Locales

Posponen lanzamiento al espacio de satélite hecho en Puerto Rico

El PR-CuNaR2 sería lanzado en la madrugada de mañana en una misión de SpaceX.

La Misión 23 de SpaceX con la nave Falcón 9 que incluye el satélite Puerto Rico Cubesat NanoRocks2 (PR-CuNaR2),, diseñado y construido por manos boricuas, fue pospuesta hasta la madrugada de mañana domingo por las condiciones del tiempo en la zona de Cabo Cañaveral en Florida.

El PR-CuNaR2 fue diseñado y desarrollado por estudiantes y el profesor Amílcar Rincón Charris de la Escuela de Ingeniería del recinto de Bayamón de la Universidad Interamericana de Puerto Rico. El lanzamiento ha sido reprogramado para las 3:14 de la madrugada de mañana domingo desde el Kennedy Space Center.

El profesor y los estudiantes estaban listos esta madrugada para el histórico evento, cuando desde la cuenta de Twitter de SpaceX se anunció la posposición del lanzamiento por las condiciones del tiempo en la zona. Entrevistados por Wapa Televisión, los puertorriqueños mostraron resignación a la posposición, aunque están esperanzados en que mañana pueda lograrse el lanzamiento que llevará al espacio su satélite que por los próximos dos años orbitará la tierra y estudiará el origen y desarrollo de planetas, estrellas y asteroides.

“Hoy no se pudo, pero tenemos esperanza para mañana, 20 minutos antes de hoy. Lo sentí como una práctica, mañana vamos a estar de nuevo aquí, vamos a estar hasta que se lance”, explicó el profesor Rincón Charris.

Una vez se complete el lanzamiento, el satélite realizará un recorrido de unas nueve horas desde la tierra hacia la Estación Espacial Internacional. Allí será recogido por un astronauta que lo mantendrá en la Estación hasta septiembre u octubre aproximadamente. Luego se utilizará un brazo extensible para expulsar el satélite hacia el espacio a una altura de 400 kilómetros.

Ya en el espacio, el satélite orbitará alrededor de la tierra cada hora y media. Es decir, le dará unas 16 vueltas a la tierra en un día. Allí permanecerá por un periodo aproximado de dos años, hasta que se desintegre en la atmósfera.

El satélite pesa 5.6 libras y mide cuatro pulgadas de ancho por cuatro pulgadas de largo y 12 pulgadas de alto. “Es un satélite pequeño que tiene todos los componentes igual que un satélite grande de los que conocemos de telecomunicaciones, y con el que vamos a estar realizando una misión científica en la evaluación de cómo se comportan partículas en microgravedad”, explicó a Metro el profesor Rincón Charris.

Unos 65 estudiantes formaron parte del desarrollo del PR-CuNaR2 que inició en 2018, aunque el prototipo del diseño y de la construcción se inició en el 2013.

Aquí puedes ver entrevista al profesor Rincón Charris:

 

Tags

Lo Último

Te recomendamos