Esperan análisis ambiental para iniciar recogido de escombros en Observatorio de Arecibo

La prioridad es ahora asegurar que no haya impacto ambiental tras el colapso

Por Metro Puerto Rico

El director del Observatorio de Arecibo, Francisco Córdoba, dijo esta tarde en conferencia de prensa que un grupo de ingenieros ambientales ya se encuentran en las instalaciones donde ocurrió el colapso del radiotelescopio esta mañana para hacer un análisis del área.

Córdoba informó que aún no ha iniciado el proceso de remoción de escombros de la estructura pues primero deben "entender finalmente por qué falló y asegurar que el resto de la estructura esté estable" para entonces comenzar el proceso de recogido.

"Lo que estamos haciendo es inspeccionar para asegurar que podemos accesar todas esas áreas. Asegurarnos que no haya ningún impacto ambiental negativo de algo que estuviera en el domo", dijo el director.

Algunos de estos elementos que podrían haber afectado el ambiente, según explicó, son bloques de plomo que servían de contrapeso y aceite que podría estar dentro de los transmisores.

Ante la pregunta de si espera que el radiotelescopio y el plato sean reconstruidos, Córdoba dijo que "siempre hay posibilidades para que las cosas vuelvan a ser reconstruidas" y que le "encantaría" buscar la manera de hacerlo.

El director agregó que todas las demás capacidades del Observatorio se mantienen operando.

En un comunicado de prensa, la Fundación Nacional para la Ciencia de Estados Unidos (NSF, por sus siglas en inglés), quienes son dueños de la propiedad, también aseguraron las autoridades locales mantendrán el área acordonada mientras los ingenieros trabajan para evaluar la estabilidad de las otras estructuras del observatorio.

Ningún empleado o contratista resultó herido a consecuencia del colapso pues desde la falla de un cable el 6 de noviembre, se ordenó que se despejaran las áreas alrededor del radiotelescopio.

“Estamos entristecidos por esta situación, pero agradecidos de que nadie resultó herido”, dijo el director de la NSF, Sethuraman Panchanathan. “Cuando los ingenieros informaron a la NSF que la estructura era inestable y presentaba un peligro para los equipos de trabajo y el personal de Arecibo, la NSF tomó en serio sus advertencias y enfatizó la seguridad de todos los involucrados. Nuestro enfoque ahora es evaluar el daño, encontrar formas de restaurar las operaciones en otras partes del observatorio y trabajar para continuar apoyando a la comunidad científica y al pueblo de Puerto Rico”.

Los hallazgos iniciales indican que la sección superior de las tres torres de soporte del radiotelescopio de 305 metros se rompió. Cuando la plataforma de 900 toneladas cayó, los cables de soporte del radiotelescopio también cayeron.

Las evaluaciones preliminares indican que el centro de aprendizaje del observatorio sufrió daños significativos por la caída de cables.

"NSF tiene la intención de continuar autorizando a UCF a pagar al personal de Arecibo y tomar medidas para continuar el trabajo de investigación en el observatorio, reparar el radiotelescopio de 12 metros utilizado para la investigación de radioastronomía y el techo de la instalación LIDAR, una valiosa herramienta de investigación geoespacial. Estas reparaciones se financiaron mediante subvenciones suplementarias del Congreso destinadas a abordar los daños causados ​​por el huracán María", lee el comunicado.

Desde que la NSF anunció el 19 de noviembre la planificación para el desmantelamiento del radiotelescopio, los drones de vigilancia encontraron roturas de cables exteriores adicionales en dos cables conectados a la misma torre. Uno mostró entre 11-14 cables exteriores rotos al 30 de noviembre, mientras que otro mostró alrededor de ocho. Cada cable está compuesto por aproximadamente 160 hilos.

Aquí puedes ver la conferencia de prensa:

Conferencia desde el Observatorio de Arecibo

Publicado por Metro Puerto Rico en Martes, 1 de diciembre de 2020

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo