Uso de mascarillas en paradores seguirá siendo obligatorio

Hasta el mes de agosto y hasta que se alcance la inmunidad de rebaño

Por Metro Puerto Rico

La Asociación de Dueños de Paradores y Turismo de Puerto Rico confirmó hoy que mantendrá normas más conservadoras de convivencia comunitaria en sus hospederías, hasta el mes de agosto y hasta que Puerto Rico alcance que un 70% de todos sus ciudadanos estén totalmente inmunizados contra el COVID-19.

Continuarán requiriendo el uso de mascarillas e impulsando el distanciamiento físico en las áreas comunes y pasillos, al igual que en las áreas cerradas y restaurantes.

“A medida que logramos la reapertura total económica que tanto anhelamos, las empresas de la hospitalidad y el entretenimiento enfrentamos un gran reto, para llenar las expectativas de nuestros empleados y clientes. Ambos buscan un ambiente seguro y saludable, y estamos comprometidos con esta encomienda”, señaló Jesús Ramos, presidente de la Asociación.

Los dueños de paradores celebran que el índice de positividad esté por debajo de 3%, e impulsan la reapertura total de todos los sectores comerciales. Sin embargo, prefieren ser cautelosos en la flexibilización de las normas de salubridad para evitar poner en riesgo a un segmento significativo de la población que los visita y aún no puede vacunarse, o tienen la salud comprometida.

Te recomendamos:

Bayamón alcanza la inmunidad de rebaño con más del 80% de la población vacunada

Bayamón alcanza la inmunidad de rebaño con más del 80% de la población vacunada

Así lo aseguró el alcalde del municipio quien realizó un censo entre la ciudadanía

Según Tomás Ramírez, farmacéutico y exvicepresidente de la asociación, las nuevas directrices emitidas por el Gobernador Pierluisi y el Dr. Mellado son adecuadas, y concurren en que la responsabilidad de protegerse es individual. Sin embargo, estas se fundamentan en un sistema de honor, y le asigna la responsabilidad compartida de proteger a sus conciudadanos, a personas que han demostrado renuencia a seguir las normas de salud y seguridad que dicta la pandemia.

“La pandemia no ha terminado y somos tan fuertes como nuestro eslabón más débil. En esta coyuntura, lo más sensato para todas las personas, vacunadas y no vacunadas, es continuar protegiéndose cuando estén en lugares públicos y donde hay aglomeración de personas fuera de su círculo inmediato. La Organización Mundial de la Salud y los CDC son claros al respecto”, añadió Ramírez.

Los miembros de la Asociación detallaron seis razones importantes para mantener estándares más conservadores en sus paradores:

  1.  Impulsamos la vacunación como la mejor herramienta para regresar a la total normalidad, con la responsabilidad de mantener medidas de protección para nuestros empleados y clientes que aún no se pueden vacunar y los vacunados con la salud comprometida.
  2. Es bien difícil distinguir a las personas vacunadas de las no vacunadas, a menos que el acceso a los establecimientos públicos sea estrictamente controlado, y lleven algún distintivo visible con ellos. Desafortunadamente, ya se han reportado incidentes con tarjetas de vacunación robadas.
  3. Los expertos científicos reclaman que necesitamos entre un 70 y 80 por ciento de toda la población completamente vacunada, para lograr la inmunidad de rebaño, e ir retornando a la total normalidad. Puerto Rico tiene un 56% de su población total, completamente vacunada.
  4. Somos familias puertorriqueñas sirviendo a otras familias del mundo y diariamente recibimos familias con adultos mayores y niños en nuestros paradores. Los niños menores de 12 años aún no pueden ser vacunados y debemos protegerlos.
  5. El COVID-19 estará con nosotros por algún tiempo, y las vacunas son hasta 95% efectivas. Se han desarrollado cepas más agresivas y contagiosas; y es incierto saber quién puede continuar en riesgo de contraer el COVID-19, luego de vacunarse.
  6. Estas prácticas salubristas son simples y funcionan. Por los pasados 15 meses, en ninguno de los paradores en la Asociación se ha registrado un caso positivo entre sus empleados.

“Ante esta realidad, los dueños de paradores consideramos prudente mantener normas más conservadoras para proteger a nuestros clientes y empleados durante los próximos meses. Nuestra meta es que nuestros huéspedes se diviertan al máximo en un ambiente seguro, mientras continuamos avanzando en la vacunación y alcanzamos la total normalidad”, enfatizó Ramos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo