Inminente el inicio de desembolsos de incentivos a personal de primera respuesta

El secretario de Hacienda aseguró que en cuestión de dos semanas comenzarían los pagos, que también incluyen ayudas para hospitales públicos y privados

Por Manuel Guillama Capella

El secretario de Hacienda, Francisco Parés, prometió que dentro de las próximas dos semanas se comenzarían a desembolsar algunos pagos de los incentivos provenientes de un paquete de $520 millones en fondos federales que el gobernador Pedro Pierluisi anunció a inicios de junio, y que beneficiarían tanto a profesionales de la salud como a instituciones hospitalarias en los sectores público y privado.

Asimismo, aseguró que ya la agencia que dirige autorizó una serie de procesos propuestos por el Departamento de Salud para incentivar la vacunación contra el Covid-19 a través de juegos de azar, aunque no precisó en qué momento estos se harían disponibles a la ciudadanía.

“Ya la Aafaf (Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal) está trabajando las guías sobre los pagos que anunció el señor gobernador sobre los $520 millones. Ya hay unas fases que se van a ver los desembolsos en las próximas dos semanas. Estamos trabajando con nuestro equipo de SURI (Sistema Unificado de Rentas Internas) para poder programas las que le corresponden al sector privado típicamente. Con mucha probabilidad, varias de ellas se hagan a través de SURI y debe ser algo que en el mes de julio, como habíamos consignado, ya debe estar bastante desarrollado”, sostuvo Parés en entrevista con este medio.

Entre los $520 millones que Pierluisi anunció el 7 de junio se incluyeron $200 millones destinados a profesionales de la salud y trabajadores de primera respuesta que hayan laborado durante el periodo de emergencia por la pandemia del Covid-19. Los trabajadores, según se indicó en aquel momento, serían elegibles para recibir cheques de hasta $2,000.

El dinero separado de esa partida de $200 millones incluye unos $20 millones para “personal esencial” del Departamento de Corrección y Rehabilitación y otros $20 millones a repartirse entre trabajadores de la Administración de Servicios Médicos, el Hospital Universitario de Adultos, el Hospital Universitario Pediátrico, el Centro Cardiovascular y el Hospital Regional de Bayamón.

Los hospitales privados recibirían, en conjunto, $50 millones; los públicos, $25 millones; y la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción, $5 millones.

Otros $100 millones, en tanto, se destinarían para el denominado Programa de Retorno al Empleo, cuya mitad se reserva para empleados de restaurantes y barras y la otra mitad para el sector agrícola.

“Deben venir anuncios pronto, definitivamente, y a nivel del sector público probablemente estemos hablando ya del depósito hecho en las cuentas de banco. Ya se han hecho transferencias, por ejemplo, al Departamento de Salud para que comiencen a hacer estos desembolsos y podamos cumplir con nuestra palabra”, expresó el secretario de Hacienda.

Para estimular la vacunación entre la población, en tanto, el gobernador anunció una partida de $10 millones por concepto de premios de lotería o rifas. Aunque, en un inicio, se indicó que solamente serían elegibles aquellas personas que se vacunaran prospectivamente, más adelante funcionarios como Omar Marrero, director de Aafaf, hablaron de la posibilidad de incluir a aquellos que se hubieran inoculado previamente.

“El Departamento de Salud ha diseñado unos procesos que ya nosotros incluso autorizamos, falta que lo puedan ejecutar con sus colaboradores para hacer juegos de azar básicamente con las personas vacunadas, cuestión de que sirva eso de último ‘push’ (empuje)”, subrayó Parés.

Los $520 millones del paquete de estímulo provienen de la asignación de $2,470 millones que recibió el gobierno central de Puerto Rico del American Relief Plan Act, aprobada por el Congreso federal en marzo de este año.

Hasta ayer, cerca del 55% de la población total del país había completado su proceso de inmunización, mientras un 64% tenía al menos una de las dosis requeridas, de acuerdo con el portal de Monitoreo de Covid-19 de la Universidad de Harvard. Expertos y oficiales del gobierno han expresado preocupación por el ritmo de vacunación que se observa en las poblaciones más jóvenes, particularmente en los renglones de los 20 a los 39 años de edad.

Al momento existen vacunas autorizadas para personas desde 12 años en adelante, si bien se espera que en cuestión de meses las autoridades federales concedan una autorización de uso de emergencia para inocular con el producto de Pfizer a menores de entre dos y 11 años.

Loading...
Revisa el siguiente artículo