LUMA asegura que brindará energía a "precio razonable"

A 100 días de la alianza público privada con la AEE, la empresa asegura que ha sentado una base sólida para transformar la electricidad

Por Metro Puerto Rico

Pese a denuncias sobre alzas de facturas por parte de los ciudadanos, LUMA aseguró hoy, domingo, que ha sentado una base sólida para la transformación que brindará electricidad sustentable, confiable, resistente y centrada en el cliente a un precio razonable a todos los puertorriqueños.

“La Alianza Público-Privada que firmó LUMA para la operación del sistema de transmisión y distribución es el primer paso crítico de un proceso que llevará al sistema de energía eléctrica moderno que Puerto Rico merece; un proceso que también incluye la eventual operación privada de la flota de generación de la AEE y la salida crucial de la corporación pública de la quiebra. Nuestros más de 3,000 empleados han trabajado incansablemente para estabilizar nuestra operación y mejorar significativamente el servicio al cliente, allanando el camino para el emocionante trabajo que tenemos por delante. Esta transformación será un esfuerzo de una década que invertirá miles de millones de dólares en la economía puertorriqueña y le dará al pueblo de Puerto Rico un sistema de energía eléctrica del siglo 21”, dijo el presidente y principal oficial ejecutivo de LUMA, Wayne Stensby.

La empresa implementó nuevos canales de servicio, incluida la aplicación móvil MiLUMA, que más de 360,000 clientes están utilizando para conectarse con LUMA. LUMA reabrió 25 Centros de Servicio al Cliente en toda la isla, incluidos Vieques y Culebra, donde más de 500,000 clientes han sido atendidos desde el 1 de junio. Los clientes de LUMA también se están comunicando con la compañía a través de mensajes directos en las redes sociales y correo electrónico, una opción de servicio que ha sido utilizada por clientes más de 150,000 veces durante los últimos 100 días.

LUMA ha logrado un progreso significativo en la estabilización y el inicio del mantenimiento del frágil sistema de transmisión y distribución. Esto incluye la finalización de más de 51,000 llamadas de servicio, el manejo de vegetación o desganche y la puesta en servicio de cuatro subestaciones, algunas de las cuales habían estado fuera de servicio desde el huracán María en 2017.

En la marca de los 100 días, miro hacia atrás a los muchos retos que nuestra compañía y nuestros empleados han enfrentado cuando comenzamos el trabajo crítico de transformar el sistema y servir a nuestros clientes. A pesar de los numerosos obstáculos, nuestra gente ha estado a la altura de las circunstancias y ha demostrado que esta transformación no solo es posible, si no que ya está encaminada”, concluyó Stensby.

Además, como parte del enfoque disciplinado de LUMA para integrar fuentes de energía alternativas en el sistema, los equipos del Programa de Medición de Energía Neta y de Interconexión de Generación Distribuida de LUMA procesaron más de 23,000 solicitudes, siete veces la tasa de procesamiento promedio mensual histórico de la AEE. Desde el 1 de junio, LUMA ha cambiado a más de 6,000 clientes a la medición neta.

Sin embargo, el pasado miércoles 22 de septiembre Luma Energy reconoció un problema de facturación para 39,000 abonados. También presentó las justificaciones para el pedido de un incremento tarifario para compensar, principalmente, por la diferencia entre el costo real y proyectado para la compra de combustible en que incurrió entre junio y agosto.

Loading...
Revisa el siguiente artículo