Recinto de Ciencias Médicas rendirá informes sobre todas sus acreditaciones

El pedido del presidente de la UPR surge luego de que en los pasados dos meses se conociera de la pérdida de dos de las acreditaciones profesionales del recinto

Por Metro Puerto Rico

A semanas de que se conociera que la institución se encuentra en vías de perder al menos dos acreditaciones profesionales, el presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Jorge Haddock, requirió un informe sobre el estado de todas las acreditaciones del Recinto de Ciencias Médicas (RCM), el cual debe ser presentado en o antes del próximo 30 de junio.

Haddock impartió la instrucción tras reunirse ayer con la recién nombrada rectora interina del RCM, Wanda Maldonado Dávila, junto al director del programa de Tecnología Radiológica, Juan Meléndez; la decana de la Escuela de Profesiones de la Salud, la doctora Bárbara Segarra; y otros integrantes de la facultad, donde discutieron el futuro del grado asociado de Tecnología Radiológica que ofrece el RCM.

“Debido a la importancia que reviste la acreditación de los programas académicos, le solicito un informe actualizado sobre el estatus de todas las acreditaciones de los programas del RCM, para asegurar que se están atendiendo conforme a los requerimientos de las agencias acreditadoras. El recinto, como responsable directo de la acreditación de los programas académicos, tiene el deber de notificar a la Vicepresidencia de Asuntos Académicos e Investigación el estatus de la acreditación del programa, según lo establece la Certificación 45, 2019-2020 de la Junta de Gobierno. Sin embargo, no fue hasta el día de ayer, mediante el informe requerido, que advenimos en conocimiento de los señalamientos realizados por el Comité Conjunto de Revisión sobre Educación en Tecnología Radiológica sobre el Programa de grado asociado en Tecnología Radiológica. Es de suma importancia que el RCM cumpla con dicha Certificación y con el riguroso proceso de avalúo establecido en el sistema universitario”, reza una comunicación oficial emitida por el presidente al RCM.

“Aunque la Junta Examinadora de Tecnólogos Radiológicos de Puerto Rico no estuvo constituida desde el año 2019, el Departamento de Programas Subgraduados del RCM pudo haber tomado medidas proactivas para evitar la determinación de la entidad acreditadora, la cual no está relacionada a la necesidad de fondos. El examen también se ofrece a nivel nacional y ya la facultad contemplaba su reestructuración desde años anteriores. Espero que logren optimizar el ofrecimiento del programa mediante el plan de acción trazado”, sentenció Haddock, quien el pasado 27 de abril anunció el nombramiento de la doctora Maldonado Dávila como rectora interina del RCM. La otrora decana de la Escuela de Farmacia del RCM inició funciones tan recientes como el 7 de mayo tras la renuncia del pasado rector, el doctor Segundo Rodríguez Quilichini.

Además del grado asociado en Tecnología Radiológica, en abril trascendió que el RCM perdería la acreditación del programa de residencia en Neurocirugía, con efectividad en verano de 2022. Más temprano este mes, la administración del RCM anunció que no apelarían la determinación del ente acreditador, sino que optarían por comenzar los trámites para obtener una nueva acreditación.

El doctor Haddock agradeció las gestiones realizadas por el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia para constituir la Junta Examinadora de Tecnólogos Radiológicos de Puerto Rico, que ofrece la reválida a nivel local, lo que resulta necesario para atender los señalamientos del Joint Review Committee on Education in Radiologic Technology (JRCERT, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con El Nuevo Día, la pérdida de la acreditación se produciría en parte debido a que la Junta Examinadora se encuentra inoperante, por lo que los egresados ni tan siquiera tienen la oportunidad de recibir sus licencias.

“Agradezco las gestiones inmediatas del gobernador Pierluisi para atender este asunto tan importante. Esto permitirá al recinto atender con mayor premura y diligencia lo señalado por el ente acreditador”, expresó. El presidente indicó que se comunicó con el secretario del Departamento de Salud, Carlos Mellado, quien le informó que ya se han iniciado los trámites necesarios para ofrecer el examen nuevamente.

Ahora, la facultad, junto a la nueva rectora, deben retomar la evaluación del programa y reestructurarlo, para rediseñar desde el currículum hasta los procesos de reclutamiento, enfocados en atender las necesidades de salud del pueblo y los requerimientos de la acreditadora, a su vez, considerando la competencia académica a nivel local y global, de igual forma, la inserción del estudiante al mundo laboral. Contarán con todo el apoyo de la Administración Central”, expresó Haddock.

“La UPR a través del RCM, tiene la responsabilidad y disfruta del prestigio de preparar y capacitar a los profesionales de la salud de nuestra isla, mediante un ofrecimiento académico de excelencia y de vanguardia. Es nuestro deber y compromiso mantener el liderazgo en la formación de profesionales en las distintas disciplinas dentro del ámbito de la salud pública en Puerto Rico”, manifestó el doctor Haddock.

El presidente universitario estableció que, al presente, el RCM es el más rezagado en el plan de transformación administrativo y académico que impulsó a su llegada en los once recintos y unidades del sistema educativo.

“Respetando la autonomía y la gobernanza universitaria, desde la Administración Central hemos puesto personal y asesores para brindar el apoyo necesario para la transformación administrativa y académica del RCM. Confío en que, con las designaciones realizadas recientemente, se logre la transformación del RCM que tanto buscamos. La rectora Maldonado Dávila está comprometida con este esfuerzo y plan de trabajo”, indicó.

Transformación académica y avalúo de programas

Como parte de su plan de trabajo, el presidente impulsó un rediseño y agilidad en la evaluación y creación de los programas educativos en todo el sistema universitario, así como la integración del avalúo como mecanismo para evaluar su efectividad. Este nuevo proceso permite que los programas que en el pasado tomaban años en ser evaluados y aprobados, ahora se completan y autoricen en seis meses. El plan integra a la facultad, como capital intelectual a cargo del rediseño de los currículos y los programas, pues así lo establecen los procesos de gobernanza universitaria, que no pueden ser dictados desde la Administración Central de la UPR.

Loading...
Revisa el siguiente artículo