Jenniffer González lamenta demolición de radiotelescopio del Observatorio de Arecibo

Hizo un llamado a ingenieros y expertos a preservar las capacidades que permanecen

Por Metro Puerto Rico

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, se expresó esta tarde sobre la noticia de la demolición del radiotelescopio del Observatorio de Arecibo por daños estructurales que ponen en riesgo la vida.

"Es con gran pesar que todos recibimos esta noticia sobre el radiotelescopio. Todos en Puerto Rico tenemos al radiotelescopio como un de nuestros grandes orgullos, una herramienta científica de calibre mundial atesorada por toda la comunidad científica", dijo en declaraciones escritas.

Aunque reconoció que la decisión de anteponer la vida y seguridad de cualquier trabajador ante todo es lo correcto, aseguró que era "inminente que ingenieros y expertos trabajen en conjunto para preservar las capacidades que permanecen y enfocarnos en delimitar cómo esta importante instalación puede volver a su época de gloria y continuar sirviendo su propósito inicial”.

La comisionada se ha mantenido en comunicación tanto con La Fundación Nacional de Ciencias como con el Observatorio, con cuyo director ya tenía una reunión programada para hoy.

González explicó que el "Observatorio se encontraba trabajando reparaciones de daños ocasionados por el huracán al momento en que fallaron los cables. Hasta el momento, se entiende que aún queda un balance de estos fondos disponible y se está trabajando para entender cómo la planificación para decomisar impacta planes de reparaciones previas".

La Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos tomó la decisión de comenzar el proceso de planificación para decomisar el telescopio de 305 metros, inaugurado el 1 de noviembre de 1963, luego de evaluaciones de ingeniería que encontraron que el daño al Observatorio de Arecibo no se puede estabilizar sin riesgo para los trabajadores de la construcción y el personal de la instalación.

Estas evaluaciones encontraron que la estructura está en peligro de sufrir una falla catastrófica y que sus cables pueden ya no ser capaces de soportar las cargas para las que fueron diseñados

Los planes son decomisar el radiotelescopio y mantener funcional la parte del observatorio para misiones de investigación y educativas.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo