Viva la batalla en los tribunales por la alcaldía de Guánica

Pese al resultado de un recuento el pasado jueves, “Titi” Rodríguez Ramos continúa como alcalde y retará el proceso en corte

Por Manuel Guillama Capella

Mientras el Tribunal de San Juan tiene ante sí la impugnación que presentó el aspirante por nominación directa a la alcaldía de Guánica Edgardo Cruz Vélez, el alcalde juramentado, Ismael “Titi” Rodríguez Ramos, del Partido Popular Democrático, debe estar presentando en estos días un recurso propio para retar el proceso de recuento que le concedió una ventaja a su contrincante.

El ayudante de prensa de Rodríguez Ramos, Israel Morales, confirmó que el político estaría sometiendo un recurso legal, pero no pudo precisar si para ello esperaría a que la corte decidiera sobre la impugnación de Cruz Vélez, que está ante la consideración de la jueza superior Rebecca de León Ríos.

El propio Cruz Vélez se vio forzado, la semana pasada, a impugnar la certificación original de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) que le dio el triunfo a Rodríguez Ramos, toda vez que el organismo determinó que no tenía la facultad de revertir el resultado, mediante una nueva certificación, sin una orden judicial.

El pasado viernes en la madrugada, tras adjudicar una serie de votos pendientes, según una sentencia previa del Tribunal Supremo, la CEE validó que Cruz Vélez había recibido 2,411 sufragios. Asimismo, se informó que el proceso de recuento derivó en que la cifra de votos de Rodríguez Ramos se redujera a 2,356.

Sin embargo, Rodríguez Ramos, presumiblemente, permanecerá como alcalde en funciones hasta que los tribunales se expresen sobre la impugnación de Cruz Vélez.

Hasta el pasado viernes, la cifra de votos por nominación directa a favor de Cruz Vélez se mantenía en 2,335, mientras que Rodríguez Ramos había ganado la elección general con 2,386 votos.

Los votos que se restaron al alcalde juramentado correspondieron a papeletas de voto mixto, pero que las máquinas de escrutinio electrónico habían adjudicado como íntegros para el PPD, ya que el elector no marcó el rectángulo de la casilla de nominación directa. Según Rodríguez Ramos, el ajuste en esas papeletas violó la orden que emitió el Tribunal Supremo.

Tras el conteo que llevó a cabo la CEE hace unos días, Rodríguez Ramos calificó el nuevo resultado como un “robo a mano armada” liderado por funcionarios del Partido Nuevo Progresista.

Asimismo, censuró una actividad, tipo caravana, que Cruz Vélez convocó el pasado domingo para celebrar la virazón de la contienda electoral.

“Entiendo que la actividad (del domingo) es un acto de provocación en medio de este proceso que aún no termina. Públicamente quiero expresar que no patrocino ninguna manifestación, acto o convocatoria que pueda tener consecuencias o engendrar violencia para nuestro pueblo”, manifestó Rodríguez Ramos por escrito.

Loading...
Revisa el siguiente artículo