Federales lanzan campaña para detener esquemas de fraude contra adultos mayores

Según el fiscal federal, Stephen Muldrow, los esquemas de estafas más frecuentes han sido por medio de ofrecimiento de tratamientos y kits de pruebas no autorizados por la FDA.

Por Sadot Santana Miranda

El fiscal federal para el Distrito de Puerto Rico, Stephen Muldrow, anunció hoy el lanzamiento de una campaña que pretende detener los esquemas fraudulentos contra adultos mayores en medio de la pandemia del COVID-19.

"La campaña de servicio público para la prevención de estafas durante la pandemia de COVID-19 busca crear consciencia sobre nuevas modalidades de fraude que hemos visto durante los últimos meses relacionados a la pandemia", dijo el funcionario federal durante una conferencia de prensa.

Muldrow indicó que, durante la pandemia, los esquemas de estafas más frecuentes han sido por medio de ofrecimiento de tratamientos médicos, kits de pruebas no autorizados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas inglés), estafas por correo electrónico, mensajes de texto y llamadas telefónicas. Asimismo, mencionó que han identificado casos fraudulentos mediante los cheques de estímulo federal y organizaciones de caridad "falsas".

Alertó a las personas a que —de recibir una llamada de personas que se identifican como funcionarios del Seguro Social o del Servicio de Rentas Internas (IRS)— no le ofrezcan información personal ya que podría tratarse de una estafa. "El IRS nunca le pedirá que pague por teléfono…El Seguro Social no llama, nunca", insistió Muldrow.

La campaña es una colaboración entre el 'Elder Justice Task Force', el Departamento de Justicia estatal, la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud federal, Servicio de Inspectores Postales, el Departamento de la Familia estatal y AARP en Puerto Rico.

El fiscal federal, sin embargo, no pudo precisar un estimado de cuántos casos o querellas han recibido desde que comenzó la pandemia relacionado a esta modalidad de fraude. De igual manera, no especificó cuántas personas han sido víctimas de estos esquemas desde que inició la pandemia a mediados de marzo.

"No puedo poner un número en los casos, pero nosotros tenemos muchas investigaciones que están pendientes y seguimos investigando junto con los oficiales estatales", explicó Muldrow. Añadió que entre las violaciones a leyes federales que investigan actualmente están fraude al Medicaid y Medicare, robo de identidad, lavado de dinero, fraude hipotecario, fraude al Seguro Social, fraude electrónico y fraude al Correo.

Por su parte, Muldrow reconoció que, en muchas ocasiones, a las autoridades federales les resulta difícil identificar el lugar en donde se originan estas llamadas o mensajes con fines fraudulentos.

"Esa es parte del esquema que es muy difícil de identificar de quiénes son las personas al otro lado del teléfono. Entendemos que muchas de estas personas no solo están en la Florida o en Estados Unidos, pero también en países extranjeros. Eso también es muy difícil de identificar a esas personas. Por eso es sumamente importante cuando las personas reciben la llamada que no contesten, que nunca den su información personal en el teléfono", dijo.

Mientras Orlando López Belmonte, secretario del Departamento de la Familia, aseguró que alertaron a los cuidadores en centros de cuido prolongado para envejecientes sobre esquemas de fraude que comenzaron a suscitarse tras el envío de los cheques de $1,200 por individuo luego de la aprobación del Cares Act en el Congreso.

Te recomendamos:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo