Denuncian falta de vigilantes del DRNA en la Isla de Mona

Llegaron nueve indocumentados y no había personal para atender la situación

Por Metro Puerto Rico

La unión del Cuerpo de Vigilantes del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, Local 3647 SPU- AFSCME denunció que hoy ocurrió una situación de seguridad en la Isla de Mona al llegar 9 indocumentados a la Isla y no tener ningún vigilante para manejar la situación.

Según las expresiones de la Unión en declaraciones escritas, esto sucedió debido a la mala administración por parte del DRNA al no poder suplir alimentos al personal que pernocta en la Isla en turnos de 7 a 21 días consecutivos. El poco personal civil en la Isla tuvo que manejar la situación y están en espera de que la border patrol los recoja.

“El DRNA dejó a la Isla de Mona sin seguridad desde el jueves, 2 de septiembre. Sacaron a los vigilantes y se suponía que los regresaban ayer martes, 7 de septiembre. Lo cual no sucedió por problemas de mal tiempo. La semana pasada, el problema fue que la compra no se podía despachar hasta el lunes 6 de septiembre y al no tener alimentos suficientes para todas las personas que laboran en la isla, la Agencia decide sacar a los Vigilantes y dejar al personal civil, entiéndase empleados de brigada y voluntarios. Nosotros entendemos que sin comida suficiente no se puede pernoctar en la Isla, pero este problema lleva tiempo y nunca se resuelve. Y dejar a la Isla sin seguridad no debe ser una opción, la agencia tiene que ser pro activa en resolver el problema de alimentos, y así se lo hicimos saber por escrito al Secretario” explicó Marcos Pagán, presidente de la unión y vigilante del DRNA.
Pagán señaló que los Vigilantes son un cuerpo de ley y orden y tienen la experiencia de colaborar con la Guardia Costanera y la Patrulla Fronteriza para poder socorrer a los indocumentados hasta ser trasladados por la guardia costanera, border patrol o aduana. El hecho de que los civiles tuvieran que intervenir implica un problema de seguridad tanto para los civiles como para los mismos indocumentados. Además hay ocasiones en que se les tiene que brindar primeros auxilios y otras en que se tornan agresivos.
Por otro lado, explicó que el problema de la compra es uno que lleva años y se ha discutido en reuniones con todas la administraciones y con el Secretario actual, pero el mismo continúa. “En la Isla, a parte de los Vigilantes hay trabajadores de brigadas, oficiales de manejo y el personal que trabaja con la propuesta de las tortugas e iguanas. Todas estas personas utilizan la compra que la Agencia provee y esta vez no ha sido la primera vez que se quedan sin alimentos para confeccionar las comidas. Siendo así, que en ocasiones los Vigilantes han tenido que llevar sus propios alimentos para poder operar y realizar sus funciones en la isla. A esto se le suma la llegada de indocumentados, lo cual es frecuente por tratarse de una ruta frecuente para llegar a la isla. Estamos ante un serio problema de salud y seguridad, e incluso de derechos humanos, cuando reunimos a trabajadores y náufragos en una isla, abandonados sin agua ni alimentos. Tal vez sea el momento de llamar la atención a nivel internacional para que si conozca la gravedad del problema y las distintas vertientes que tiene.
La lucha que la Unión ha tenido que dar ha sido una fuerte y al día de hoy seguimos confrontando los mismos problemas. Alguien en la administración está fallando y no hace su trabajo. Tampoco se evalúa quien está fallando y ni exige acciones correctivas. Ahora mismo en la Isla no hay seguridad, hay 9 haitianos (6 adultos y tres menores), personal civil y no hay comida suficiente. ¿Y quién se responsabiliza por la situación?, ” finalizó.

Loading...
Revisa el siguiente artículo