Cuesta arriba la vacunación de personas sin hogar en Puerto Rico

Expertos plantean que el modelo de vacunación para esta población debe pensarse de forma diferente.

Por Sadot Santana Miranda

Ante el desconocimiento de un plan para vacunar a las personas sin hogar, organizaciones sin fines de lucro clamaron por la adopción de estrategias que garanticen la inoculación de esta población.

Incluso, en ausencia de un protocolo, organizaciones como Coalición de Coaliciones e Iniciativa Comunitaria han comenzado a gestionar y a educar a personas mayores de 65 años que viven en las calles de cara a una eventual vacunación.

Para el director ejecutivo de la organización Coalición de Coaliciones, Francisco Rodríguez, ha resultado cuesta arriba la vacunación de personas sin hogar mayores de 65 años, quienes están en las actuales fases de inoculación contra el COVID-19.

“Si esto es cuesta arriba para la población general, para nosotros es bien difícil sobretodo fuera del área metropolitana”, señaló Rodríguez, quien no pudo precisar a cuántas personas sin hogar mayores de 65 años la organización a ha acompañado a vacunarse. Sin embargo, indicó que ha sido un número reducido de personas. Agregó que la red de organizaciones que dirige atiende a unas 1,000 a 1,500 personas que viven en las calles. Rodríguez añadió que ofrecen servicios a unas 200 personas sin hogar que son mayores de 65 años.

Por su parte, la directora ejecutiva de Iniciativa Comunitaria, Yorelys Rivera, indicó que la organización aún no ha acompañado participantes de su programa mayores de 65 años a vacunación. Sin embargo, aseguró que han orientado a personas en torno a los efectos de la vacuna contra el COVID-19.

“En Iniciativa, sí hemos estado orientado a los participantes que están en la calle sin hogar de que pueden hacerlo. A la fecha, no tengo ninguno de nuestros participantes que haya verbalizado que se quiere vacunar, de 65 años, en adelante”, dijo Rivera, quien apuntó que la entidad atiende un estimado de 300 personas sin hogar, de las cuales cerca de un 3% es mayor de 60 años.

Por su parte, de acuerdo con Francine Sánchez, directora del Departamento de Desarrollo Social y Comunitario del Municipio de San Juan, han coordinado la vacunación para unas 12 personas que viven sin un techo y que son mayores de 65 años con el Centro Más Salud.

Plantean sus recomendaciones

Rodríguez, a su vez, explicó que la vacunación de las personas sin hogar debe contar con las organizaciones sin fines de lucro quienes ya conocen el perfil de esta población.

“Tenemos personal adiestrado y capacitado que ha desarrollado una relación de mucho tiempo con estas personas y por las diferentes situaciones de uso de droga, salud mental y hasta por experiencia de vida tienden a desconfiar de procesos gubernamentales formales”, comentó Rodríguez, quien reiteró que las personas sin hogar no han sido incluidas en ninguna de las fases de vacunación.

Rivera, mientras tanto, recomendó ampliar las campañas educativas a las personas sin hogar en torno a los efectos de la vacunación. Además, indicó que se debe vacunar en grupos pequeños en áreas de mayor población sin hogar y que este proceso sea liderado por las organizaciones comunitarias.

Admitió, por su parte, que uno de los retos es garantizar la segunda dosis de la vacuna para las personas sin hogar que viven en las calles, por lo que recomendó que podrían ser las propias organizaciones las que se aseguren de que las personas asistan a su segunda dosis. “No se puede pensar en masa como ha sido en los centros de vacunación, sino pensar en estrategias pequeñas, insertadas en los espacios donde ellos frecuentan”, mencionó Rivera, quien expuso que la vacunación a personas sin hogar que viven en albergues podría resultar menos complicado.

Si bien se ha planteado esperar por la aprobación de la vacuna de la empresa Johnson and Johnson —la cual se trata de una sola dosis—, Rivera argumentó que “no es justo” que las personas sin hogar esperen a que se avale el uso de esta vacuna.

Responde Salud

El secretario de Salud, Carlos Mellado, reconoció que la agencia aún no cuenta con guías para la inoculación de las personas sin hogar ya que no han podido afinar una estrategia para garantizar la segunda dosis a esa población. “El reto es que le pongamos la primera dosis y no conseguirlos para la segunda”, dijo a preguntas de Metro. “Espero en las próximas semanas tener un plan”, continuó. Mellado, mientras tanto, confesó que desconoce cuántas personas de 65 años o más que viven sin hogar han podido vacunarse.


El periodista J. Miguel Santiago colaboró en esta historia. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo