Avanza la reapertura comercial pero “no queremos todavía cantar victoria”

En la orden ejecutiva emitida ayer, el gobernador autorizó actividades y niveles de ocupación sin precedentes durante la pandemia

Por Manuel Guillama Capella

Cuando aproximadamente la mitad de la población total de Puerto Rico ha recibido, al menos, una dosis de la vacuna contra el Covid-19, el gobernador Pedro Pierluisi emitió una orden ejecutiva que, por primera vez desde el comienzo de la pandemia, aumenta a 75% la ocupación máxima permitida en ciertos espacios cerrados, como los restaurantes y supermercados, y autoriza la apertura de barras, chinchorros y discotecas.

La Orden Ejecutiva 2021-043 entrará en vigor el próximo lunes, 7 de junio, y se extenderá hasta el domingo 4 de julio.

En el caso de las barras, discotecas, chinchorros y “partybus” podrán acoger un tope del 50% de su capacidad. Sin embargo, las barras y chinchorros al aire libre no tendrán límite alguno.

Contrario al 75% que se permitirá en otros espacios cerrados que atiendan público, en coliseos, cines y teatros la ocupación aumentará solo a 50%. Hasta este domingo, estos espacios solo pueden funcionar a un 25% de capacidad.

Otro cambio incluido en la nueva orden ejecutiva es la eliminación del requisito de cernimiento mediante la toma de temperatura en la entrada, aunque sí permanecerá como una “recomendación”.

Los restaurante, en tanto, podrán operar mediante servicios de entrega en horario de 12:00 a.m. a 5:00 a.m., pero todavía no podrán recibir comensales en sus establecimiento en ese periodo. En ese horario los negocios, incluyendo gasolineras, que sí pueden permanecer abiertas, tampoco podrán expedir bebidas alcohólicas.

Según el portal de Monitoreo de Covid-19 de la Universidad de Harvard, en Puerto Rico el 49.6% de la población ha comenzado el ciclo de vacunación, mientras el 36.3% ya lo completó con ambas dosis de Pfizer o Moderna o la dosis única de Johnson & Johnson.

El portal, manejado por el profesor de bioestadística Rafael Irizarry, estima que Puerto Rico habrá logrado vacunar al 70% de su población en 175 días, para finales de noviembre.

Pierluisi, no obstante, mantiene su proyección de que Puerto Rico logrará la ansiada inmunidad de rebaño para finales de agosto, específicamente “antes del inicio escolar” en agosto.

El gobernador, paralelamente, sostuvo que existe debate sobre si la inmunidad de rebaño debe calcularse a base de la población total de 3.2 millones de personas o de la población hábil para inocularse, que se reduce a unos 2.9 millones de habitantes de 12 años o más.

Desde mediados de abril, la tasa de positividad en el país se ha desplomado de un 13% a 2.1%, el otro elemento que las autoridades esgrimen para fundamentar la flexibilización. El secretario de Salud, Carlos Mellado, subrayó que con un 3% o menos de positividad se considera que la pandemia está bajo control.

“Pudiera haber una apertura total pero esa no es mi decisión. No queremos todavía cantar victoria. La inmunidad de rebaño no está con nosotros, entre otras cosas, y aunque ya llevamos varias semanas con una positividad baja y una reducción sustancial constante en las hospitalizaciones, preferimos ser precavidos que tener que remediar”, resumió el primer ejecutivo.

Junto a las flexibilizaciones en la ocupación, el gobierno igualmente mantendrá vigentes las relajaciones al uso de mascarilla que autorizó desde la pasada orden ejecutiva. En los espacios cerrados se continuará requiriendo su uso, con la excepción de las actividades privadas donde todos los participantes estén vacunados.

En las actividades al aire libre, el gobierno solo insistirá en el uso de mascarillas para quienes no se han inmunizado, si bien la directriz solo tiene carácter de recomendación, toda vez que Pierluisi admitió que la fiscalización sería demasiado complicada.

A nivel de los aeropuertos, continuará siendo obligatoria la evidencia de prueba negativa de Covid-19 o vacunación en vuelos internacionales. Pierluisi mencionó igualmente que hay conversaciones entre la Autoridad de Puertos y las líneas de cruceros para reanudar la llegada de barcos con turistas en agosto, bajo medidas de salubridad.

Sin incentivos por el momento

Pese a que en las pasadas semanas el propio gobierno ha señalado que se ha considerado utilizar fondos federales para incentivar, mediante rifas, concursos, premios, regalos u otros mecanismos, la vacunación de la población, Pierluisi no hizo anuncio alguno al respecto.

“Los estamos considerando. Al momento nos estamos concentrando en la campaña en los medios, pero me consta que el secretario de Hacienda (Francisco Parés) ha estado en conversación con el secretario de Salud para explorar la posibilidad de algunos de los incentivos”, se limitó a decir Pierluisi.

Loading...
Revisa el siguiente artículo