Omar Marrero intenta convencer a los representantes de que lo favorezcan para la secretaría de Estado

El también director ejecutivo de Aafaf ha desempeñado múltiples cargos de liderato en el gobierno durante la pasada década

Por Manuel Guillama Capella

El designado secretario de Estado, Omar Marrero, tomó su turno hoy ante la Comisión de Gobierno de la Cámara de Representantes, como parte de su proceso de confirmación luego de que el gobernador Pedro Pierluisi lo nominara para el cargo en el pasado mes de julio.

En su ponencia, Marrero destacó su amplia experiencia en la dirección de diversas agencias en el gobierno desde 2012, cuando el exgobernador Luis Fortuño lo nombró secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor.

Posteriormente, bajo la administración de Ricardo Rosselló, Marreró ocupó la dirección de la Autoridad de Puertos, Autoridad para las Alianzas Público Privadas y la Autoridad para el Distrito de Convenciones, la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia y la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf). Pierluisi, en tanto, lo mantuvo como jefe de Aafaf, en el que se ha mantenido desde que en julio fue nominado a la secretaría de Estado.

Bajo la exgobernadora Wanda Vázquez, además, Marrero fungió como representante del gobierno ante la Junta de Control Fiscal, tomando parte en las discusiones que desembocaron en el plan de ajuste de la deuda pública que al momento se encuentra bajo la consideración de la jueza federal de quiebras Laura Taylor Swain.

“Soy fiel creyente de que el gobierno tiene que fungir como un facilitador para nuestros constituyentes, ya sea al momento de ofrecerle servicios gubernamentales a la ciudadanía, como también promoviendo las mejores prácticas para el emprendimiento. En ese sentido, el Departamento de Estado es pieza fundamental en el desarrollo socioeconómico de Puerto Rico”, sostuvo Marrero ante los miembros de la Comisión cameral de Gobierno, que preside el representante Jesús Manuel Ortiz.

Entre sus prioridades como secretario de Estado, Marrero enumeró la optimización de servicios a través de la tecnología, el apoyo a las 23 juntas examinadoras que quedan bajo la jurisdicción de la agencia, la operación de los registros de corporaciones y marcas y nombres comerciales, la Oficina de Orientación al Inmigrante y el funcionamiento de los Centros de Servicios Integrados.

“Mi plan de trabajo consiste en ejecutar la política pública e nuesto gobernador, optimizando las relaciones comerciales, culturales y económicas con los estados de la nación y países extranjeros, y mejorando los servicios que se le brindan a la ciudadanía”, resumió Marrero, quien se encuentra fungiendo como gobernador interino, mientras Pierluisi se encuentra en los Estados Unidos como parte de un viaje oficial.

A finales de mayo, la Cámara de Representantes colgó la nominación de Larry Seilhamer como secretario de Estado. El rechazo se produjo luego de que el gobernador vetara una serie de medidas que impulsaba el presidente cameral, Rafael “Tatito” Hernández.

Al momento de su rechazo cameral, ya el Senado había avalado la designación de Seilhamer.

Entre las principales críticas que se han vertido públicamente contra Marrero, figuran su participación en los procesos de privatización de varias entidades públicas, como la red de transmisión y distribución de energía del país.

Loading...
Revisa el siguiente artículo