Exempleados de la AEE reclaman regresar a sus puestos de trabajo

Exigieron la cancelación del contrato con LUMA Energy.

Por Sadot Santana Miranda

Al tiempo que cuestionaron la capacidad de la empresa LUMA Energy para administrar el sistema de transmisión y distribución de la red eléctrica del país, un grupo de exempleados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) exigió al gobierno que se les restituya en sus labores como celadores de la corporación pública.

Durante una protesta frente a las instalaciones del Capitolio, lamentaron que, mientras miles de personas siguen experimentando interrupción en el servicio eléctrico, estos empleados han sido trasladados a otras agencias de gobierno a realizar tareas que no están relacionadas a la red eléctrica.

"Aquí hay celadores compañeras de oficina, gerenciales, grueros que fuimos desplazados y que no aceptamos irnos con LUMA y estamos aquí presentes y por eso nuestro lema es servir y [Pedro] Pierluisi, LUMA y la Junta de Control Fiscal nos tiene con las manos atadas. Lo que exigimos es que es inaceptable que hoy amanecieron más de 30 mil clientes sin servicio y que esté pasando a diario mientras la gente que está aquí nos tienen pasando trimmer y con las manos amarradas. Y esa es la lucha: que nos devuelvan a donde pertenecemos para que el pueblo no siga sufriendo las consecuencias", reclamó Walberto Rolón, quien se desempeñó como celador de línea en Barranquitas. Rolón indicó que, tras la transición con LUMA Energy, fue reubicado como conserje en el Centro Judicial en Guaynabo. Incluso, se mostró confiado en que el gobierno anule el contrato con el consorcio energético.

Tras unos minutos frente a las instalaciones del Capitolio, el grupo marchó hasta la entrada de La Fortaleza. Allí Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), insistió en la cancelación del contrato. "El tiempo una vez más nos dio la razón que es un contrato malo para el pueblo de Puerto Rico", dijo el líder sindical. Criticó que los empleados de la empresa privada se demoran horas en tareas sencillas como instalar fusibles.

Figueroa Jaramillo, incluso, alegó que la empresa habría despedido a unos 32 empleados del centro de llamadas que provenían de la AEE.

Mientras que Karlexy Rosario, quien fungió como celador de línea por los pasados 20 años, denunció que LUMA ha incumplido el contrato con el gobierno y que, contrario a lo que prometieron al llegar, no han reducido las interrupciones en el servicio eléctrico.

"LUMA ha incumplido con el contrato. Dijeron que estaba preparados para el 1 de junio para asumir el control del [sistema] de transmisión y distribución y de servicio al cliente. Le dijeron al pueblo que las interrupciones se iban a minimizar y tenemos clientes que están semanas sin el servicio eléctrico", dijo Rosario en entrevista con Metro.

"Hablan de que LUMA solo lleva 37 días, pero le recordamos que LUMA lleva un año y 37 días [debido a la transición], que ahora Fermín Fontanez [director ejecutivo de la Autoridad para las Alianzas Público-Privadas (AAPP)] que es el encargado a supervisar el contrato de LUMA pide paciencia al pueblo porque apenas lleva poco tiempo. Pero le recordamos a Fermín, que nosotros estuvimos 38 días atrás y durante décadas cargando un sistema eléctrico donde no teníamos las herramientas, no teníamos los mejores vehículos, no teníamos los equipos y no nos estuvimos quejando. Estábamos dando un mejor servicio de lo que está dando LUMA que le cuesta a Puerto Rico una millonada", añadió Rosario, quien ahora se desempeña como chofer para comedores escolares en el Departamento de Educación.

Ante los municipios que están siendo subcontratados por la empresa para proveer brigadas y brindar servicios para reparar el sistema eléctrico, Rosario rechazó que fuera a aceptar algún tipo de subcontrato con la empresa y advirtió que los municipios no cuentan con los equipos de seguridad necesarios para atender las fallas en el sistema eléctrico.

Loading...
Revisa el siguiente artículo