La pena de muerte disminuye en todo el mundo

La práctica estatal de matar a personas por delitos fue abolida en Francia, el último país de Europa Occidental que la había permitido, un 9 de octubre, hace 40 años. Metro examina la situación actual de la pena de muerte.

Por Dmitry Belyaev, Metro World News

La pena capital es un tema controvertido en muchas partes del mundo. Las posiciones “a favor” y “en contra” de esta práctica pueden variar dentro de una misma ideología política o región cultural. Y aunque la mayoría de las naciones deciden no condenar a muerte a las personas por sus crímenes, más del 60 % de la población mundial vive en países donde se mantiene, como China, India, partes de Estados Unidos, Indonesia, Pakistán, Bangladesh, Nigeria, Egipto, Arabia Saudí, Irán, Japón y Taiwán.

Los estudios demuestran que es más probable que se aplique la pena de muerte en países con peores condiciones de vida y mayor desigualdad de ingresos. Y eso apoya la idea de que es más probable que se aplique contra miembros de grupos que se perciben como una amenaza para la estructura de poder establecida o el orden social.

“La abolición total de la pena capital es el único camino a seguir. La idea de poder regular la pena capital para evitar la discriminación y el error es una ficción”.

Bronwyn Dudley,

Directora de programas de la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte

“Históricamente, en todos los países que utilizan la pena de muerte (y en particular en los regímenes autocráticos), se ha utilizado intencionadamente como instrumento de opresión política o se ha aplicado de forma desproporcionada en los casos de víctimas de grupos políticos, raciales, religiosos o étnicos favorecidos y contra acusados de grupos desfavorecidos. También se utiliza con mayor frecuencia en países que carecen de un poder judicial independiente, tienen un débil compromiso con el Estado de Derecho, carecen de transparencia o imponen limitaciones a la revisión en apelación de las sentencias de muerte una vez impuestas”, explicó a Metro Robert Dunham, director ejecutivo del Centro de Información sobre la Pena de Muerte de Washington D.C., Estados Unidos.

Y añadió: “Una tendencia similar se da en Estados Unidos, donde la mayoría de los estados avanzan hacia la abolición o el desuso de la pena de muerte, con unos pocos estados que tienen una historia de esclavitud, linchamiento, segregación legalizada y reticencia judicial a la hora de aplicar las protecciones constitucionales que intentan limitar el acceso de los presos del corredor de la muerte a los tribunales, cambiar los métodos de ejecución debido a la negativa de las empresas farmacéuticas a venderles los fármacos de ejecución y reiniciar las ejecuciones.”

Bronwyn Dudley, directora de programas de la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte, declaró que el estado global de la pena capital está disminuyendo actualmente en dos frentes: en una disminución constante de su aplicación por parte de los países; y en un aumento constante de los países que deciden abolir la pena de muerte para los delitos dentro de sus jurisdicciones.

Y según todos los indicios, tanto las ejecuciones como las penas de muerte impuestas han experimentado una reducción constante año tras año desde 2015. Según Amnistía Internacional, en 2020 las ejecuciones disminuyeron un 26 % en comparación con el año anterior y las condenas a muerte impuestas se redujeron un 36 % en el mismo periodo.

“Las tendencias globales nos han mostrado de forma consistente durante la última década que la pena capital es una pena arcaica, injusta y, como resultado, en vías de extinción”, concluyó Dudley.

En cifras

  • 54 Países mantienen la pena capital, 107 la han abolido completamente para todos los delitos, mientras que siete la han abolido para los delitos comunes.
  • 7 Personas fueron ejecutadas este año en Estados Unidos, mientras que ocho permanecen en el corredor de la muerte. Unas 17 personas fueron sometidas a la pena capital en 2020.
  • 724 Es el año en el que se empezó a abolir la pena de muerte en todo el mundo. Se prohibió por primera vez durante el reinado del emperador Shōmu en Japón, pero la restricción sólo duró unos años.

3 preguntas a… Bronwyn Dudley

Directora de programas de la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte

¿Qué ventajas tiene la abolición de la pena de muerte?

—Las ventajas de la abolición de la pena de muerte son numerosas. Dado que el castigo es irrevocable, contribuirá en gran medida a proporcionar una salvaguarda vital contra el error judicial. Ningún sistema judicial está a salvo de los errores judiciales, y es probable que se ejecute a personas inocentes. También supondría un paso adelante en el objetivo de establecer un sistema judicial más justo, ya que la pena de muerte es discriminatoria y suele utilizarse de forma desproporcionada contra las minorías. La abolición detendría el ciclo de la violencia y admitiría que el asesinato institucionalizado avala la idea de matar en lugar de combatirla. También pondría al país abolicionista más en consonancia con las normas internacionales, que destacan la importancia del derecho a la vida y a no sufrir torturas ni penas crueles, inhumanas o degradantes.

¿Cuáles son los contras?

— La abolición de la pena de muerte no tiene contras. La sociedad no tiene nada que perder con la eliminación de la práctica de la pena capital, sino que tiene considerables ganancias sociales y judiciales. En contra de las suposiciones erróneas, nunca se ha demostrado de forma concluyente que la pena de muerte disuada de la delincuencia de forma más eficaz que otras penas de prisión.

Se espera que se celebre un referéndum especial en Bielorrusia, el único país europeo que aún practica la pena capital. ¿Podría abolirse allí?

— Sí, la pena de muerte puede abolirse en Bielorrusia. Se necesita una fuerte voluntad política para que la pena de muerte sea abolida en cualquier país retencionista, ya que la pena de muerte es intrínsecamente una cuestión política. Un referéndum especial es un paso en la dirección correcta, pero en ese caso, también pediríamos una moratoria de todas las ejecuciones hasta que se puedan celebrar más debates políticos sobre la aplicación de la pena de muerte en Bielorrusia.

Métodos y razones

Crímenes que se castigan con la muerte:

  • Asesinato
  • Asesinato en masa
  • Casos agravados de violación
  • Violación de niños
  • Abuso sexual de menores
  • Terrorismo
  • Secuestro de aviones
  • Crímenes de guerra
  • Crímenes contra la humanidad
  • Genocidio
  • Crímenes contra el Estado (traición, espionaje, sedición y piratería)

En algunos casos:

  • Reincidencia
  • Robo agravado
  • Secuestro
  • Tráfico de drogas
  • Comercio de drogas
  • Posesión de drogas

Las ejecuciones se llevan a cabo mediante muchos métodos, entre ellos:

  • Ahorcamiento
  • Tiroteo
  • Inyección letal
  • Lapidación
  • Electricidad
  • Con gas
Loading...
Revisa el siguiente artículo