Con oposición del gobernador, Junta avala plan fiscal con recortes para la UPR

Dos integrantes de la Junta de Control Fiscal se opusieron al plan fiscal del primer centro docente del país que también contempla aumentos en los costos de matrícula.

Por Sadot Santana Miranda

Pese a la oposición del gobernador Pedro Pierluisi y varios integrantes de la Junta de Control Fiscal (JCF), el ente federal certificó hoy el plan fiscal de la Universidad de Puerto Rico, que incluye un recorte de $94 millones en los fondos que recibe la institución del gobierno central y aumentos en los costos de matrícula.

El documento, presentado hoy por la JCF en su reunión pública mensual, contempla también un aumento al crédito universitario a nivel subgraduado y graduado. El plan fiscal fue avalado por cinco miembros del ente fiscal, pero no contó con el respaldo de los integrantes de la Junta, Antonio Medina y Justin Peterson. El primer mandatario del país objetó el Plan, pero este no cuenta con el derecho al voto en las reuniones de la JCF. En cuanto al recorte de $94 millones en las transferencias que hace el gobierno central a la UPR, Natalie Jaresko, directora ejecutiva de la Junta, insistió en que estas reducciones se mitigan con reformas estructurales.

"Me opongo a las reducciones en las transferencias que realiza el gobierno central a la UPR. Ya la Junta ha recortado cerca del 40% en las transferencias que recibe la universidad", dijo Pierluisi.

El mandatario, asimismo, se opuso debido a los aumentos en el costo de matrícula que incluye el Plan Fiscal para la UPR. Según el documento, el costo del crédito subgraduado aumentaría en el año fiscal 2022 a $145 y en el año fiscal 2023 incrementaría a $157 el crédito universitario. A partir del 2024, al alcanzar el máximo previsto en el costo de matrícula se continuará ajustando de acuerdo con la inflación general en los costos de matrícula en universidades públicas de cuatro años que se proyecta que será de 3.1%. Mientras que a nivel graduado, en los programas de maestría, el costo por crédito será aumentado de tal forma que el costo de la matrícula sea un poco menor al promedio de los programas de maestría que se ofrecen en la isla. Los programas doctorales, mientras tanto, el costo por crédito incrementará para que la matrícula anual sea aproximadamente la mitad de la matrícula promedio en universidades públicas en el continente.

"Me preocupan los aumentos en la matrícula. Actualmente, los costos de estos en la UPR son comparables a universidades privadas y debemos pensar que eso es un mercado diferente", comentó Pierluisi durante su alocución, quien también mencionó que la Junta se debe limitar a presentarle recomendaciones al primer centro docente y no imponerle dichas medidas.

Para el año fiscal 2025, los costos en la matrícula de la UPR para estudiantes subgraduados escalaría a un promedio de $5,374 anuales con una carga académica de 28 créditos en total en dicho periodo.

Por su parte, Medina planteó que la Universidad es un componente crucial en el crecimiento económico de la isla, por lo que consideró que los recortes que se contemplan son muy altos. "El Plan Fiscal reduce demasiados fondos y muy rápido", comentó Medina. Su homólogo, Peterson —quien fue nombrado el cuatrienio pasado por el entonces presidente Donald Trump— tampoco favoreció el plan y argumentó que la Junta no está enfocada en el desarrollo económico de la isla. "Concuerdo con [Medina], estos recortes son demasiado para la UPR y especialmente considerando todo lo que ya han hecho", planteó. "La Junta debe enfocarse en desarrollo económico y me preocupa que aquí todo lo que hay son recortes que serán detrimentales", añadió.

El integrante de la Junta, Andrew Biggs, favoreció el plan fiscal y señaló que puede sonar "tentador" que la Junta solo ofrezca recomendaciones. Sin embargo, opinó que, de ser así, no se implementarían las reformas estructurales en la institución académica.

Asimismo, la Junta apuntó que la administración universitaria debe continuar implementando cambios al sistema de retiro de la institución. En síntesis, el ente fiscal solicitó que se congelara el plan de beneficios definidos y cambiarlo a uno de plan de contribuciones definidas, un plan de retiro similar a un 401K.

Durante la reunión, Jaresko reiteró que el ente fiscal continúa evaluando la Ley del Plan de Rescate Americano ya que esta podría forzar cambios en la cifra de recortes a la Universidad. A preguntas de Metro, la directora ejecutiva dijo que aún no cuentan con un estimado de cuánto podría cambiar la cifra a ser reducida en el presupuesto de la Universidad y que siguen examinando las disposiciones sobre la consistencia de fondos que recibe una institución académica año tras año, también conocidas como los 'maintenance of effort'. Estas disposiciones podrían limitar la cifra de recortes a la Universidad, por lo que ejecutar dicha reducción podría poner en peligro los fondos federales.

La Junta —en su primera reunión presencial desde el inicio de la pandemia del COVID-19— también certificó los planes fiscales de la Autoridad de Energía Eléctrica, COSSEC, Autoridad de Acueductos y Alcantarillados, Pridco, Autoridad de Carreteras y Cofina.

Vea el documento aquí:

FOMB – Proposed – UPR – FY21 Fiscal Plan by Metro Puerto Rico on Scribd

Loading...
Revisa el siguiente artículo