Presentan legislación para que suministros para emergencias se produzcan en Estados Unidos y sus territorios

La Comisión analizaría la respuesta de emergencia nacional del gobierno de los Estados Unidos y el sector privado a esta pandemia.

Por CyberNews

El congresista Brian Fitzpatrick junto con los representantes Josh Gottheimer, Jenniffer González Colón, Thomas Suozzi, Pete Stauber, Dean Phillips, Don Bacon, Susie Lee, Van Taylor y Jimmy Panetta presentaron el Made in America Emergency Preparedness Act.

“Simplemente no podemos subcontratar nuestra seguridad pública y nacional a naciones extranjeras. Debemos reconstituir nuestra cadena de suministro de salud y seguridad pública de regreso a los Estados Unidos. Los productos médicos, equipos de protección, productos farmacéuticos, equipos de respuesta a emergencias y todos los demás artículos y materiales críticos necesarios para responder a una emergencia nacional deben producirse en el país para el consumo interno, especialmente durante una crisis donde el tiempo es un factor crítico”, dijo el representante Fitzpatrick. “Nuestra respuesta a los ataques terroristas del 11 de septiembre fue ‘Nunca más’. Debemos tener la misma respuesta exacta al COVID-19. Esta histórica legislación bipartidista hace precisamente eso”.

“Es fundamental que nuestro gobierno y las industrias del sector privado aprendan de la crisis de COVID-19 y se preparen mejor para futuras emergencias nacionales”, dijo el representante Gottheimer. “Debemos asegurarnos de que nuestros sistemas de salud, personal de primeros auxilios, Reserva Nacional Estratégica y cadena de suministro estén siempre listos. Esta legislación bipartidista establecerá una Comisión federal bipartidista para ayudar a garantizar que nuestro gobierno y las industrias estén mejor preparados para la próxima crisis”.

“A medida que nuestro país continúa recuperándose del azote de la pandemia de COVID-19, es evidente que la reserva nacional fue abastecida de manera inadecuada para responder a un evento de esta magnitud”, dijo la comisionada residente González Colón.

“Para prepararse para cualquier tipo de un evento mayor, debemos asegurarnos de tener los productos médicos, el equipo de protección, los productos farmacéuticos, el equipo de respuesta a emergencias y los artículos y materiales críticos necesarios incluidos en la reserva. Nuestro país tiene la oportunidad de reconstruir la capacidad de manufactura en lugares como Puerto Rico, donde no solo contamos con la capacidad de infraestructura, sino con la mano de obra y la experiencia necesarias para incrementar la fuerza de la industria farmacéutica en la nación. Este proyecto de ley proporcionará la información necesaria a través de la comisión establecida para prepararnos mejor para eventos futuros”, abundó la comisionada residente.

La crisis del COVID-19 ha demostrado que debemos hacer más como gobierno y con la industria privada para prepararnos para la próxima emergencia nacional. Después del 11 de septiembre, nosotros como nación dijimos: “Nunca más” y en respuesta a esta crisis actual, nunca más debemos encontrarnos desprevenidos, incapaces de proteger a nuestras comunidades. Nunca más deberíamos ver la pérdida de casi 600,000 vidas de ciudadanos americanos y la vida cotidiana al revés. Esta legislación se enfoca en asegurar que nuestra nación esté tomando las medidas necesarias para mitigar los impactos de futuras emergencias nacionales, mejorar la capacidad de respuesta y salvar vidas.

Para lograr esto, la legislación autoriza la creación de una Comisión Nacional de Preparación de Estados Unidos para Emergencias Nacionales. Esta Comisión se basaría en la Comisión del 11 de septiembre y analizaría la respuesta de emergencia nacional del gobierno de los Estados Unidos y el sector privado a esta pandemia. La Comisión informaría los hallazgos al Congreso y al presidente de los Estados Unidos sobre qué pasos y elementos son necesarios para asegurar la respuesta efectiva de Estados Unidos a futuras emergencias nacionales.

Uno de los propósitos de la Comisión sería investigar el origen del brote de COVID-19. Los estados que no implementen las conclusiones del informe de la Comisión para 2026 perderían el acceso a los fondos federales designados para la preparación para emergencias a menos que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) pueda certificar que el estado está trabajando de buena fe para implementar las conclusiones de la Comisión. Se requeriría que los estados fueran recertificados cada año fiscal.

La Comisión también estaría obligada a proporcionar un informe y recomendaciones al presidente sobre productos de fabricación nacional que son esenciales para responder a emergencias nacionales. Para garantizar que nuestras cadenas de suministro de adquisiciones federales sean más autosuficientes y puedan depender de más fuentes de producción nacionales, este proyecto de ley también exige que para el 2026, las agencias federales responsables de responder a emergencias nacionales estén adquiriendo suministros esenciales, como medicamentos y equipo de protección personal de fuentes nacionales o de fabricación aquí mismo en los Estados Unidos. Específicamente, los bienes adquiridos por los Departamentos de Defensa (DOD), Seguridad Nacional (DHS) y Salud y Servicios Humanos (HHS), junto con los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) y los Institutos Nacionales de Salud (NIH) se fabricarían dentro de Estados Unidos, lo que permite que nuestra cadena de suministro y nuestras reservas nacionales dependan más de la fabricación estadounidense.

Te recomendamos: 

Estados Unidos descarta un pasaporte para vacunados contra COVID

Estados Unidos descarta un pasaporte para vacunados contra COVID

El Departamento de Seguridad Pública confirmó la información

Loading...
Revisa el siguiente artículo