Persisten las interrogantes entre los alcaldes populares tras encuentro con Elba Aponte

El presidente de la Asociación de Alcaldes censuró que los municipios desconozcan qué planteles podrían reabrir a inicios de marzo

Por Manuel Guillama Capella

La reunión que sostuvieron hoy los alcaldes del Partido Popular Democrático (PPD) y la secretaria designada de Educación, Elba Aponte Santos, no hizo mucho para despejar las dudas que existen sobre el proceso para reabrir los planteles escolares, sostuvo Luis Javier Hernández, ejecutivo municipal de Villalba y presidente de la Asociación de Alcaldes.

Hernández precisó que Aponte Santos ofreció una presentación de casi una hora con relación al plan para el regreso a clases presenciales.

“Hay más preguntas que respuestas. Hay serias interrogantes en varias direcciones. El asunto de la vacunación (del personal escolar) al principio resultaba indispensable para comenzar las clases (pero) ahora resulta ser que no es indispensable. Para eso se pensó en cerca de 30,000 vacunas que muy bien podrían haber sido dirigidas a sectores marginados, como personas encamadas, pacientes de 65 años y personal de primera respuesta que en este momento no está recibiendo su vacuna”, manifestó el líder de los alcaldes populares.

Te recomendamos:

“Ahora que resulta que no se van a abrir todas las escuelas, que no todos los empleados que fueron vacunados van a regresar a sus aulas, y eso es una seria preocupación”, agregó Hernández.

Si bien se estima que el proceso de vacunación de empleados docentes y no docentes de escuelas públicas y privadas se complete a mediados de marzo, el gobierno ha mencionado el 3 de ese mes como la primera fecha en que los planteles podrían recibir estudiantes.

En lo referente al sistema público, Aponte Santos ha indicado que 172 de los 856 planteles tienen “potencial” de reabrir, pero no ha brindado certeza de cuántas, en efecto, podrían reanudar las clases presenciales en esa fecha, habiendo mencionado que podrían ser tan pocas como nueve escuelas.

Hernández señaló que “es increíble” que ni siquiera los ayuntamientos hayan sido notificados de cuáles son los planteles específicos que se consideran para la reapertura.

“No hay un deseo genuino de que los alcaldes presentemos nuestras preocupaciones, porque se nos debió haber integrado desde el principio”, dijo en entrevista con Metro.

Asimismo, se mostró preocupado por el tema de la transportación, al subrayar que las guaguas escolares deberán cumplir con los protocolos de salubridad para evitar contagios de Covid-19, pero al momento no se han firmado contratos entre el Departamento de Educación y los grupos de transportistas.

“La secretaria nos manifestó que esta semana se van a dar instrucciones para vacunar a los transportistas. Ninguno de los transportistas va a tener (al 3 de marzo) las dos dosis requeridas para poder atender ninguna escuela. Por otro lado, desde el punto de vista de la infraestructura le planteamos nuestras preocupaciones con relación a las condiciones en que se encuentran las escuelas (y) ella aceptó que al día de hoy no se han hecho reparaciones producto de los huracanes Irma y María ni de los terremotos. Eso significa que el Departamento estuvo, durante estos tres años, sin hacer un trabajo de reparación producto de los huracanes, que no reparó columnas cortas por los terremotos, y que con un año completo que las escuelas estuvieron cerradas por la pandemia no se pudo hacer algo. Eso raya en la negligencia”, puntualizó Hernández.

El alcalde de Villalba destacó que los municipios están dispuestos a colaborar con Educación en la preparación de escuelas para el inicio del próximo año escolar, en agosto.

Sin embargo, advirtió que, sin acercamientos proactivos por parte de la agencia, incluso esa fecha sería cuesta arriba para el regreso a clases.

De otro lado, Hernández expresó su oposición a la orden ejecutiva del gobernador Pedro Pierluisi, en la que se decretó un estado de emergencia con el objetivo de acelerar el proceso de compras relacionadas con la preparación de escuelas, con miras a su reinicio dentro de unas semanas.

Según el ejecutivo municipal, Aponte Santos mostró receptividad a que los trabajos de reparación sean realizados por los ayuntamientos, lo que, indicó Hernández, representaría una quinta parte del costo para el Estado relativo a la contratación privada.

“No lo veo prudente (la orden ejecutiva), en un momento en que el Departamento de Educación siempre ha estado en el ojo público con relación a la corrupción. No lo veo correcto a dos semanas de la intención de abrir escuelas. El gobierno recibió el informe de transición y el estado de situación en que estaban las escuelas en enero. ¿Por qué esperaron a ahora para emitir una orden ejecutiva, cuando pudieron haberlo hecho al principio de su administración?”, cuestionó el alcalde.

Esta tarde, los alcaldes del PPD y el Partido Nuevo Progresista están citados a una reunión con el propio Pierluisi.

Loading...
Revisa el siguiente artículo