Vacunas de Moderna podrían llegar el próximo martes a Puerto Rico

La FDA ayer autorizó el uso de emergencia de dicha vacuna contra el COVID-19.

Por Sadot Santana Miranda

Tras la autorización de emergencia por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), las vacunas contra el COVID-19 de la empresa de biotecnología Moderna, podrían llegar a Puerto Rico el próximo martes.

Al menos así lo estimó la excirujana general de Estados Unidos, Antonia Coello de Novello, quien mencionó que el primer cargamento podría incluir unas 47,500 vacunas. La vacuna fabricada por Moderna fue aprobada ayer en la noche por la FDA, convirtiéndose en el segundo antídoto que avala la agencia federal contra el COVID-19.

"Si las aprobaron ayer no más temprano del martes creo que estarían llegando a Puerto Rico", dijo en entrevista telefónica con Metro la también portavoz de VOCES, una coalición dedicada a la promoción de la salud y prevención de enfermedades mediante la inmunización.

Según los estudios de la FDA, la vacuna de Moderna cuenta con un 94% de efectividad para la prevención del coronavirus luego de la administración de ambas dosis. Mientras que la vacuna de Pfizer, aprobada la semana pasada, tiene un 95% de efectividad para la protección contra el virus. Ambas vacunas requieren dos dosis.

Coello de Novello indicó que la diferencia estriba en que la vacuna de Moderna requiere una segunda dosis 28 días después de la primera administración. En cambio, la vacuna de Pfizer requiere una segunda dosis 21 días después de la primera vacunación.

La doctora además señaló que la refrigeración de las vacunas de Moderna es menor a la de Pfizer, la cual requiere mantenerse a una temperatura de -80 grados centígrados. "[La de Moderna] necesita su refrigeración de -2 a -20, mientras que Pfizer es -80. Así que las neveras de Pfizer no van a ser tan importantes para las de Moderna porque es casi como un refrigerador normal", comentó.

Coello de Novello también planteó que los efectos secundarios suelen ser similares en la vacuna de Moderna en comparación con la de Pfizer, por lo que las personas podrían experimentar dolores en el brazo o en la cabeza y fiebre.

Señaló, además, que el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) decidió la semana pasada que las mujeres embarazadas que son profesionales de la salud o primeras respondedoras pueden vacunarse contra el COVID-19.

"El ACOG decidió la semana pasada que toda mujer embarazadas al frente de la salud, [que sea] enfermeras, bomberos, policías, que no hay ninguna contraindicación de que se vacune para esta vacuna en particular [del COVID-19] porque están al frente de la epidemia. Si tienen algún miedo que básicamente que esperen a después del primer trimestre. Sin embargo, que no dejen de hablar con su médico primario que es quien más sabe de esto", dijo la excirujana general de Estados Unidos, quien mencionó que la proteína de la vacuna no pasa a la placenta.

Agregó que las madres lactantes también podría recibir la vacuna, según estimó la organización.

Ayer, la subsecretaria del Departamento de Salud, Iris Cardona, indicó que alrededor de 30,000 personas, mayormente profesionales de la salud, habían recibido la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19.

Loading...
Revisa el siguiente artículo