Cambios a estrategia de ventas navideñas por la pandemia

Los detallistas destacaron como un reto la Orden Ejecutiva vigente, que redujo la capacidad de personas en los comercios de un 55 % a un 30 %

Por Miladys Soto Rodríguez

La pandemia del COVID-19 obligó a los comercios a cambiar su estrategia de ventas para alivianar la baja en consumo causada por la emergencia, hecho que ha trastocado las tradicionales ventas del Viernes Negro.

En el caso de los pequeños y medianos negocios (PYMES), estos han tenido que acelerar su transición a las ventas en línea, a la vez que luchan contra los efectos del cierre causado por la emergencia de salud.

“Creamos una plataforma de venta virtual que se llama “CUD e-store”, donde todos estos comerciantes pueden crear su tienda virtual. Va a ser web y también por aplicación móvil y va a ser libre de costo por los primeros seis meses”, afirmó Jesús Vázquez Rivera, presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD).

Este aseguró que la iniciativa surge con el propósito de poder competir con las megatiendas esta Navidad, y que los consumidores eviten los contagios de COVID-19.

De igual forma, habló sobre la forma abrupta en la que los pequeños y medianos comercios han tenido que hacer la transición a ventas digitales a causa de la emergencia. “Este ha sido un proceso demasiado rápido, estábamos un día normal y al otro comenzamos el lockdown. Y muchos comerciantes por capacidad económica o por desconocimiento, no pudieron prepararse o no supieron cómo convertir su tienda a un mercado online”, recalcó.

Orden ejecutiva cambia expectativas de ventas

Por otro lado, Vázquez Rivera opinó que la orden ejecutiva vigente es devastadora para las proyecciones que tenían de ventas navideñas, ya que esperaban disminuir las pérdidas del año.

“Aquí lo que podemos ver es que el gran ganador serán las megatiendas”, agregó.  Según Vázquez Rivera, las megatiendas, por ser espacios más grandes podrán acoger a un mayor número de personas en comparación con las pequeñas y medianas empresas, aún con la restricción del 30%.

Asimismo, Vázquez Rivera puntualizó que actualmente las ventas al detal superan un 15% de disminución en lo que va de 2020. “Se espera en esta época navideña, incluyendo ventas al detal y servicios profesionales se venda un 20% menos”, afirmó.

El presidente del CUD también contó que, en cuanto a la disminución de empleos, al inicio de la pandemia se situaba en un 30%, y actualmente está en un 7%. Además, dijo que debido a la limitación de capacidad de personas no espera que esa cifra de baja en empleos mejore.

Reservaciones en línea y recogidos en tiendas por cita

Iván Báez, presidente de la Asociación de Comercio al Detal (ACDET), detalló que los socios han optado por ofrecer reservaciones de productos en línea y recogidos en las tiendas para evitar aglomeramientos.

“Todos los socios lo que van a hacer es eventos distintos. Los consumidores pueden separar artículos por Internet, ir a buscar los hot ítems curbside, naturalmente para evitar las aglomeraciones y contribuir a nuestro desarrollo económico”, compartió.

Báez expuso que la industria ha perdido 15,000 empleos desde que empezó la emergencia del COVID-19 en la Isla.

Agregó que se han contratado “varios miles” para las ventas navideñas, sin embargo, recordó que solo son empleos de temporada. Asimismo, dijo que la industria refleja una reducción de ventas de un 15% en 2020.

“El Black Friday como tradicionalmente era, no va a ser. Muchos negocios vamos a estar cerrados el Día de Acción de Gracias.  Las filas y las aglomeraciones definitivamente no se van a ver porque no nos estamos concentrándonos en un solo día”, precisó.

Centros Comerciales también cambian a múltiples ventas

Por su parte, la Asociación de Centros Comerciales de Puerto Rico, indicó su presidente, Adolfo González, explicó los cambios durante el Viernes Negro.

“El Black Friday había ido cambiando hace tiempo, se había convertido más en cosas electrónicas y ese tipo de equipo, pero, ya no tiene la locura que tenía antes. Este año lo que han hecho la mayoría de las tiendas es extenderlo, empezar más temprano con distintas ofertas”, anotó el portavoz de la Asociación.

Otra estrategia de ventas por la que han apostado estos establecimientos es la entrega a domicilio.

González confirmó que las pérdidas en la industria de los centros comerciales por el COVID-19 ascienden a $500 millones aproximadamente. Mientras que la industria ha sufrido una baja de un 20% en los 130,000 empleos directos, indirectos e inducidos que mantenía a principios de año.

El presidente de la Asociación de Centros Comerciales también mencionó que la actual Orden Ejecutiva cambia las expectativas de ventas y de creación de empleos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo