Gobernador pide al Senado que no incluya enmiendas “significativas” al proyecto de reestructuración de deuda

Pedro Pierluisi reiteró que firmaría una medida que no aluda al tema de las pensiones públicas

Por Manuel Guillama Capella

El gobernador Pedro Pierluisi recalcó que, de introducirse enmiendas sustanciales en el Senado al proyecto que aprobó la Cámara de Representantes para habilitar la emisión de deuda que terminaría con la quiebra del gobierno central, pudiera ponerse en riesgo su disposición a firmar la medida, particularmente si contempla que el plan de ajuste ante la consideración de la jueza Laura Taylor Swain recorte las pensiones públicas.

De acuerdo con Pierluisi, la Legislatura debe forzar a la Junta de Control Fiscal (JCF) y a la jueza de quiebras a presentar y evaluar un plan de ajuste reconociendo que el gobierno electo no avalará recorte alguno a las pensiones, independientemente de su monto o de la posibilidad de restituir por otros medios las posibles reducciones.

“Yo pienso que la Junta va a tener que tomar una decisión. Tan pronto este proceso legislativo termine, y yo espero que termine en que se diga ‘aquí está el mecanismo para la emisión de los bonos reestructurados, pero no puede haber recorte a las pensiones’. Si termina así, que es lo que yo espero, entonces la Junta tiene que decidir (si) quiere el mecanismo de reestructuración, es decir, la emisión avalada por la Legislatura para los bonos reestructurados. Si la quiere, no pueden incluir los recortes a las pensiones, tiene que enmendar el plan de ajuste que le sometió al tribunal y sacar el recorte a las pensiones. Es una decisión que la Junta tendrá que tomar en algún momento”, manifestó Pierluisi.

Te recomendamos:

“Yo pienso que no debemos perder de vista la bola. El jugador de tenis tiene que todo el tiempo estar enfocado en la bola. Cuál es la bola aquí, la reestructuración de la deuda. Esto de las pensiones realmente es una distracción. La cantidad no es significativa, tenemos los recursos para pagarla. Eso hay que dejarlo a un lado y enfocarnos en la bola que viene, que es la reestructuración, para lograrla. Todos tienen que enfocarse en eso”, expresó el gobernador.

La medida que se aprobó en la Cámara de Representantes, con votos populares y novoprogresistas, eliminó el lenguaje alusivo a las pensiones, si bien en su origen se contemplaba recortar el 8.5% en exceso de los $2,000 mensuales, con la posibilidad de restituir ese monto –alrededor de $45 millones anuales– en función de los recaudos del fisco y asignaciones federales, como los fondos de Medicaid. La Fortaleza, así como legisladores penepés y grupos sindicales argumentaron que ese mecanismo no proveía garantías de que los pensionados recuperarían el ajuste, por lo que el proyecto se enmendó en la Comisión de Hacienda.

Sin embargo, el proyecto podría sufrir enmiendas adicionales en el Senado, toda vez que el presidente de ese cuerpo, José Luis Dalmau, dijo a El Nuevo Día que prefiere legislar sobre una variedad de temas en acuerdo con la JCF en lugar de dejar a discreción de Swain la decisión de recortar o no las pensiones. Según Dalmau, el umbral de los recortes se podría ubicar en las pensiones de $2,000 o $2,500 en adelante.

Hace unas semanas, la JCF llegó a un acuerdo preliminar con los presidentes legislativos para fijar ese umbral en $2,000, pero luego la Cámara baja eliminó ese lenguaje.

“La reestructuración es indispensable. Va a conllevar unos ahorros extraordinarios para el gobierno, va a conllevar que la Junta de Supervisión no pueda seguir cortándole presupuesto a prácticamente todas las agencias en Puerto Rico porque vamos a tener una situación fiscal mucho más llevadera y positiva. Por otro lado, el otro punto que enfatizo es que la política pública de administración es de cero recortes a las pensiones y un compromiso de honrar todas las pensiones públicas en Puerto Rico. Lo digo no solo a base de los recursos adicionales que vienen bajo el programa de Medicaid, sino a base de los nuevos estimados de la oficina que asesora al Congreso (GAO) en cuanto al desempeño de la economía de Estados Unidos de la cual nosotros somos parte. Esos nuevos estimados lo que proyectan es una economía mucho más robusta que lo que la Junta anticipó cuando elaboró el plan fiscal y exigió esos recortes”, dijo Pierluisi sin entrar en mayores detalles.

“Hay que ver qué cambios (al proyecto) ocurren en el Senado. Yo lo que espero es que no sean significativos e impidan que yo lo firme porque esta reestructuración de la deuda es clave para el futuro de Puerto Rico y por eso yo lo apoyo”, añadió el primer ejecutivo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo