Policía acusado de robar armas amenazó y pidió a testigos que mintieran a federales

Así se desprende de los cargos radicados contra el agente

Por Metro Puerto Rico

Las autoridades federales identificaron como William Cintrón Rivera el agente de la policía acusado de robar 54 armas de fuego y miles de cartuchos de municiones de la Comandancia de la Policía de Guayama.

W. Stephen Muldrow, jefe de la fiscalía federal en Puerto Rico, anunció que un gran jurado acusó además a Cintrón Rivera de manipular a varios testigos, al solicitarles que proporcionaran información falsa a los investigadores federales. La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos está a cargo de la investigación del caso.

Según la acusación formal, el 17 de julio de 2019, el imputado Cintrón Rivera robó 54 armas de fuego de la Comandancia de Guayama del Negociado de Policía de Puerto Rico. Al momento del robo, Cintrón Rivera era un oficial de policía de la PRPB. Además, el imputado está acusado de posesión de seis de las armas de fuego robadas y miles de cartuchos de munición.

Según un comunicado de fiscalía federal, en un esfuerzo por encubrir su crimen, Cintrón Rivera "intentó intimidar y persuadir corruptamente a los testigos identificados solo como M.T.A. y E.C.R. solicitándoles que proporcionaran información falsa a investigadores federales relevantes al robo, así como su paradero la noche del crimen.

Te recomendamos:

Se añade que posteriormente, el 12 de diciembre de 2020, Cintrón Rivera también intentó intimidar y persuadir corruptamente al testigo identificado como G.A.C. solicitando que brindara información falsa a los investigadores federales con respecto a "la naturaleza y duración de su relación; su paradero durante el tiempo del robo; la identidad de un presunto informante; y comunicaciones que lo involucran y G.A.C., incluido el pago de un supuesto teléfono celular.

El fiscal federal adjunto Luis A. Valentin y Jonathan L. Gottfried, jefe de la Sección de Crímenes Violentos y Seguridad Nacional, están a cargo de la acusación del caso. Si es declarado culpable, el acusado enfrenta hasta 10 años de prisión por cada cargo de armas de fuego y 20 años por cada cargo de manipulación de testigos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo