Así será el programa de verano del Departamento de Educación para atender rezago académico

El plan incluye clases presenciales durante 30 días lectivos y comenzarán a partir del 14 de junio.

Por Sadot Santana Miranda

El secretario interino del Departamento de Educación (DE), Eliezer Ramos, indicó hoy que el plan para atender el rezago de poco más de 24,000 estudiantes incluirá clases presenciales a partir del 14 de junio en donde se le brindará la oportunidad a estos alumnos repetir los cursos académicos para poder pasar de grado.

Durante una conferencia de prensa, tal y como anticipó en los pasados días, el funcionario indicó que el periodo lectivo de verano durará unos 30 días en lugar de los acostumbrados 20 días del programa. Si bien sobre 24,000 estudiantes del sistema público no pasaría de grado este año, Ramos expuso que esperan una matrícula de alrededor de 45,000 estudiantes para el curso de verano. Comentó que, aunque los cursos serán dirigidos para aquellos estudiantes que necesiten repetir cursos para poder pasar de grado, el programa también servirá para alumnos que quieran aumentar su promedio luego de obtener calificaciones de B, C o D.

"Sabemos que no es un asunto de este año. No se trata únicamente del resultado de lo que ha sido este año escolar, el año llamado pandémico en que nuestros estudiantes han estado fuera de las escuelas, sino que queremos trabajar alienados a los datos y el desempeño de nuestro sistema en los últimos años y poder atender ese tema de rezago con la profundidad que amerita", dijo el secretario interino durante una mesa redonda con los medios de comunicación. Indicó que el periodo de matrícula estará disponible entre el 7 al 8 de junio y deberán acudir a la escuela donde tomarán los cursos de verano con una solicitud certificada del director de la escuela de procedencia.

Las clases, según dijo en conferencia de prensa, comenzarán el próximo 14 de junio y se extenderá hasta el 22 de julio. Mientras que el 23 de julio será la fecha final para entregar notas. Las clases se ofrecerán en horario de 7:30 a.m. a 3:00 p.m. Los periodos de clases serán de 75 minutos para cada una.

En torno a la cifra de estudiantes que están en riesgo de no pasar de grado, Ramos indicó que los maestros tenían hasta ayer para entregar notas, por lo que la cantidad final podría ajustarse. No obstante, el funcionario mostró preocupación en torno a unos 13,000 estudiantes que fracasaron todos los cursos académicos. "Eso nos levanta bandera con esos 13,000 estudiantes que sabemos que algunos de ellos van a tocar nuestras puertas y otros que no…Con el equipo de apoyo de las escuelas tendremos esa responsabilidad, buscaremos respuestas y volverlos a traerlos a nuestro sistema escolar. Muchos de ellos tendrán que repetir el grado", lamentó.

El secretario interino además señaló que, en casos excepcionales, se permitirá tomar cursos en el formato a distancia por medio de la plataforma de Moodle para estudiantes entre sexto a duodécimo grado.

Ramos también mencionó que el programa de verano será sufragado con $200 millones de fondos federales que recibió la agencia del Cares Act que fueron liberados tras la designación de un síndico federal que administrará dichos fondos provenientes del gobierno estadounidense.

Ramos estimó que podrían utilizar unos 300 planteles escolares y que contratarán a 10,000 maestros para ofrecer los cursos remediales de verano. "Nuestra prioridad son las escuelas que ya están certificadas [por Salud] y pasaron la prueba de abril. Y aquellas que en términos de infraestructura no contemplan riesgos mayores como las escuelas de siglo 21 o las que por su fecha no representan la existencia de columna corta. Y estamos hablando en total estamos evaluando abrir unos 300 planteles escolares que va a depender de la matrícula que nos llegue. Nuestra meta es el mínimo de 78 escuelas, una por municipio", dijo Ramos.

El funcionario, además, planteó que adicional a las materias básicas como inglés, español, matemáticas, el programa de verano ofrecerá cursos ocupacionales, estudios sociales, educación física, salud escolar y bellas artes. Aclaró, sin embargo, que el programa de verano se enfocará en atender el rezago académico de estos estudiantes, por lo que no ofrecerán cursos para que otros estudiantes adelanten materias.

Agregó que, a diferencia de otros años escolares, los cursos se ofrecerán por grado y por materia. Según Ramos, esto les permitirá a los maestros enfocarse en educación individualizada con estos estudiantes en riesgo de no pasar de grado.

"El rezago académico no es sinónimo a tener una distribución de notas. Estamos hablando que lo que es rezago académico es tener a un estudiante por debajo del promedio en un nivel cognitivo que se espera de él en un grado o una edad", dijo Guillermo López, secretario asociado de asuntos académicos del DE.

En cuanto a educación especial, Ramos aseguró que el programa de verano contará con docentes que ofrecerán cursos a estos estudiantes. El plan del programa de verano indica que los estudiantes que asistan al salón especial con promoción de grado —también conocidos como Ruta 1— serán atendidos por un maestro de educación especial que adaptará el currículo y trabajará con el maestro regular bajo la estrategia de modelo colaborativo o coenseñanza.

El programa de verano también permitirá el transporte escolar. Los padres o encargados de los estudiantes deberán completar el formulario cuando realicen el proceso de matrícula.

El programa también atenderá a estudiantes de la región sur y detalla que se ofrecerán clases presenciales. Sin embargo, en caso de que en un municipio no esté disponible una escuela o esté bajo construcción, se celebrarán tres días de educación presencial y dos días a distancia.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo