Cámara de Representantes presenta histórico informe a favor de la admisión de Puerto Rico

Se trata de la Resolución de la Cámara 55

Por Metro Puerto Rico

La admisión de Puerto Rico como estado de la unión tendrá un impacto económico histórico, incluyendo un aumento de fondos federales a la isla de $8,376 millones anuales. Esa es la conclusión de un detallado informe que se presentará hoy, lunes, al pleno de la Cámara de Representantes, por el presidente de la Comisión de Relaciones Federales, Internacionales y Estatus, el representante José Aponte Hernández.

El informe, sobre la Resolución de la Cámara 55, fue presentado en conferencia de prensa por Aponte Hernández y el representante José "Che" Pérez Cordero.

El documento también rechaza cualquier efecto negativo de la admisión en el gobierno federal y deja claro que la inmensa mayoría de los puertorriqueños, no sólo no pagarán más contribuciones, sino que estos recibirán un cheque todos los años por la aplicación de múltiples créditos contributivos federales.

“El impacto económico de la estadidad para Puerto Rico será histórico, con un efecto positivo para esta y futuras generaciones. El más reciente informe de la U.S. Government Accountability Office (GAO, por sus siglas en inglés) suscrito en el año 2014 detalla, sin lugar a ninguna otra interpretación, que bajo la Estadidad la Isla recibiría, por lo menos, alrededor de $10 mil millones adicionales en fondos federales cada año, con grandes aumentos en programas federales relacionado a la salud, asistencia nutricional e infraestructura, así como la inclusión de Puerto Rico en el programa de Seguro Social Suplementario”, señaló Aponte Hernández, quien preside la Comisión de Relaciones Federales, Internacionales y Estatus.

Sobre la posibilidad de que la mayoría de los puertorriqueños paguen contribuciones federales, el informe desmiente ese argumento tajantemente.

“La mayoría de los puertorriqueños no pagarían el impuesto federal sobre ingresos, y recibirían cheques del gobierno a través del Crédito por Ingreso del Trabajo (Earned Income Credit). Con la Estadidad, los porcentajes de los impuestos estatales podrían reducirse. El incremento de transferencias federales y la mayor eficiencia compensarían con creces cualquier reducción en réditos. La mayoría de las familias puertorriqueñas recibirían un reintegro como resultado del Crédito por Ingreso del Trabajo (Earned Income Credit). Este crédito fue concebido para apoyar a las familias trabajadoras americanas. A diferencia de otros créditos impositivos, este crédito otorga hasta $3,656 anuales en reintegros de efectivo. El Crédito por Ingreso del Trabajo está disponible para familias que ganan hasta $28,495”, sentenció el líder estadista.

Bajo el sistema contributivo federal, la mayoría de los puertorriqueños no pagará impuestos al gobierno federal sobre ingresos individuales. A modo de ejemplo, en la planilla de contribución sobre ingresos federal, una familia promedio de tres miembros (la pareja y un hijo) con ingresos combinados producto del trabajo por la suma de $30 mil dólares, habría pagado contribución sobre ingresos de $525.00 al gobierno federal. Este estimado no incluye la deducción a la que hubiese tenido derecho por las contribuciones al gobierno estatal, lo que habría reducido su responsabilidad contributiva federal a $226.00, con los créditos, hubiese recibido un cheque del gobierno. Las familias de ingresos más bajos (los denominados más vulnerables) en lugar de pagar impuestos federales recibirán un cheque en crédito por su nivel de ingresos bajos, conocido como el “income tax credit”.

“Es importante señalar que la estructura contributiva de contribución sobre ingresos de Puerto Rico, tanto para individuos como para corporaciones es muy similar a la de Estados Unidos, lo que facilitaría la integración de ambos. Si Puerto Rico se hubiese convertido en un estado en el año 2011, hubiese recibido alrededor de $9 mil millones adicionales en aportaciones federales y sus ciudadanos hubiesen pagado alrededor de $2 mil millones en impuestos federales y las corporaciones $0.7 billones adicionales. El resultado neto hubiese sido de cerca de $5,676 millones adicionales ese año, cifras que incrementarían en años subsiguientes”, añadió el legislador del Partido Nuevo Progresista.

De los 29 programas federales analizados por la GAO (que representaron alrededor del 86 por ciento de los gastos federales para los estados o sus residentes en el 2010), probablemente se afectarían 11 programas si Puerto Rico se convirtiera en estado. Los principales son los siguientes:

– Medicare: En el año fiscal 2010, el gasto real del programa Medicare en Puerto Rico fue de $4,500 millones; si Puerto Rico hubiera sido un estado en el año calendario 2010, el gasto federal estimado habría alcanzado alrededor de $6,000 millones. Esto representa $1,500 millones adicionales.

– Medicaid: En el año fiscal 2011, el gasto real del programa Medicaid en Puerto Rico fue de $685 millones; si Puerto Rico hubiera sido un estado en el año calendario 2011, el gasto federal estimado habría alcanzado $2,100 millones. Esto representa $1,400 millones adicionales. Los estimados de Medicaid no toman en cuenta $3,000 millones adicionales para servicios de hogares de ancianos y de servicios de atención de salud en el hogar en Puerto Rico debido a la falta de datos disponibles sobre los costos y porque Puerto Rico carece de una infraestructura de hogares de ancianos, según funcionarios de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid. Si esos servicios estuvieran disponibles, probablemente aumentaría el gasto del programa Medicaid.

– Asistencia Nutricional: En el año fiscal 2011, el gasto federal real en Puerto Rico fue de $1,900 millones; si Puerto Rico hubiera sido un estado en el año calendario 2011, el gasto federal estimado podría haber alcanzado $2,600 millones. Esto representa $700 millones adicionales.

– Seguro Social Suplementario: En el año fiscal 2011, el gasto federal real en un programa similar en Puerto Rico fue de $24 millones; si Puerto Rico hubiera sido un estado en el año calendario 2011, sus residentes habrían llenado los requisitos para el SSI y el gasto federal estimado podría haber alcanzado $1,800 millones. Esto representa $1,776 millones adicionales.

Según explicó Pérez Cordero, el aumento en fondos federales en los programas anteriores representa $5,376 millones adicionales. El estudio no consideró unos $3,000 millones que se asignarían a la Isla por el programa de cuido a largo plazo de Medicaid y los subsidios que se entregan en los estados para las personas de menos recursos económicos adquirir un plan médico. El incremento en beneficios de Medicaid entonces alcanzaría $4,400 millones y el aumento en fondos en los programas anteriores alcanzaría la suma de $8,376 millones.

Se debe recalcar que el GAO tampoco incluyó el aumento potencial en contratos del gobierno federal a empresas en Puerto Rico (procurement contracts) que se desarrollaría de convertirse Puerto Rico en un Estado, como resultado del cabildeo de la delegación de senadores y congresistas de Puerto Rico, en el proceso de asignaciones presupuestarias en el Congreso.

Loading...
Revisa el siguiente artículo