Tercera noche de disturbios en Irlanda del Norte

La violencia ocurre en medio de un aumento en las tensiones por las normas comerciales

Por AP

Las autoridades de Irlanda del Norte llamaron a la calma el lunes tras una tercera noche de disturbios en que turbas protestantes provocaron incendios y lanzaron ladrillos y cocteles Molotov contra la policía.

La violencia ocurre en medio de un aumento en las tensiones por las normas comerciales debido al Brexit y un empeoramiento de las relaciones entre católicos y protestantes a pesar del acuerdo de compartir el poder.

La policía norirlandesa informó que los agentes fueron atacados en Londonderry la noche del domingo y que estallaron disturbios también en dos zonas unionistas y probritánicas cerca de Belfast. La mayoría de los involucrados eran adolescentes, indicó la fuerza pública.

El comandante policial Darrin Jones condenó “esta conducta irresponsable y criminal que lo único que logra es hacerle daño a la comunidad”.

La violencia ocurre luego de hechos similares el viernes y el sábado en zonas unionistas en los alrededores de Belfast y Londonderry, en que los alzados lanzaron proyectiles y bombas incendiarias contra la policía además de prenderle fuego a vehículos. La policía informó que 27 de sus agentes resultaron lastimados y ocho personas fueron procesadas, de las cuales la más joven es un menor de 13 de años.

El divorcio entre Gran Bretaña y la Unión Europea a fines del 2020 ha estremecido el delicado equilibrio político norirlandés, que es parte del Reino Unido y en que algunos habitantes se identifican como británicos y otros como irlandeses.

Un nuevo acuerdo comercial entre el Reino Unido y la UE estipula chequeos fronterizos y aduaneros para ciertos productos que vayan entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido. El sistema fue diseñado para evitar las revisiones entre Irlanda del Norte e Irlanda, que es miembro de la UE, ya que la frontera abierta entre las dos Irlandas ha sido un pilar de los acuerdos de paz del 1998.

Ese pacto puso fin a décadas de conflicto entre republicanos irlandeses, facciones probritánicas y las fuerzas armadas del Reino Unido, en que murieron más de 3.000 personas. Sin embargo, los unionistas insisten en que las revisiones equivalen a una frontera en el Mar Irlandés entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido.

Loading...
Revisa el siguiente artículo