Confiada la Junta en alcanzar un acuerdo en torno al nuevo plan de ajuste

La Junta, además, espera completar su composición la semana que viene.

Por Sadot Santana Miranda

A poco menos de dos meses a que se cumpla el término para presentar un nuevo plan de ajuste de la deuda, el presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF), David Skeel, se mostró confiado en que alcancen un acuerdo con los acreedores.

La jueza Laura Taylor Swain, quien preside los procedimientos de Título III y la reestructuración de la deuda del país en el Tribunal Federal, fijó el 10 de febrero de 2021 como la fecha límite para presentar un nuevo plan de ajuste de la deuda o, en su defecto, un plan detallado de cara a la aprobación de este documento.

"Definitivamente pienso que vamos a poder cumplir con la fecha límite de la jueza Swain. Tal y como mencionó Natalie [Jaresko], estamos en un proceso de mediación. Propusimos un plan inicial en febrero de 2020, pero se descarriló debido a la pandemia. Pero ahora seguimos en negociaciones y creo que vamos a poder cumplir con el mandato de la jueza", dijo Skeel al finalizar la última reunión del año del ente fiscal en donde se discutió los resultados de un sondeo realizado por la Junta en torno a los retos de hacer negocios en la isla y la segunda fase de una investigación en torno a contratos de la empresa BDO.

Pese al optimismo de Skeel, la directora ejecutiva de la Junta, Natalie Jaresko, rechazó hacer comentarios en torno a cómo se transcurre el proceso de mediación entre el ente fiscal y los acreedores. En ocasiones anteriores, el integrante de la Junta y nominado por el presidente Donald Trump, Justin Peterson, ha reiterado que las negociaciones entre los acreedores y la Junta deben ser de buena fe. El funcionario no favorece el actual plan de ajuste de la deuda ya que considera que no es equitativo.

"No podemos comentar sobre lo que ocurre en el proceso de mediación. El proceso de mediación es confidencial, pero continuamos esperanzados de alcanzar un acuerdo", dijo Jaresko a preguntas de Metro.

Las negociaciones entre la JCF y los acreedores habrían comenzado luego de la reunión del 20 de noviembre en la que avalaron presentarle el nuevo plan de ajuste a los acreedores.

El plan de ajuste enmendado propone la eliminación de la estructura de los bonos junior de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina) y la sustituye con un instrumento de valor contingente (CVI, por sus siglas en inglés) de hasta $1,000 millones, el cual sería sufragado únicamente si los recaudos del Impuesto sobre Ventas y Uso exceden las proyecciones del Plan Fiscal certificado de mayo de 2020. De acuerdo con la Junta, el nuevo plan destinará alrededor de $6,000 millones a los acreedores y alrededor de $5,000 millones en bonos de obligación general. La propuesta del plan enmendado también aplicaría una reducción del 8.5% a las pensiones que excedan los $1,500 por mes.

Se estrenan los nuevos miembros

El cónclave de hoy, por su parte, sirvió de escenario para que los nuevos integrantes del ente fiscal expresaran sus visiones en torno al futuro de la reestructuración de la deuda del país.

En la audiencia pública estuvo presente Betty Rosa —quien fue nominada por el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer— y John Nixon, quien fue nominado por el líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy. Antonio Medina, recomendado por la presidenta de la Cámara de Representantes federal, Nancy Pelosi, no estuvo presente en la reunión debido a que su designación no ha sido concretada por el presidente Trump.

Skeel comentó que en los próximos días se espera que el presidente Trump designe a un séptimo integrante. Está por verse, a su vez, si Skeel —quien fue recomendado en 2016 por el presidente del Senado, Mitch McConell, del Partido Republicano— se mantendrá en su puesto en el ente fiscal.

Rosa, en uno de sus turnos, indicó que la Junta debe crear más capacidad de administración en el gobierno de Puerto Rico, pero debe promoverse que sean los funcionarios elegidos quienes identifiquen las áreas de mayor necesidad.

Las expresiones de Rosa surgieron luego de que Omar Marrero, representante del Gobierno ante la JCF, pidió a la JCF un proceso expedito para las solicitudes de reasignación y reprogramación de fondos. El funcionario también insistió en que la Junta debe fijar el tamaño del cuarto y se le debe permitir al gobierno de Puerto Rico dónde ubicar los muebles.

Rosa, Nixon y Peterson favorecieron los comentarios de Marrero y mencionaron que la Junta no debe 'micromanejar' al gobierno de Puerto Rico. En cambio, Skeel recordó que la Junta fue creada debido a la 'disfuncionalidad' de las decisiones del gobierno de Puerto Rico.

Loading...
Revisa el siguiente artículo