Mujeres salvadoreñas optimistas en lucha a favor del aborto

Tienen hoy una nueva inspiración en su lucha por la despenalización del aborto

Por AP

En El Salvador, un país asolado por la violencia de las pandillas y el machismo, las mujeres tienen hoy una nueva inspiración en su lucha por la despenalización del aborto.

“Este es un ejemplo y también una inspiración para los países de América Latina y El Salvador, en particular, que tenemos algo muy grave como es la persecución y criminalización de las mujeres”, dijo el jueves a The Associated Press Morena Herrera, quien dirige la Agrupación Ciudadana para la Despenalización del Aborto en este pequeño país centroamericano.

Herrera dijo que siguieron muy de cerca el debate en el Congreso de Argentina que esta semana finalmente aprobó una ley que autoriza el aborto hasta la semana 14 de gestación.

La defensora de los derechos de las mujeres en El Salvador sostuvo que esto las ha alentado a pensar que la decisión tomada por Argentina pueda influir en los legisladores de otras naciones de América Latina a pesar de ser una región conservadora y mayoritariamente católica.

“Creemos que puede ser un elemento que influya en quienes deciden en nuestros países para que se haga un esfuerzo en reconocer los problemas alrededor de los embarazos no deseados, de los embarazos no previstos”, agregó Herrera.

El Salvador es inflexible con las mujeres que enfrentan un embarazo no deseado. Sin importar si sus vidas están en peligro o si se trata de niñas víctimas de violación, la ley castiga el aborto. Actualmente hay al menos 46 mujeres cumpliendo entre 10 y 30 años de cárcel por haber abortado.

Aunque la lucha avanza con lentitud, la Agrupación Ciudadana ha logrado la libertad de varias mujeres.

Pero el debate sobre el aborto legal en caso de peligro de vida para la madre, cuando el embarazo sea producto de una violación o de trata de personas o cuando exista una malformación del feto que haga inviable la vida fuera del útero está paralizado en el Congreso.

Junto con Nicaragua, Honduras y República Dominicana, El Salvador es uno de los cuatro países de América Latina que prohíbe el aborto sin excepciones. Organizaciones defensoras de los derechos humanos han exigido al Estado que derogue la ley que prohíbe el aborto, pero de momento no ha habido resultados. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también ha exhortado a El Salvador a que revise las condenas de las mujeres encarceladas por haber abortado.

La legislación salvadoreña penaliza toda forma de aborto, incluso el terapéutico, y castiga tanto a las mujeres como a los médicos. De ser encontradas culpables, las penas varían de los dos a los ocho años de prisión. No obstante, en muchos casos el delito se cambia a homicidio agravado por el parentesco de la víctima con el victimario y las mujeres pueden llegar a ser condenadas hasta a 40 años de prisión.

Entre 2014 y 2020 Agrupación Ciudadana registró 190 mujeres procesadas. De éstas, 46 fueron condenadas por homicidio agravado y unas 30 por aborto.

Se estima que en El Salvador, una nación de casi siete millones de habitantes, unas 25.000 mujeres quedan embarazadas tras ser violadas cada año y se realizan miles de abortos clandestinos.

La pequeña lista de países y jurisdicciones de la región en los que el aborto está despenalizado incluye a Argentina, Cuba, Uruguay, la Ciudad de México, el estado mexicano de Oaxaca, las Antillas y la Guayana Francesa.

Loading...
Revisa el siguiente artículo