Plantón Feminista exige agilidad en implementación de estado de emergencia por violencia de género

El Plantón Feminista, más allá de ejercer presión al gobernador, pretende seguir impulsando movilizaciones masivas

Por Metro Puerto Rico

La Colectiva Feminista en Construcción inició, durante la tarde de hoy, un Plantón Feminista contra la Violencia Machista, denunciando la inacción y lentitud del Estado al implementar la Orden Ejecutiva que declara un Estado de Emergencia en Puerto Rico por la violencia de género.

La organización exige que se priorice y agilice la toma de decisiones necesarias para que se materialice el decreto, así como la aprobación del Plan de Acción para la Ejecución e Implantación del Estado de Emergencia, que está ante la consideración del Comité de Prevención, Apoyo, Rescate y Educación de la Violencia de Género (Comité PARE) desde el pasado mes de marzo.

“Mañana se cumplen los primeros 100 días desde que el gobernador Pedro Pierluisi decretó lo que por más de dos años venimos exigiendo: un Estado de Emergencia que reconozca que el gobierno le ha fallado a las mujeres, en su responsabilidad de prevenir la violencia de género y de atender adecuadamente los servicios y protección que se le proveen a las sobrevivientes. Sin embargo, a través de los pasados meses hemos visto como el Comité PARE, designado para asesorar al gobernador sobre las acciones a implementar, no ha cumplido siquiera con el compromiso de publicación mensual de sus reuniones, mucho menos con la concretización de un Plan de Acción que ponga en curso las acciones necesarias para erradicar este problema. Ello queda en evidencia sobre todo ante los feminicidios que se han registrado en los pasados meses, que se distinguen porque las víctimas han acudido a las autoridades y no han recibido el apoyo necesario para proteger sus vidas”, expresó Shariana Ferrer-Núñez, portavoz de la Colectiva, a través de un comunicado de prensa.

Según se desprende de la página web de Fortaleza, el último informe publicado por el Comité PARE fecha el mes de marzo. En dicho informe se revela que las reuniones pautadas para dicho comité están agendadas a razón de una mensual. De igual forma se desprende que el Plan de Acción para la Implantación del Estado de Emergencia debía haber sido aprobado durante el mes de marzo. En una comunicación publicada por las organizaciones feministas y de mujeres que son parte del Comité, las organizaciones indican que han hecho el trabajo de análisis, recopilación de datos, e investigación necesaria para poner en curso dicho plan de acción. No obstante, las organizaciones representantes enunciaron que se requieren “acciones más contundentes por parte del gobierno”, según cita el comunicado de prensa de las Organizaciones Representantes del Comité PARE.

“Un Estado de Emergencia en el país que pretenda asegurar la vida e integridad física de las mujeres y sus familias, implica un esfuerzo coordinado, consistente y constante. Las organizaciones feministas hemos hecho el trabajo que tenemos que hacer: presentando propuestas y donado al país nuestro peritaje. Sin embargo, evidentemente es el estado quien arrastra los pies. Sabemos que la vida de Andrea, así como las de otras mujeres que acuden a las agencias para buscar ayuda continúan siendo desprotegidas. Mientras nosotras accionamos vemos a la Rama Judicial, el Departamento de Justicia, el gobernador Pedro Pierluisi y la Junta de Control Fiscal, así como la Procuradora de las Mujeres, jugando a la papa caliente sobre quién es responsable de esta negligencia e inacción. Una cosa queda clara: el sistema es responsable”, señaló Zoan Dávila Roldán, también portavoz de la organización.

En lo que va de año 18 mujeres han sido asesinadas en Puerto Rico por parte de sus parejas o exparejas. Asimismo, hay 17 mujeres y niñas desaparecidas en el país, según publicado por el Observatorio de Equidad de Género. Las organizaciones feministas en el país han planteado la necesidad de atender el problema de violencia de género de manera integral, lo que implicaría atacar el problema a través de la educación, el mejoramiento de la respuesta institucional, el mejoramiento de seguimiento estadístico y el mejoramiento de la asistencia que se le ofrece a las sobrevivientes, entre otras medidas.

“De aquí no nos movemos hasta ver acciones y resultados concretos a nuestros reclamos. Estamos en una situación de emergencia, nos están matando, nos están violando y el gobierno continúa dando excusas. El país está horrorizado ante la violencia machista, las mujeres tememos por nuestras vidas, y nos atormenta saber con certeza que los asesinatos de Adriana y Keishla se pudieron haber evitado. No queremos que muera ni una sola mujer más. El gobierno tiene que formular una respuesta efectiva a esta situación de emergencia, se nos va la vida. Es su deber y estamos aquí para recordárselo”, culminó Ferrer-Núñez.

El Plantón Feminista, más allá de ejercer presión al gobernador, pretende seguir impulsando movilizaciones masivas que nutran un movimiento feminista negro y popular que pueda frenar las medidas de austeridad y las políticas públicas que hacen de nuestras vidas unas más precarias. Hasta el momento, diversas organizaciones y grupos alrededor de todo la isla — como Ponce, Luquillo, Mayagüez y Caguas, entre otros pueblos — movilizan acciones para exigirle al Estado acciones apropiadas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo