentaron estudios para respaldar la afirmación.

En los últimos meses, Rusia ha enfrentado su ola más grande y mortal de casos de coronavirus. Las cifras oficiales de contagios y muertes han batido récords con frecuencia y no remitieron hasta las últimas semanas.

Según la agencia rusa de estadística, 74.893 personas con COVID-19 murieron en octubre, la cifra mensual más alta de la pandemia.

Aunque Rusia fue el primer país del mundo en registrar su vacuna contra la enfermedad, las tasas de vacunación siguen siendo bajas. La semana pasada, más regiones rusas impusieron la vacunación obligatoria para personas a partir de 60 años, en un esfuerzo por impulsar la vacunación y frenar los contagios y las muertes.

Rusia reportó el lunes 32.136 casos y 1.184 muertes. El equipo estatal de lucha contra el coronavirus ha reportado un total de más de 9,8 millones de contagios confirmados y 282.462 muertes en la pandemia. Pero un reporte publicado el viernes por la agencia rusa de estadísticas Rosstat, que utiliza unos criterios más amplios, dio una cifra total de muertes asociadas al virus entre abril de 2020 y octubre de 2021 de más de 537.000 personas, casi el doble de la cifra oficial.

Loading...
Revisa el siguiente artículo