Locales

Dime y direte cameral sobre productividad legislativa

Legisladores novoprogresistas apuntaron a que solo se han aprobado siete proyectos, pero el presidente de la Cámara puntualizó que hay un cambio de estilos

Mientras representantes del Partido Nuevo Progresista (PNP) despotricaban contra el récord del cuerpo en sus primeros 70 días, el presidente cameral, Rafael “Tatito” Hernández, defendía la gestión, insistiendo que ha sentado las bases para un proceso más inclusivo y participativo para las minorías, al tiempo que hizo un llamado a evaluar la “calidad” y no la “cantidad” del trabajo legislativo.

Los legisladores del PNP Gabriel Rodríguez Aguiló, Juan Oscar Morales y Víctor Parés destacaron que la mayoría del Partido Popular Democrático apenas ha dado paso a siete proyectos de ley, al tiempo que aún no se ha aprobado ninguno de los proyectos referidos desde el Senado, lo que implica que el gobernador Pedro Pierluisi aún no ha recibido legislación para su firma desde que comenzó el nuevo cuatrienio.

“La Comisión de Salud en la Cámara ha trabajado un proyecto de ley, uno (solamente), luego de interpelar al secretario de Salud (Carlos Mellado), con tantos temas que podemos atender. En asunto económico, cero, no tienen ningún proyecto. Es lo que estamos diciendo, trabajen el que ustedes entiendan pertinente porque la política pública le corresponde a la mayoría establecerla. Claro, si la mayoría quiere contar con los demás partidos representados en la Asamblea Legislativa, no hay problema, para eso es el proceso de las vistas públicas, que nos citen. Pero tienen que atender los proyectos y no lo están haciendo. Están enfocados en investigación, hablando para las gradas, derogando leyes y eso no produce nada positivo para nuestra gente”, dijo Rodríguez Aguiló, portavoz alterno de la minoría penepé.

Los representantes señalaron que, en los cuatrienios de 2009 a 2012, 2013 a 2016 y 2017 a 2020, a estas alturas se habían aprobado 34, 21 y 22 proyectos de ley, respectivamente. Además, esgrimieron que hace cuatro años, en “los primeros meses” del gobierno, ambas cámaras habían aprobado 21 medidas de ley que pasaron a la firma del entonces gobernador, Ricardo Rosselló.

Entre las medidas que requerirían mayor urgencia, a juicio de Parés, figuran los proyectos 345, 346 y 549, de su autoría. El primero busca “capacitar financieramente” a la fuerza laboral; el segundo, “regular y fiscalizar” la industria de elevadores; y el tercero, enmendar la Ley de Permisos.

Morales, en tanto, exigió que se acelerara el trámite del Proyecto de la Cámara 503 para que los fondos recaudados por un cargo especial a la compra de tablillas se destinen exclusivamente al Hospital de Trauma, en lugar de conceder discreción al secretario de Salud sobre su utilización.

Parés, además, señaló que es injustificable el lento ritmo en la aprobación de legislación ya que, históricamente, el “98%” de los proyectos se aprueban por unanimidad.

Por su lado, Rodríguez Aguiló criticó que aún no se haya aprobado un Código de Ética.

Responde “Tatito”

Poco después, en una conferencia de prensa, Hernández ripostó que prefiere esperar a que en abril se cumplan los 100 días de la actual administración para elaborar comparaciones con cuatrienios anteriores, y estableció un contraste con la pasada Cámara de Representantes al asegurar que cada medida irá a debate previo a su aprobación.

Asimismo, resaltó que el proceso de enmiendas actual es más riguroso, ya que conlleva la celebración de un ‘markup session’ (sesión de enmiendas) a nivel de comisión previo a bajar a votación del pleno.

“La cosa (no se debe) medirla solamente desde el punto de vista de cantidad. Hay que entrar también en qué se aprueba. A estas alturas, todavía falta un poco para que se cumplan los 100 días de la Cámara de Representantes, el 22 de abril. El PNP aprobó un reglamento a principios de enero (de 2017) pero lo dejó sin efecto por dos meses. Nosotros lo aprobamos en consenso, en diálogo, dándole información a ellos, el 25 de enero. Nosotros tenemos hasta ‘markups’. No solamente la medida se ve, se discuten las enmiendas antes de llegar al ‘floor’, en el ‘floor’ se tiene que defender. Es un contraste dramático, ya no hay oscurantismo”, argumentó Hernández, quien añadió que espera que el cuerpo apruebe el Código de Ética interno el 18 de marzo.

Entre los logros de esta Cámara baja, Hernández incluyó la investigación del contrato de privatización de la red de transmisión y distribución eléctrica, que ha generado cuestionamientos públicos sobre las prerrogativas concedidas al consorcio Luma Energy en casos de desastre y de las protecciones laborales de los empleados actuales de la Autoridad de Energía Eléctrica.

Asimismo, Hernández validó el énfasis en la derogación o enmiendas a leyes aprobadas el pasado cuatrienio, como ocurrió con las leyes 165 y 167 del 2020, que, respectivamente, permite al gobernador convocar un referéndum de estatus unilateralmente y ordena una elección con fondos públicos para escoger cabilderos de la estadidad.

“El cuatrienio pasado fue tan malo y tan malo que los ciudadanos y electores de Puerto Rico nos dieron un mandato a nosotros y forjaron una Asamblea Legislativa diversa, derrotando a la mayoría del PNP. El gobernador es penepé, la comisaría residente es penepé, pero la Asamblea Legislativa es popular, de Proyecto Dignidad y del Movimiento Victoria Ciudadana, que entre todos tienen una mayoría contundente. La mayoría de las medidas que están aquí es para derogar la política pública insensible, atropelladora y abusadora del cuatrienio pasado”, subrayó el presidente cameral.

Tags

Lo Último

Te recomendamos