La Junta reclama lograron recortar $18,800 millones a la deuda de Puerto Rico

El servicio de la deuda sería $1,150 millones anuales

Por Metro Puerto Rico

La Junta de Control Fiscal (JCF) reclamó hoy, martes, que el nuevo acuerdo que pactó con tenedores de bonos le reduce unos $18,800 millones a la deuda de Puerto Rico.

De acuerdo con el ente federal, los términos del acuerdo reflejan las negociaciones con los acreedores incluidos en el acuerdo de reestructuración que la Junta había alcanzado el año pasado, producto de meses de mediaciones supervisadas por los tribunales y luego del análisis del efecto acumulativo de la pandemia de COVID-19, la recesión en curso, y una serie de desastres naturales que han azotado a Puerto Rico y su economía en los últimos años.

El nuevo acuerdo con bonistas de Obligación General (OG) y de la Autoridad de Edificios Públicos (AEP), en resumen:

  • • Reduce $18,800 millones de la deuda del Estado Libre Asociado en poder de los tenedores de bono de GO y AEP en un 61%, a $7,400 millones.
  •  Reduce el total de pagos del servicio de la deuda en un 62%, de $90,400 millones en el marco de los acuerdos de deuda contractual originales previos a PROMESA a $34,100 millones bajo el nuevo acuerdo (incluidos el principal y los intereses de los bonos de COFINA).
  • Provee a los bonistas de OG y AEP $7,400 millones en bonos y $7,000 millones en efectivo, lo que quita el peso de una deuda insostenible a futuras generaciones.
  • Incluye un Instrumento de Valoración Contingente (CVI, por sus siglas en inglés) que brinda un valor incremental a los bonistas de OG y AEP solo si la economía de Puerto Rico se crece más de lo proyectado en el Plan Fiscal Certificado para Puerto Rico en 2020.

"Logramos un acuerdo justo, sostenible y consensuado que pone a Puerto Rico en un camino hacia la recuperación y es una herramienta importante para levantar el peso de la bancarrota de las personas y los negocios de Puerto Rico", expresó el presidente de la JCF, David Skeel, en declaraciones escritas.

"El Plan de Ajuste que esperamos presentar el próximo mes se basa -en parte- en este acuerdo con los acreedores, junto con los acuerdos ya alcanzados con el Comité Oficial de Retirados (COR) y con ciertos sindicatos, así como el resultado de una mediación que continúa con otros grupos de acreedores. El Plan garantizará que Puerto Rico resuelva la insolvencia de una vez y por todas. Ese es el objetivo que se fijó la Junta de Supervisión: una vez y ya. Tenemos la intención de lograrlo”, agregó.

El acuerdo reduce los pagos máximos anuales del servicio de la deuda a $1,150 millones para bonos de interés actual, en comparación con los pagos de hasta $4,200 millones sin la reestructuración. El servicio de la deuda anual en el acuerdo previo a la pandemia fue de unos $1,500 millones, mientras que el nuevo acuerdo liberaría más de $300 millones adicionales al año para los servicios que ofrece el gobierno.

Es decir, los pagos anuales suman a $34,100 millones a lo largo de la vida de la deuda bajo el nuevo acuerdo, una reducción de 62% en comparación a los $90,400 millones que Puerto Rico tendría que pagar bajo los acuerdos de deuda contractual originales previo a PROMESA.

Sin PROMESA, 30 centavos de cada dólar de los impuestos y honorarios que el gobierno cobra al pueblo de Puerto Rico irían a los acreedores. Este nuevo acuerdo reduce aún más los pagos anuales a menos de 8 centavos de cada dólar de lo que el gobierno recauda.

“La reducción en los pagos anuales correspondientes al servicio de la deuda es un logro significativo en el camino hacia recuperación de Puerto Rico”, dijo la directora ejecutiva de la JCF, Natalie Jaresko.

"Junto con la política de deuda legislada el año pasado, que restringe la emisión de deuda incremental para evitar los errores del pasado, este acuerdo establece niveles de deuda sostenibles, le permite a Puerto Rico enfocarse en reformas estructurales y crecimiento, al tiempo que tiene la capacidad presupuestaria para proveer los servicios que las personas necesitan y merecen. Todo esto encamina a Puerto Rico hacia un acceso renovado a los mercados".

Por su parte, los grupos de acreedores, que colectivamente tienen aproximadamente $8,200 millones en reclamos de pago por bonos GO y de la AEP, aseguraron que este acuerdo ayuda acelera la salida de la quiebra.

"Desde el inicio de la pandemia por el COVID-19, los acreedores principales han trabajado de buena fe con la Junta de Supervisión para brindarle a Puerto Rico la flexibilidad financiera que necesita para recuperarse de esta crisis de salud pública sin precedentes. El nuevo PSA ofrece esa importante flexibilidad al crear un calendario de repago de deuda reducida e introducir una serie de concesiones significativas de los acreedores. Este compromiso, que está respaldado ampliamente, ayudará a Puerto Rico a evitar años de litigios costosos y que distraen y, finalmente, acelerará la tan esperada salida de la quiebra en el 2021", expresaron conjuntamente en un comunicado.

"Creemos firmemente que el nuevo PSA ayudará a Puerto Rico a continuar apoyando a sus tres millones de ciudadanos durante estos tiempos difíciles y, al mismo tiempo, sentará las bases para un futuro económico mucho más brillante”, concluyeron.

Loading...
Revisa el siguiente artículo