Mellado defiende intención de acelerar reinicio de clases presenciales

Al momento, el gobierno trabaja para concluir la vacunación de la subfase 1-A y al mismo tiempo la inmunización varios grupos dentro de la 1-B

Por Manuel Guillama Capella

Para el secretario designado de Salud, Carlos Mellado, el proceso de vacunación contra Covid-19 de maestros y personal no docente de escuelas públicas y privadas ameritaba arrancar incluso cuando no ha concluido la subfase 1-A, donde se inoculaba principalmente a profesionales de la salud, y apenas ha iniciado la inmunización de personas mayores de 65 años.

“Estados Unidos está en lo mismo, considerando a las escuelas. Hay un componente que la gente tiene que entender: nosotros vamos para un año sin clases (presenciales). Hay varios estudios de la Academia (Americana) de Pediatría que establecen condiciones en niños por la no interacción. Se habla de continuar con las clases virtuales sin pensar que aquí existen niños que no tienen Internet o computadora”, sostuvo Mellado.

El secretario designado, asimismo, recordó que frecuentemente son los maestros quienes identifican situaciones de maltrato de menores, posibilidad que se limita en tiempos de educación a distancia.

“En la medida que se pueda, se tiene que ir pensando en una reapertura ordenada, parcial de las escuelas. Por eso se decidió como política pública vacunar a maestros y empleados no docentes para comenzar un proceso de reapertura organizada. En Estados Unidos, a nivel federal, eso también se está vislumbrando por el CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades), no es algo que viene de la nada. Nosotros estamos adelantándonos a los procesos. La vacuna está desplegada equitativamente”, dijo el galeno.

La cifra de empleados escolares, al combinar planteles públicos y privados, fluctúa entre 55,000 y 60,000. En una conferencia de prensa el martes, Mellado estimó que la inoculación de gran parte de esta población, como parte de la subfase 1-B, podría extenderse de seis a ocho semanas.

Ayer, al comenzar formalmente el proceso de vacunación de personal escolar, la secretaria designada de Educación, Elba Aponte, expresó que serán múltiples los factores que se tomarán en cuenta para decretar la reapertura de los salones, y que no existe un objetivo específico de empleados vacunados para proceder con el regreso a clases presenciales.

Las directrices federales, por el momento, no contemplan la vacunación de niños menores de 16 años.

“Ciertamente no todas las escuelas van a abrir a la misma vez, hay varias consideraciones que se van a hacer en cuanto a eso. Quizás podemos abrir una escuela por región, podemos tener los módulos por Internet a los que tengan Internet, a través de las mismas clases que se están dando presenciales. Pudiera ser un 50% un día y un 50% el otro día, obviamente siempre considerando al padre que quiera abrir o no la escuela. Son un montón de consideraciones que se tienen y se están trabajando en este momento”, afirmó Mellado.

Aunque ha reconocido que no está escrito en piedra, la administración del gobernador Pedro Pierluisi aspira a que la reapertura de escuelas comience en marzo. Además de la prevalencia del Covid-19, Aponte Santos ha mencionado otros factores que incidirán en esa decisión, como las condiciones de infraestructura de las escuelas.

De las 857 escuelas públicas, el Departamento de Educación ha calificado a 53 como “no aptas” y 253 como “aptas parcialmente.

Loading...
Revisa el siguiente artículo