Para largo el tranque en la jefatura del Departamento de Educación

De acuerdo con un senador popular, la mayoría no se inclina a acelerar la confirmación de Magaly Rivera como secretaria en propiedad

Por Manuel Guillama Capella

El secretario de la Comisión de Nombramientos del Senado, Rubén Soto, no garantizó que la Cámara alta brinde un trámite expedito a la conformación de Magaly Rivera Rivera, designada hoy secretaria de Educación en propiedad por el gobernador Pedro Pierluisi.

“En su momento se evaluará la confirmación de la secretaria. Se le dará la prioridad que se le tiene que dar. Sucede a veces cuando las cosas se quieren dar a la trágala, el gobernador tenía la oportunidad de enviar un nombramiento interino, que el Senado lo evaluara y pasara su curso. Lamentablemente la persona que envió (como secretario interino, Jesús González) tiene un historial nefasto en la administración pública, en el caso del ayuntamiento de Arecibo. Fueron $65 millones de déficit y $85 millones de deuda que terminó (el exalcalde) Carlos Molina”, manifestó el senador Soto, en alusión al choque acontecido esta semana entre las dos ramas de gobierno sobre la jefatura del Departamento de Educación.

Mientras Pierluisi ha insistido que González no requiere aval senatorial para ejercer como secretario interino de Educación, el cuerpo legislativo aprobó una resolución para rechazar su nombramiento y su presidente, José Luis Dalmau, ha expresado su intención de acudir a los tribunales para que se ordene su salida del puesto.

Tras designar ayer a Rivera Rivera, Pierluisi exigió al Senado que actuara con celeridad en su evaluación.

“Dada la importancia y la responsabilidad que nos impone nuestra Constitución de educar a las próximas generaciones, espero que este nombramiento sea atendido con la mayor premura y diligencia”, sostuvo el mandatario en declaraciones escritas.

De acuerdo con Soto, Rivera Rivera deberá demostrar al Senado que cuenta con “los planes” para administrar la agencia.

“Vamos a darle el espacio que se le ha dado a todos los nominados para que ella pueda presentar los planes a seguir y demostrar que tiene la capacidad para dirigir uno de los departamentos más grandes que tiene el Estado y de mayor importancia en momentos de una pandemia y donde tantos fondos federales han llegado a Puerto Rico para la rehabilitación y reestructuración de las escuelas”, puntualizó a Metro el senador por el distrito de Arecibo.

La incertidumbre a la cabeza del Departamento de Educación se centra en los artículos 172 y 173 del Código Político, que disponen la forma en que se llenan vacantes permanentes en las agencias y que, según la interpretación del Senado, requieren al gobernador someter al proceso de confirmación al designado interino cuando la ley no detalla un orden sucesoral.

De esa forma, la agencia con el presupuesto más abultado del gobierno permanece en un limbo desde el pasado sábado, cuando Pierluisi retiró la nominación de Elba Aponte Santos, quien recibió un informe negativo de la Comisión de Nombramientos en el Senado.

Aponte Santos ejercía el cargo de secretaria desde inicios de año, en virtud de haber sido un nombramiento en receso legislativo.

En el caso de Rivera Rivera, se informó que cuenta con sobre 30 años de experiencia en el sistema educativo público y un doctorado en Administración Escolar de la Universidad Interamericana. En su trayectoria ha sido maestra de español a nivel intermedio, directora escolar, superintendente de distrito y directora regional. También llegó a formar parte de la Junta de Síndicos de Retiro de Maestros en representación de los docentes activos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo