Ramón Luis Rivera: agencias del gobierno “ven su área como una finca privada”

El líder del Comité de Transición enfatizó que la administración entrante deberá articular el trabajo interagencial y atreverse a tomar decisiones sin ataduras burocráticas

Por Manuel Guillama Capella

Para el presidente del Comité de Transición entrante, Ramón Luis Rivera Cruz, el principal desafío para el gobierno de Pedro Pierluisi será lograr mayor colaboración entre las distintas agencias del ejecutivo, un elemento del que se ha carecido, dijo, debido al acercamiento que los jefes de las dependencias han mantenido hacia sus funciones en el sector público.

Cada componente del gobierno ve su área como una finca privada cuando el gobierno es uno solo para servirle al pueblo y todos se tienen que ayudar y pensar que son un solo equipo. Eso no se está dando y ahora el nuevo gobierno tiene un gran reto para desarrollar la filosofía de trabajo en equipo”, expresó el también alcalde de Bayamón, a quien Pierluisi le delegó la tarea de liderar las vistas de transición que se han celebrado en las pasadas dos semanas.

El otro reto principal que, a juicio de Rivera Cruz, el gobierno deberá enfrentar es la maraña de guías y reglamentos internos que convierten a la mayoría de las agencias en laberintos de burocracia e impiden que ejecuten eficazmente la función de rendir servicios a la ciudadanía.

Ese señalamiento, claro está, no es nuevo. Durante este cuatrienio, incluso, el exgobernador Ricardo Rosselló lanzó una campaña bautizada “Dale Tijera” para que la ciudadanía propusiera la eliminación total o parcial de reglamentos gubernamentales.

La inmovilidad en ese sentido tiene las mismas raíces de la pobre articulación interagencial, sostuvo Rivera Cruz.

“Lo que sucede es que los componentes de una agencia te dicen ‘no, esto es de nosotros, aquí ustedes no se meten, nuestro reglamento no se va a cambiar’… No ves cooperación, por ejemplo, de Obras Públicas con Recursos Naturales, o Recursos Naturales con Desarrollo Económico. No se comunican, no se ayudan. Todo lo contrario. Todo eso hay que transformarlo y eliminar esa mentalidad”, afirmó Rivera Cruz.

El alcalde de la Ciudad del Chicharrón reconoció que las emergencias que el país ha atravesado en este cuatrienio marcarán de igual forma el próximo, incluyendo en las áreas de salud y educación, que son los dos sectores con mayor presupuesto asignado y, no por casualidad, dos de los componentes más problemáticos del aparato gubernamental.

“Esos son dos departamentos gigantescos, son los más grandes, con mucho presupuesto, son dos de los más afectados por burocracia, por la fosilización que tiene. Yo metería en ambos departamentos equipos administrativos con experiencia que identifiquen cómo transformar. Y van a tener que empezar con distintas iniciativas. Que se identifiquen los obstáculos para que los vayan eliminando”, sostuvo.

¿No sonaría contradictorio, desde esa perspectiva, la designación como secretaria de Educación de la expresidenta de la Asociación de Maestros Elba Aponte Santos, quien carece de bagaje administrativo a nivel gubernamental?, le preguntó Metro.

“Al haber sido un componente dentro del Departamento de Educación, dentro del área educativa, sabe lo que sufre el maestro, el director, el maestro de educación especial. A ella se le incorpora al lado unos componentes administrativos que la ayuden. Ella va adelante viéndolo todo y tomando determinaciones y su equipo administrativo poniendo las cosas en orden”, planteó Rivera Cruz, quien trazó un paralelo entre el trabajo de “coordinador” que ejecutan los alcaldes con el que deben realizar los jefes de agencias.

Insta a “arriesgarse” en la reconstrucción

Como alcalde de uno de los municipios de mayor población en el país, Rivera Cruz conoce de primera mano los retrasos que han caracterizado al gobierno para encaminar la reconstrucción de Puerto Rico, particularmente a causa de los estragos del huracán María, pese a los miles de millones de dólares asignados en fondos federales con ese propósito.

Dos de las posiciones más importantes para liderar ese proceso fueron llenadas con figuras que formaron parte del gobierno actual pero que Pierluisi reasignó, como el administrador de Vivienda Pública, William Rodríguez, ahora designado a la secretaría del Departamento de la Vivienda; y Manuel Laboy, actual secretario de Desarrollo Económico y que ahora tomará las riendas de la Oficina de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia.

En ambos casos, Rivera Cruz los instó a batallar contra la burocracia que, asegura, ha evitado el avance de la reconstrucción.

“De William espero a que se atreva a cambiar todas las guías exageradas e innecesarias que le impusieron en los programas CDBG (Subvenciones para Desarrollo Comunitario) y le pida a HUD (Departamento federal de Vivienda) ese cambio para que entonces fluyan los trabajos más rápido y tenga la confianza coger de sus recipientes a cuatro, cinco, seis municipios, que tengan la capacidad, y atreverse a decir ‘los proyectos suyos de Caguas, tenga el dinero, usted es responsable, yo lo voy a supervisar’”, manifestó Rivera Cruz.

“Yo espero que Laboy cambie también la tónica que había antes, no es que (Ottmar) Chávez fuera malo, hizo su trabajo, pero también lo mismo. Se ponen tantas regulaciones y exigencias que hacen que los procesos se tarden mas. Laboy va a tener que ser mucho más abierto, flexible y arriesgarse. Ya me dijo hace unos días que viene con la idea de soltar los proyectos de los municipios y los municipios ejecuten. En el camino va a haber muchos que van a ejecutar bien, quizás algunos fallen aquí o allá, y el que falle se saca y se corrige”, sostuvo el veterano ejecutivo municipal.

Rivera Cruz reconoció que el riesgo de mal manejo de fondos públicos –estatales o federales– siempre estará latente, pero argumentó que es uno que debe asumirse ya que “en el 95% de los casos” se toma la decisión correcta.

“Porque en un 5% no te salgan bien no te vas a amarrar las manos. Entonces no haces nada y nunca tomas decisiones. El líder o la persona que esta en una posición importante está para tomar decisiones”, indicó.

Tal y como se reflejó recientemente en una de las vistas de transición, Rivera Cruz mostró reservas con el trabajo de algunos de los funcionarios que el gobernador electo decidió mantener en sus puestos, como es el caso de Rosana Aguilar, directora de la Autoridad de Carreteras y Transporte, a quien criticó el pasado jueves por la tardanza en generar unos contratos para renovar las máquinas de boletería del Tren Urbano.

“A lo mejor ahora se espabila como decíamos en el campo y reacciona… Siempre en la vida hay espacio para mejorar y crecer”, dijo el alcalde bayamonés, quien aseguró que Pierluisi le concedió “libertad total” para indagar sobre el estado de las agencias.

“Más que para hacer el señalamiento (es) para que los demás componentes del nuevo gabinete entiendan que hay urgencia y que hay que tomar determinaciones, trabajar duro y que esto es un trabajo 24/7. Que hay que pensar en equipo y pensar en la urgencia que necesita Puerto Rico de volver a tener esperanza”, subrayó Rivera Cruz.

Loading...
Revisa el siguiente artículo