Disminuyen pedidos de ayuda por desempleo en Estados Unidos

La mayoría de los expertos vaticinan que no habrá una plena recuperación económica hasta que el virus sea controlado con una vacuna

Por AP

El número de estadounidenses que pidieron asistencia pública por desempleo disminuyó la semana pasada cuando se celebraba el feriado del Día de Acción de Gracias, pero sigue siendo alto al situarse en 712.000.

El reporte emitido el jueves por el Departamento del Trabajo dice que las solicitudes de ayuda por desempleo disminuyeron con respecto de las 787 mil de la semana anterior. Antes del estallido de la pandemia en marzo, la cantidad de gente que pedía asistencia por desempleo a nivel semanal rondaba por los 225.000. El alto número de pedidos revela que casi nueve meses después, muchas empresas siguen eliminando empleos.

Más aun, la disminución registrada la semana pasada se debe más a que fue un feriado nacional que a cualquier otro factor, estimó Ian Shepherdson, economista de Pantheon Macroeconomics.

“Lo más probable es que la semana entrante haya un repunte”, acotó Shepherdson en un boletín informativo.

El número total de personas que están recibiendo asistencia por desempleo a nivel estatal disminuyó de 6,1 millones a 5,5 millones, una baja considerable con respecto a su máximo de casi 23 millones en mayo. Ello implica que algunos están encontrando trabajo y ya no están recibiendo los subsidios públicos, pero también indica que muchos de los desempleados han dejado de recibir las prestaciones ya que éstas valen por un máximo de seis meses.

Ante el alto número de despidos y el aumento de casos de coronavirus, la tenue recuperación que había mostrado la economía estadounidense parece estar tambaleándose. Varios estados y ciudades están obligando a sus habitantes a vestir la mascarilla, están limitando el tamaño de las concentraciones sociales, restringiendo la asistencia a restaurantes y cerrando o limitando el funcionamiento de gimnasios, bares, tiendas y otros negocios.

La mayoría de los expertos vaticinan que no habrá una plena recuperación económica hasta que el virus sea controlado con una vacuna.

Muchos desempleados en Estados Unidos están recibiendo cheques bajo dos programas públicos iniciados este año para aliviar el sufrimiento infligido por la pandemia. Pero tales programas expiran el día después de Navidad. Ese día, unas 9,1 millones de personas dejarán de recibir subsidios del todo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo