En el aire el rumbo de esquema contributivo para foráneas por cambios globales

De acuerdo con el secretario de Hacienda, en el Tesoro federal reconocen la vulnerabilidad de Puerto Rico para enfrentar los cambios que se avecinan en Estados Unidos y el mundo

Por Manuel Guillama Capella

A juicio del secretario de Hacienda, Francisco Parés, Puerto Rico deberá conocer en el futuro cercano el rumbo que tomará su esquema contributivo para las empresas de control foráneo, toda vez que la discusión está vinculada a los cambios que se contemplan a nivel federal y que son necesarios para sufragar los ambiciosos planes de inversión de la administración de Joe Biden para modernizar la infraestructura y crear empleos en Estados Unidos.

Otro factor que entrará en la ecuación será la propuesta para imponer una tasa corporativa mínima global de 15% impulsada por Estados Unidos y avalada por 130 países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico hace una semana.

“Queremos entender cuál va a ser la posición del gobierno federal sobre sus territorios en cuanto a esto. Ellos sí reconocen que este tipo de visión de política global probablemente requiera un trabajo un poco más específico con sus territorios por la capacidad política y económica de los territorios para interactuar y absorber estas disposiciones”, dijo Parés sobre las conversaciones con funcionarios del Tesoro estadounidense.

¿Cuándo habría un panorama claro de dónde queda parado Puerto Rico con los cambios que se avecinan en Estados Unidos y el mundo?, le preguntó Metro.

“Yo creo que en los próximos meses, porque esto se tiene que mover rápido. Nos estamos preparando para que todas estas visiones de política global sean legisladas en o antes del 31 de diciembre de 2021. Esta es la contraparte del plan de infraestructura del presidente Biden, que se tiene que financiar de alguna manera”, respondió el titular de Hacienda.

A nivel federal, Biden propone elevar la tasa corporativa a 28%, luego de que la administración de Donald Trump la redujera a 21%.

En el caso de Puerto Rico, Parés sostuvo que la posibilidad de convertir en un impuesto a los ingresos el actual arbitrio de 4% a las ventas que hacen las empresas establecidas en Puerto Rico a sus matrices en Estados Unidos reduciría la base contributiva, con un impacto a los recaudos.

“En una contribución sobre ingresos la base contributiva no es tan amplia como la base contributiva de las compras, por lo cual lo hace un poco más complejo recaudar dólar por dólar. A su vez, este tipo de contribución sobre ingresos no necesariamente es acreditable dólar por dólar en Estados Unidos”, advirtió Parés, al recordar que ya el plan fiscal contempla una reducción marcada a futuro en los ingresos del erario por concepto de la Ley 154 de 2010.

Loading...
Revisa el siguiente artículo