Boda en Estados Unidos causa 177 contagios de COVID-19 y muerte de siete personas

Seis personas que fallecieron ni si quiera acudieron al evento eclesiástico

Por Nicole Proaño

Una pareja oriunda de Maine, Estados Unidos, decidió celebrar su boda con 55 invitados. Esto provocó un brote de coronavirus en su comunidad local y en otros condados del país norteamericano.

La pareja desacató la recomendaciones e invitaron a 55 personas y terminó con 177 infectados y siete muertos, seis de ellos ni siquiera habían ido al evento.

Las normas establecían reuniones de hasta 50 personas máximo, pero como en la zona no se habían reportado casos de COVID-19, decidieron excederse en la cantidad.

La celebración sucedió el pasado 7 de agosto del 2020, el Centro de Maine para el Control y la Prevención de Enfermedades (MeCDC) indicó que los invitados no usaron mascarilla y tampoco respetaron el distanciamiento social. Según relató el medio radiomitre.com

El Centro de Maine para el Control y la Prevención de Enfermedades (MeCDC) investigó un brote de covid-19 relacionado a la boda, el informe indicó que se había superado el aforo de 50 personas en un mismo lugar, los invitados no usaron mascarilla y tampoco respetaron el distanciamiento social, según La Vanguardia.

La celebración se llevó a cabo en un establecimiento hotelero que tenía un restaurante adjunto y cuatro áreas de comedor, incluida la sala de celebraciones, la sala de desayunos, el bar y una terraza abierta. Los invitados se sentaron en el interior de la sala de celebraciones, que tenía 10 mesas, con 4 a 6 invitados sentados alrededor de cada mesa. El personal del establecimiento realizó controles de temperatura y se cumplió con las medidas de información y bioseguridad que debían mantener los asistentes, pero los invitados no acataron las normas y tampoco el personal hizo cumplir los requisitos, según el informe del MeCDC, mencionado en El Mundo.

El sitio web, que cita el reporte de las autoridades locales, indica que ninguno de los invitados respetó el distanciamiento social ni usó mascarillas. Los únicos que así lo hicieron fueron los del personal del local Big Moose Inn, restaurante encargado de la comida. Al ingreso de la celebración, se le tomó la temperatura a todos.

Uno de los invitados comenzó a presentar síntomas al día siguiente, pero no dio positivo en el test hasta 5 días después del matrimonio. 27 personas y 3 empleados del lugar terminaron contagiados y eso llevó a un brote que se elevó hasta las 177 infecciones. Además, 7 personas murieron y solo una de ellas había asistido al casamiento.

Te recomendamos:

Loading...
Revisa el siguiente artículo