Pedidos en Estados Unidos de bienes duraderos caen un 1.3 por ciento en abril

El Departamento de Comercio lo informó hoy

Por AP

Los pedidos en Estados Unidos de bienes duraderos —productos de precio elevado y con una vida útil de por lo menos tres años, como los automóviles, los electrodomésticos y la maquinaria— cayeron inesperadamente en abril por primera vez en 11 meses, debido a que la escasez de chips de computadora interrumpió la producción de automóviles.

El Departamento de Comercio informó el jueves que los pedidos de estos artículos cayeron un 1,3% en abril después de subir un 1,3% en marzo. Los pedidos en la rama de transporte cayeron un 6,7%. Excluyendo el transporte, que puede variar considerablemente de un mes a otro, los pedidos de bienes duraderos aumentaron un 1% en abril.

Algunas fábricas se han visto paralizadas por la escasez de suministros a medida que la economía estadounidense se recupera de la pandemia de COVID-19 y la demanda de bienes y servicios se recupera rápidamente. Los pedidos de autopartes, interrumpidos por la escasez de chips de computadora, cayeron un 6,2% en abril. Los pedidos de bienes de capital militar cayeron un 25,8% tras caer un 11,7% en marzo.

Las cifras de bienes duraderos permiten a los economistas, entre otras cosas, medir las expectativas que tienen los consumidores hacia el futuro.

Los economistas esperaban que los pedidos de bienes duraderos aumentaran aproximadamente un 0,7% el mes pasado. A pesar de la caída inesperada, el informe de abril también contenía signos esperanzadores: una categoría que rastrea la inversión empresarial (los pedidos de bienes de capital no defensivos, excluidos los aviones) aumentó un 2,3% el mes pasado además de un aumento del 1,6% en marzo.

“La señal para el sector manufacturero sigue siendo positiva, aunque las limitaciones de la cadena de suministro continúan siendo un viento en contra, lo que impide una recuperación completa a niveles prepandémicos”, escribió en una nota de investigación Rubeela Farooqi, economista en jefe para Estados Unidos de la firma High Frequency Economics.

Loading...
Revisa el siguiente artículo