Pendientes por trabajar unas 16 mil solicitudes en el Registro Demográfico

La directora de la oficina, Wanda Llovet Díaz, adjudicó al COVID-19 el gran volumen de solicitudes que reciben en línea y que esperan procesar para el 30 de junio.

Por Salomé Ramírez Vargas

La transformación de servicios presenciales a digitales que trajo la pandemia provocó en el Registro Demográfico una avalancha de solicitudes cuya infraestructura no estaba preparada para atender. A consecuencia, los ciudadanos se enfrentan a meses de espera para que les entreguen documentos en oficinas locales o los envíen por correo postal.

Así lo denunció el abogado Roberto Varela Ríos, quien detalló que, antes de la pandemia, acudir a las oficinas en la mañana le garantizaba salir con los documentos. Ahora tiene solicitudes pendientes desde marzo en las plataformas digitales del Registro que no sabe cuando atenderán.

"Yo creo que el sistema está saturado", sentenció el licenciado al apuntar que algunos de sus colegas deben esperar hasta noviembre para una cita de recoger documentos.

La directora ejecutiva del Registro Demográfico, Wanda Llovet Díaz, confirmó a Metro Puerto Rico que tienen 16,000 solicitudes pendientes por trabajar en la página de pr.gov. Para atender este taponamiento, la agencia contrató de forma temporera a múltiples trabajadores que, desde el Centro de Convenciones, están atendiendo dichas solicitudes.

"Nosotros esperamos que ya el 30 de junio todas estas solicitudes que estaban pendientes de ser trabajadas, se puedan trabajar", apuntó Llovet Díaz.

Actualmente, el Registro recibe 350 solicitudes de certificados de eventos vitales como de nacimiento, matrimonio o defunción, cada uno de los siete días de la semana. Es decir, 10,850 solicitudes al mes. Llovet Díaz aseguró que cada empleado del Registro trabaja de 30 a 35 solicitudes diariamente.

"Después de ese 30 de junio nosotros vamos a tomar todas las medidas necesarias para que no haya ningún tipo de solicitudes en atraso", agregó la directora.

Por su parte, el licenciado Varela Ríos contó que la tardanza lo llevó a tener que advertir a sus clientes que los trámites de certificaciones "pueden tardar de tres a cuatro meses". Esto significa, en los casos que atiende, que "un trámite hereditario te puede tomar mínimo seis meses" tras agregarle los procesos en otras oficinas.

Tres plataformas para un mismo proceso

A pesar de tener la página de pr.gov en la que están pendientes las miles de solicitudes, el Registro hizo disponible la plataforma de renovacionesonline.com.

En la primera, la ciudadanía pide que el documento se le envíe por correo postal y en la segunda, el Registro provee una cita para que la persona acuda a recoger el certificado. Ambos procesos son denunciados como lentos por abogados como Varela Ríos.

Aún ante el volumen de peticiones en estas dos plataformas, la agencia abrió una tercera página en turnospr.com, que según Llovet Díaz, está dirigida a personas que no desean compartir su información de forma digital y requieren los servicios presenciales.

"Esta tercera plataforma surge porque hay personas que no quieren hacer ningún pago por internet u ofrecer datos personales de ellos", dijo Llovet Díaz.

Al cuestionar la razón de las demoras, la directora del Registro argumentó que el límite de personas que pueden recibir por oficina en medio de la pandemia es parte del causante. Actualmente, según dijo, el Registro está dando turnos cada 15 minutos o una hora dependiendo del procedimiento.

Finalmente, el Registro retomó un acuerdo con la Comisión Estatal de Elecciones para que a partir del 1 de julio, 29 Juntas de Inscripción Permanente atiendan diariamente personas que necesiten certificaciones de eventos vitales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo