Plan Fiscal de la Junta cifra esperanzas en reformas estructurales y fondos federales

El ente fiscal reveló el nuevo Plan Fiscal que proyecta las finanzas del país por los próximos años.

Por Sadot Santana Miranda

Si bien la Junta de Control Fiscal (JCF) proyecta una leve mejoría económica en los próximos años, la isla podría volver a enfrentar otro patrón negativo a partir del 2030.

Durante una mesa redonda hoy con los medios de comunicación del país y de Estados Unidos, la directora ejecutiva del ente fiscal, Natalie Jaresko, pintó un cuadro alentador para las finanzas del país en el nuevo Plan Fiscal para el año 2022. Sin embargo, advirtió que la isla podría experimentar otra tendencia negativa a partir del 2030 alcanzando un déficit presupuestario en 2036.

AQUÍ PUEDES LEER EL NUEVO PLAN FISCAL

Se espera que el ente fiscal certifique hoy dicho documento financiero en su reunión pública mensual.

“Si hacemos todo lo que está en el Plan, es decir, que se implementan las medidas fiscales y las reformas estructurales, la isla enfrentará el déficit presupuestario en 2036. Sin embargo, cabe destacar que, si hay cambios en los fondos federales, por ejemplo, con los fondos de Medicaid, entonces cambiaríamos esa proyección”, dijo Jaresko.

“Si el Tribunal Supremo de Estados Unidos permite el acceso a fondos del Seguro Social Suplementario para la isla, entonces eso proveerá cerca de $1,000 millones a la economía local y aumentarán los ingresos…En este documento, solo incluimos lo que conocemos y no proyectamos aquello que es desconocido”, continuó.

Para Jaresko, si bien las proyecciones de las finanzas del país muestran una leve mejoría en 2021 y 2022, la funcionaria alertó que “la economía de Puerto Rico no está suficientemente fuerte como asegurar su sustentabilidad a largo plazo a menos que existan incrementos en la asignación de fondos federales y se implementen reformas estructurales”.

Según datos que ofreció Jaresko durante la mesa redonda, el país tendrá un aumento de un 1% en el producto nacional bruto para el 2021. Mientras que se proyecta un incremento del 3.8% en el ingreso ajustado por crecimiento.

No obstante, en los años 2023 y 2024, se refleja un decrecimiento en ambos renglones. Jaresko apuntó a que, para esta fecha, se espera que culmine el efecto de los cheques de estímulo económico y los beneficios adicionales por desempleo desembolsados durante la pandemia del COVID-19. “Los estímulos le proveyeron lograron alzar la economía y son un elemento importante para cualquier recuperación de una crisis económico. Pero no es suficiente. No reemplaza un verdadero plan de desarrollo económico”, señaló Jaresko durante su exposición. Mientras que en el periodo de 2025 y 2026, Jaresko aseguró que se verá el efecto económico de los fondos federales para la reconstrucción del país para atender los daños provocados por los huracanes Irma y María.

Comentó que el país tiene proyectado recibir poco más de $80,000 millones en fondos de reconstrucción de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y los fondos del Departamento de Vivienda federal también conocidos como CDBG-DR. Mientras que la isla ha recibido unos $43,000 millones en fondos para atender la emergencia del COVID-19, que incluyen los cheques de estímulo que se le ha enviado a la ciudadanía.

El Plan Fiscal, según Jaresko, no muestra grandes cambios en las propuestas de reformas estructurales. De esta forma, se mantuvieron aquellas como la creación de incentivos que promuevan el retorno a la fuerza laboral por medio de los programas del crédito por trabajo y el Programa de Asistencia Nutricional (PAN) y la flexibilización en las normas para hacer negocios en la isla. Pese a que Jaresko cifró sus esperanzas en estas medidas, el Plan Fiscal muestra un impacto de .75% en la economía del país para el año fiscal 2026. Estas reformas estructurales se podrían traducir en un 1% de crecimiento por año entre los años fiscales 2022 al 2051. Mientras que para el 2051, el impacto de estas reformas podría significar unos $36,000 millones en ingresos.

“A largo plazo, la economía del país no puede crecer si sigue teniendo una de las tasas laborales más baja en el mundo”, dijo sobre las reformas en el área laboral. También indicó que el gobierno debe implantar otras reformas en el sector educativo para mejorar las tasas de graduación y pruebas estandarizadas y una transformación en la infraestructura en el transporte público.

Asimismo, insistió en que el gobierno debe flexibilizar las normas para hacer negocios en la isla. Según Jaresko esto requiere que el gobierno suavice los requisitos para la obtención de permisos para aquellos nuevos negocios y en el registro de propiedades.

Jaresko admitió que, aunque en años anteriores no se han podido implementar dichas reformas estructurales, aseguró que las proyecciones presentadas son “realistas” y se mostró confiada en que el gobierno ejecutará su implementación.

"Pienso que en muchos casos ha habido falta de voluntad política y falta de habilidades gerenciales para implementar estas medidas. Pero creo que en estos momentos hay una oportunidad única ya que tenemos una nueva Legislatura y un nuevo gobernador que han dicho que desean implementar cambios para Puerto Rico y sacarlos de esta situación fiscal", señaló Jaresko a preguntas de la prensa.

La Junta, además, mantuvo una reducción a las aportaciones que hace el gobierno central a la Universidad de Puerto Rico (UPR). A preguntas de este medio, Jaresko comentó que las aportaciones que hace el gobierno central al primer centro docente del país serán de $465 millones para el próximo año fiscal.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo