Cámara declara "estado de emergencia" tras contagios de COVID-19 en el Capitolio

El presidente cameral, quien permanece en aislamiento tras ser expuesto a un caso positivo, anunció que eliminarán las reuniones presenciales entre legisladores y empleados

Por J. Miguel Santiago Colón

El presidente de la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, anunció hoy, sábado, que estará emitiendo un "estado de emergencia" debido a varios contagios de COVID-19 que se reportaron esta semana.

El anunció surge a un día de que Metro Puerto Rico le pidiera información al Capitolio sobre las medidas que actualmente está tomando para prevenir contagios adicionales, luego de que "Tatito"Hernández anunciara esta semana que estaría aislándose tras entrar en contacto con un caso positivo.

"Hemos firmado una declaración de Estado de Emergencia debido al efecto del coronavirus en la Cámara de Representantes", expresó el legislador a través de una conferencia de prensa virtual.

"Hay un protocolo que en gran parte habían unas cosas que estaban estructuradas desde el punto de vista del protocolo de la superintendencia. Atemperamos los protocolos y estamos dando unos pasos afirmativos para garantizar la seguridad de nuestros empleados, contratistas, personal administrativo y de las personas que nos visitan", añadió.

El nuevo plan se estructurará en tres fases distintas. La primera, que es la que la superintendencia del Capitolio está aplicando al momento de esta publicación, remite a los funcionarios que estuvieron expuestos a aislarse en lo que pasa el periodo de incubación del virus.

No obstante, dado a que la Cámara no tiene injerencias en las labores del Senado, este plan solo aplicará a este cuerpo legislativo. Tras ser cuestionado sobre esta contradicción, Hernández Montañez aseguró que estará comunicándose con el presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, para que aplique las medidas contenidas en la Orden Administrativa.

Debido al caso positivo que anunciaron esta semana, alrededor de 25 personas que fueron expuestas en el Capitolio permanecen aisladas. Estas incluyen a seis empleados de la oficina de presidencia, cuatro miembros de la superintendencia del Capitolio, 11 periodistas, 10 empleados de la oficina de prensa y a cuatro legisladoras.

La segunda fase se implementaría si la presencia del virus obliga a cerrar a algún departamento o dependencia gubernamental. En este caso, se ordenaría a cerrar el área de trabajo hasta nuevo aviso.

La tercera se aplicaría en el caso de que algún caso positivo implique que no se puedan continuar con los trabajos de la Asamblea Legislativa.

"Esos son los tres pasos que estamos incorporando dentro de la Orden Ejecutiva. Estamos ahora mismo en la fase 1", explicó Hernández Montañez.

A partir de ahora, la Cámara cancelará todas las reuniones presenciales y se realizarán de modo virtual. Del mismo modo, las vistas públicas pasarán a realizarse de manera remota, contando solo con la presencial del presidente de cada comisión en los predios del Capitolio.

De igual manera, ahora se exigirá que toda persona que acuda al Capitolio entre exclusivamente con una máscara quirúrgica o una máscara KN95.

Además, la medida también crea la posición de un oficial de cernimiento por oficina administrativa o dependencia.

"Toda área tendrá una persona identificada. Esta persona se les va a notificar a cada dependencia por escrito y lo tiene que identificar y el martes comienza el adiestramiento", detalló.

Al ser abordado sobre si esto implica nuevas contrataciones, Hernández Montañez aclaró que se trata de "hacer más con menos".

"No es personal nuevo. Es que cada uno de las dependencias administrativas, de las oficinas de los legisladores, tienen que identificar a una personas que ya es empleado de la Asamblea Legislativa que asuma esta responsabilidad", aseguró.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo