PPD truena contra la campaña de la CEE para elección de cabilderos de la estadidad

El comisionado electoral sostuvo que el organismo se ha dedicado a compensar por los gastos que los candidatos no han podido incurrir

Por Manuel Guillama Capella

A días de la elección especial en la que se escogerán seis cabilderos que abogarán por la anexión de Puerto Rico en la capital federal, el comisionado electoral del Partido Popular Democrático (PPD), Gerardo “Toñito” Cruz Maldonado, denunció el alegado uso partidista que la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) está haciendo de los fondos para la campaña educativa del evento.

De acuerdo con Cruz Maldonado, la CEE se ha convertido en “el bolsillo” de los 10 candidatos, que apenas han registrado gastos de campaña en sus informes a la Oficina del Contralor Electoral.

“La Comisión se ha empeñado en trabajar una campaña publicitaria, que es muy común en cualquier evento electoral para motivar a los electores a participar del evento. Ordinariamente esas campañas van dirigidas a orientar al elector en términos de cómo va a correr el proceso, qué día es, a qué hora se abren los colegios, a qué hora cierran, centros de votación, modelo de papeletas, por cuántas personas puede votar, y hasta ahí llega la campaña. Nos sorprendió que el pasado viernes se circuló este tipo de campaña que ya excede lo que yo he visto en otros eventos en términos publicitarios de la campaña que hace la CEE, al grado que parece la campaña de uno de los candidatos”, subrayó Cruz Maldonado, quien estuvo acompañado en la conferencia de prensa del secretario general de la Pava, Ramón Luis Cruz Burgos, y el comisionado electoral alterno, Ramón Torres.

Cruz Maldonado hizo alusión a algunas de las consignas que ya se han visto de cara al evento electoral en redes sociales o ‘billboards’ pagados por la CEE, tales como ‘Por el Sí, da el próximo paso’ o ‘Vota por la delegación congresional que te representará en Washington’.

Te recomendamos:

“No hay por qué hacer alusión a lo que ocurrió en el evento de noviembre, porque nada obligaba a los electores que votaron por el ‘Sí’ (a la estadidad) en noviembre. La ley que viabiliza el evento de mayo no estaba ni aprobada, esto es una movida del PNP (Partido Nuevo Progresista) que nace en diciembre 30 del 2020, al filo de entregar el poder en la Asamblea Legislativa. No es una secuela de aquel plebiscito”, sostuvo Cruz Maldonado.

“Cualquier persona con sentido común sabe que estas personas que van a ser escogidas este domingo no tienen ninguna otra función que no sea cabildear a favor de la estadidad y los resultados de ese plebiscito. Eso no lo voy a cuestionar, obtuvieron la mayoría. Pero esta gente no tiene siquiera la más mínima posibilidad de sentarse en ninguno de los dos hemiciclos del Congreso de los Estados Unidos, mucho menos van a hacer una representación del pueblo puertorriqueño ante el Congreso. Su función es la de cabildeo solamente”, insistió el comisionado electoral.

Cruz Maldonado rechazó que la participación el domingo vaya a alcanzar la cifra de 100,000 a 125,000 electores que ha pronosticado el presidente de la CEE, Francisco Rosado Colomer, razón por la que considera se pretende manipular el cómputo de participación para “inflarlo” artificialmente.

Según Cruz Maldonado, la campaña desarrollada por la CEE da a entender que los electores votarán en máquinas de escrutinio electrónico, como en las pasadas dos elecciones generales, pese a que, por falta de un presupuesto asignado, el organismo optó por un escrutinio manual.

“Los que han visto las campañas publicitarias en otros eventos, nadie pone en duda que se trataba de campañas educativas. Es lo que todos esperábamos, al grado que nunca un partido político o comisionado ha cuestionado la campaña que desarrolla la comisión para el evento que sea […| En este evento sí, porque la Comisión se ha dedicado a subvencionar la campaña política de estos cabilderos”, puntualizó el comisionado electoral.

Los fondos para la organización de la elección especial, así como para la campaña educativa, provienen de la partida de $1.8 millones que el gobernador novoprogresista Pedro Pierluisi asignó a finales de abril sin el aval legislativo ni la autorización de la Junta de Control Fiscal. De acuerdo con el ejecutivo, la asignación provino de “sobrantes” presupuestarios.

En la elección especial se escogerán dos aspirantes que cabildearán en el Senado federal y otros cuatro que harán lo propio ante la Cámara de Representantes.

Los candidatos al Senado son Zoraida Buxó, Víctor Pérez Rentas, Roberto López y Melinda Romero Donnelly. Para la Cámara baja compiten Roberto Lefranc Fortuño, Elizabeth Torres Rodríguez, Adriel Vélez Torres, María “Mayita” Meléndez Altieri, Jorge Rodríguez Feliciano y Ricardo Marrero Passapera.

La Ley 167-2020, que habilitó la elección especial, no precisó el salario que devengarán los cabilderos con fondos públicos, pero la Ley 165 detalla que la Comisión de la Igualdad –que ejercía funciones similares a los delegados congresionales– recibiría una asignación de $1.25 millones anuales.

Si esa cantidad se dividiera entre los seis cabilderos electos, cada uno recibiría cerca de $208,000 anualmente.

Loading...
Revisa el siguiente artículo