La violencia nos roba la juventud puertorriqueña

En lo que va de año, se han cometido 11 asesinatos contra menores de edad.

Por Sadot Santana Miranda

Mientras la cifra de asesinatos en el país sigue en crecimiento en comparación el año pasado, expertos del campo de la salud han planteado que urge adoptar mecanismos de prevención para atender estos crímenes contra la juventud y la niñez.

¡Vivos de milagro! Conductor de un auto de lujo impacta camión en Cayey

¡Vivos de milagro! Conductor de un auto de lujo impacta camión en Cayey

El pasajero del auto deportivo se encuentra en condición de cuidado

En lo que va de año, la Policía ha registrado unos 11 asesinatos contra menores de 18 años. Entre ellos resalta el caso del joven Reniel Collazo, de 16 años, quien fue asesinado a balazos el pasado 8 de agosto en Manatí. Mientras tanto, las cifras también apuntan a unos 81 asesinatos a víctimas entre las edades de 18 a 25 años. Pese a que no fue catalogado como un asesinato, debido a que se calificó como ‘legítima defensa’, en junio, un adolescente de 14 años, Dyomar Tolentino, fue abatido a tiros en un establecimiento en el residencial Luis Llorens Torres.

Para Marcos Santana Andújar, presidente de la Red para los Derechos de la Niñez y Juventud, el principal factor que incide en la violencia entre la juventud estriba en la ausencia de planes de prevención de crimen en la isla.

“No hay una estrategia de prevención concertada. Es decir, los niños crecen y los jóvenes van creciendo en contextos bien precarios que identificamos como experiencias adversas en la infancia que significa que crecieron en un entorno donde no había servicios adecuados de educación, de salud o en comunidades violentas, en comunidades o en hogares donde hubo uso o abuso de sustancias. Y todas esas experiencias adversas a la infancia no solo afectan la inmediatez de ese niño, sino su desarrollo evolutivo y hasta la juventud. Y esas experiencias adversas, si no son atendidas, cuando llegan a la juventud o adultez tienen problemas en funciones ejecutivas o en memoria de trabajo. Y en muchas instancias el camino que les queda a esos jóvenes muy probablemente son las actividades delictivas”, dijo el también trabajador social en entrevista con Metro.

Mientras que la psicóloga Kalitza Baerga coincidió por separado con Santana Andújar y mencionó que los niños y jóvenes que están envueltos en escenarios de violencia —familiar o comunitaria— suelen ser propensos a reproducirla o a estar envueltos en situaciones de riesgo.

“Tenemos que destacar las causas estructurales que propician esto, como es la pobreza ya que muchos de estos jóvenes vienen de entornos empobrecidos donde no hay oportunidades de aprender otras cosas que no sea lo que están viviendo y experimentando en sus comunidades. Así que se sabe que todos estos niños que han estado expuesto a la violencia pueden, a su vez, a largo plazo sufrir condiciones de salud crónica y todo está relacionado a lo mismo. Pueden también sufrir ser víctimas o victimarios de violencia”, señaló Baerga, quien puntualizó que hay casos donde se logra identificar factores que protegen a estos menores o jóvenes.

“A veces pensamos en que los jóvenes se están matando entre ellos. Bueno, es que no los hemos acompañado, no les hemos ofrecido las oportunidades de educación y de apoyo que necesitan y cuando llegan a jóvenes lo que queda disponible es el punto de drogas”, comentó Santana Andújar.

De un total de 365 asesinatos en lo que va de 2021 —52 más en comparación con el año pasado—, el 3% de estos corresponde a víctimas menores de edad. Asimismo, según datos de la Uniformada, tres de estos los móviles han sido por drogas, cuatro por venganza o rencillas, uno por peleas y discusiones y dos por maltrato a menores. “La tendencia en los últimos años es la cantidad de jóvenes que han estado envueltos en situación de drogas y narcotráfico, que han resultado muertos y es algo que es lamentable que la juventud de Puerto Rico esté cayendo en esto aunque no podemos generalizar”, comentó el comisionado del Negociado de la Policía, Antonio López, quien opinó, además, que, entre los factores que inciden en la violencia entre la juventud pueden ir desde la crianza en el hogar, la deserción escolar hasta las redes sociales y películas de acción.

A juicio de Santana Andújar, tan solo un asesinato contra un menor es una muestra del “fracaso” del sistema del país. “Un solo asesinato de un menor de edad es para nosotros trágico. Es la muestra del fracaso de un sistema que ya no le sirve bien a la niñez y a la juventud”, dijo.

Para atender esta problemática, López indicó que la Policía cifra sus esperanzas en el programa de la Liga Atlética Policiaca y el establecimiento de planes de seguridad con la División de Relaciones con la Comunidad y con consejos de seguridad vecinal.  “[También] tenemos el programa de ‘Vuelta a la vida’ que estamos rescatando a jóvenes desertores escolares y rescatando a personas sin hogar para que vuelvan a ser integrados a la comunidad en coordinación con agencias gubernamentales y entidades sin fines de lucro que nos dan la mano”, mencionó López en entrevista con Metro, quien sostuvo que tienen unos 395 agentes asignados a la Liga Atlética Policiaca, una división que busca implantar medidas preventivas del crimen mediante actividades comunitarias.

Para el experto en justicia criminal, José Cepeda, para prevenir eventos de violencia entre la juventud, el gobierno debe identificar mecanismos para fomentar empleos y salarios que dignos que alejen a estos jóvenes de recurrir a actividades ilícitas. “Tendríamos que empezar por ocuparnos en fomentar, en este momento, el empleo con salarios dignos, que jóvenes que entran a trabajar part-time, les de para vivir, para pagar la gasolina, celular, [etc]”, dijo el también profesor, quien agregó que también se debe reforzar el sistema educativo y apoyar iniciativas comunitarias.

Baerga, por su parte, opinó que se debe apostar a proyectos comunitarios que ofrezcan herramientas a la niñez y la juventud que les permita lidiar con estos escenarios de violencia. Indicó, además, que el gobierno debe asignar más fondos y recursos a este tipo de programas de prevención de violencia. “Hay que seguir fortaleciendo los programas y tenemos que seguir quitando le estigma de buscar ayuda”, mencionó.

Mientras que Santana Andújar planteó que el gobierno debe apoyar iniciativas comunitarias que ya están creadas como la Casa Ramón —implantada por la organización que dirige— que busca proveerles un techo seguro a jóvenes entre las edades de 18 a 24 años sin hogar. Añadió que la Red también cuenta con una línea telefónica de apoyo —integrada por psicólogos y trabajadores sociales— que asisten a jóvenes y sus familiares para evitar situaciones violentas. Comentó que el gobierno debe centrarse en “apoyar iniciativas como esta que ya existen. No hay que crear nada nuevo, lo que tienen que hacer es apoyar las iniciativas de prevención que ya existen”.

“Hay que volver al principio: a la prevención y apoyo. Podemos aumentar la policía, comprar más armas, robustecer las políticas de seguridad pública e incluso aferrarnos a la política de mano dura, que no ha funcionado, y no vamos a acabar con el problema de la violencia. Hay que acabar con la mano dura y montar una idea de apoyo y prevención desde la familia y desde las comunidades para evitar estos eventos de violencia”, agregó.

Aquí la lista de los menores de 18 años asesinados en lo que va del año 2021:

  1. Ángel Gabriel Rivera Colón – 17 años – 14 de enero de 2021- calle Sonora Urb. Venus Garden en Cupey – Heridas de bala
  1. Alondra M. Irizarry Colón – 9 meses de nacida – 12 de febrero de 2021 – Res. Rincón Taíno en Santa Isabel – Golpes
  1. Luis J. Lozada Fuentes – 17 años – 9 de marzo de 2021 – Urb. Loíza Valley – Heridas de bala
  1. Ernie Catalán Quiñones – 15 años – 6 de junio de 2021 – Barrio Medianía Baja Loíza (Masacre) – Heridas de bala
  1. Luis Daniel Toyen Rosado – 17 años – 19 de junio de 2021 – Carr.5 Km.1.7 Fte. Estadio Municipal Pedro Cepeda en Cataño – Heridas de bala
  1. Edson Fuentes Martínez – 17 años – 1 de julio de 2021 – Barrio Esperanza en Vieques – Heridas de bala
  2. Joseph Osorio Pizarro – 18 años – 29 de julio de 2021 – Urb. Loíza Valley – Heridas de bala
  3. Caleb Soto García – 2 años – 29 de julio de 2021 – Calle Rafael Arroyo en Humacao – Golpes
  4. Yaliz Ruiz Soto – 17 años – 30 de julio de 2021 – Barrio Perchas en San Sebastián – Heridas de bala
  5. Reniel A. Collazo Santiago – 16 años – 8 de agosto de 2021 – Res. Villa Evangelina en Manatí – Heridas de bala
  1. Jeiden Eliel Santiago Figueroa – 8 años – 9 de agosto de 2021 – urbanización Vistas de Jaguayes 2, calle Jazmín en Aguas Buenas – Golpes

Noticias recomendadas:

Conversación con Víctor Fajardo a 20 años de su salida del Departamento de Educación

Conversación con Víctor Fajardo a 20 años de su salida del Departamento de Educación

A 20 años de haber dirigido la agencia, el ex secretario accedió a hablar con un medio por primera vez. Aunque inicialmente estableció que solo hablaría sobre el programa de la Carrera Magisterial del que fue artífice y aseguró no querer volver a la vida pública, finalmente conversó también sobre la Reforma Educativa que puso en marcha y los delitos que lo condenaron a más de una década en prisión.

13 muertes más a causa del COVID-19 en Puerto Rico

13 muertes más a causa del COVID-19 en Puerto Rico

Las muertes corresponden a siete hombres y seis mujeres

Sin soluciones a la vista para atender la crisis de desperdicios sólidos

Sin soluciones a la vista para atender la crisis de desperdicios sólidos

Metas incumplidas, órdenes de cierre de vertederos y complicaciones con los mercados tradicionales de reciclaje han sido la tónica por más de dos décadas

Loading...
Revisa el siguiente artículo